#Dosañosdehistorias

#Dosañosdehistorias

Ilustración: Mr. Power
Ilustración: Mr. Power

Vivimos atados a la información. Con el advenimiento de las redes sociales el flujo de noticias se volvió palpable, perceptible más allá de los círculos en donde el consumo noticioso es necesario y obligatorio. Y las mismas redes nos imponen un vertiginoso ritmo que no para, escupe datos, nombres, citas, situaciones, sin apenas darnos tregua.

Pero las noticias, como cualquier producto cultural –entiéndase el quehacer humano— requieren tiempo para ser procesadas, digeridas, entendidas y explicadas. Estamos inmersos en la sicosis del momento, del aquí y ahora, sin pasados aparentes, sin coyunturas obvias, sin trascendencia evidente. Hoy el Popocatépetl lanza material incandescente sobre su ladera, un hombre que vive en la arena política y canta a la menor provocación gana una elección y la amenaza de lluvia acampa sobre la entidad. Y todo se dice sin apenas sentarse a pensar en ello. Informar. Informar. Informar. Y en esa vorágine de información lo más posible es que se viva desinformado.

Pero, “como todas las historias tienen un Lado B”, hay quienes desde la red ofrecemos ese lado alterno de la realidad, de esa realidad que no vemos en los grandes medios. Y entonces resulta que el candidato cantante en realidad sólo obtuvo el voto de dos de cada diez electores, y eso bastó para que a partir del próximo año dirija los destinos de una ciudad de más de 1.5 millones de habitantes, una ciudad en la que, por cierto, no vive.

Y esas lluvias que se ciernen sobre la ciudad, producto de los coletazos del huracán o tormenta tropical en turno, ponen en riesgo de incomunicación a los vecinos de la zona de Valsequillo que deben utilizar una panga para cruzar las aguas porque elección tras elección les ofrecen un puente que se ha quedo en promesa.

Eso y más es Lado B, un sitio de noticias que desde hace dos años se echó sobre los hombros la tarea de regresar a una de las funciones básicas del periodismo, la de narrar desde la profundidad de la investigación para entendernos como sociedad, pero también para ofrecer insumos de información que ayuden a la toma de decisiones.

A dos años de ese primer día de locos en que levantamos el switch en el portal, hoy sumamos varias centenas de historias espejos, historias radiografías de la sociedad que somos y de la sociedad que creemos que debemos ser (una mejor en donde el diálogo es un valor y la igualdad jurídica-social la cotidianidad), historias que miran un microcosmos para reflejar el macrocosmos, historias que revisan las acciones de nuestros gobernantes, historias, historias y más historias.

Porque de eso también se trata el periodismo, no sólo de contar hechos fríos carentes de emoción bajo el restrictivo argumento de la objetividad, sino meternos de cabeza a esas historias que están ahí esperando una voz que las reproduzca y miles de ojos y oídos que las miren y escuchen. Y en ello la velocidad de las redes y el consumo informativo poco ayudan, ya lo dice Leila Guerriero: “Por definición, el cronista siempre llega tarde”.

Pero además Lado B no se limita a informar con una perspectiva diferente los hechos noticiosos, sino que también se ha abierto como una plataforma para presentar el trabajo de ilustradores, fotógrafos, escritores, arquitectos y demás fauna creativa que habita esta ciudad. A todos ellos, a todos los que son y forman y conforman este portal, gracias por esos dos años. Vamos por más.

Información, noticias, investigación y profundidad, acá no somos columnistas, somos periodistas. Contamos la otra parte de la historia. Contáctanos : info@ladobe.com.mx

SIMILAR ARTICLES

NO COMMENTS

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.