«La autoridad tiene la obligación de brindarme seguridad»

«La autoridad tiene la obligación de brindarme seguridad»

Las administraciones de Enrique Doger, Blanca Alcalá y Eduardo Rivera, han impulsado programas de seguridad como Vecino Vigilante, Alarma Vecinal y Colono Alerta, sin que su permanencia represente una disminución en los índices delictivos de la Capital

Foto: wachangel
Foto: wachangel

Xavier Rosas

@wachangel

Los programas de vigilancia vecinal se han impulsado en las últimas tres administraciones municipales con poca efectividad real, pues la incidencia delictiva no ha disminuido y el compromiso de los colonos se diluye al poco tiempo de creados los comités bajo la premisa de que es la autoridad quien tienen la obligación legal de ofrecer seguridad.

«Yo como vecino tengo la obligación de pagar mis impuestos, y la autoridad tiene la obligación de brindarme seguridad», puntualiza Agustín González Espinoza, presidente de la Unión de Colonos del Fraccionamiento Jardines de San Manuel A.C., una de las colonias que, a pesar de estar registrada en el padrón de colonias que ya cuentan con un comité, que fue entregado a este reportero a una solicitud de información, en la práctica éste no existe.

De acuerdo con dicho documentos, son 279 las colonias que la Secretaría de Seguridad Pública y Tránsito Municipal atiende bajo el programa «Colono Alerta», aunque en febrero de este año la titular de la Dirección de Prevención al Delito de la Secretaría de Seguridad Pública y Tránsito Municipal, Adriana Báez Sosa, aseguraba que se había llegado ya a la conformación de 600 comités.

Foto: wachangel
Foto: wachangel

Un programa que se replica con nombre diferente

Desde las administraciones municipales de Enrique Doger Guerrero y Blanca Alcalá, los programas de capacitación a la ciudadanía en materia de seguridad fueron creados.

En tiempos del ex rector de la Universidad Autónoma de Puebla, “Vecino Vigilante” fue el programa que entró en vigor para lograr que ciudadanos de diferentes colonias de la capital, formaran células de autodefensa para “prevenir” la delincuencia.

Alcalá Ruiz seguiría con dicho programa cambiándole el nombre a “Alarma Vecinal”, no obstante implementaría también los “botones y relojes de alerta”, con el objetivo que las emergencias, en algunas unidades habitacionales de la entidad, fueran atendidas con mayor prontitud por la autoridad.

En la actual administración el nombre de dicho programa cambiaría nuevamente, dando pauta a “Colono Alerta”, que mantiene los mismos objetivos de los programas municipales impulsados por los antecesores de Eduardo Rivera Pérez: “crear un comité vecinal organizado para desarrollar medidas de prevención”.

Sin embargo, llama la atención que a pesar de las casi tres gestiones municipales de capacitación a ciudadanos de diferentes colonias de la capital, en materia de Seguridad, estos programas de “prevención y vigilancia” no han disminuido los índices delictivos que se registran hoy en día.

Contrario a ello, en el primer trimestre del año se registró un repunte de la delincuencia en la entidad, sobre todo en varios de los delitos considerados de alto impacto social, de acuerdo a las últimas cifras dadas a conocer por el Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP).

Asimismo, la capital poblana se ubicó en el lugar 45 de los municipios con mayor grado de inseguridad a nivel nacional, de acuerdo a la medición hecha por el Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y Justicia Penal. Un ejemplo de ello es que nueve de las diez colonias que en 2011 registraron mayor incidencia delictiva, forman parte del programa “Colono Alerta”.

El Centro Histórico, San Manuel, Bosques de San Sebastián, La Paz, el Barrio de Santiago, El Carmen, el fraccionamiento Los Héroes, Loma Linda y Prados Agua Azul,  que forman parte de las 280 colonias que ha atendido dicho programa de la Secretaría de Seguridad Pública y Tránsito Municipal (SSPyTM), también se encuentran inscritas en el grupo de las 19 colonias de la capital poblana en donde  se concentran los mayores índices delictivos, que dio a conocer hace unos meses un análisis de la propia Secretaría.

Aunado a ello, las recientes cifras ofrecidas por el propio titular de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), Facundo Rosas Rosas, refieren  que se registran semanalmente 70 robos de vehículo y 24 a casa habitación sólo en la capital.

Capacitación sin resultados tangibles

“Estamos capacitando a la ciudadanía. Le llamamos “células vecinales”, con las cuales lo que estamos trabajando es la prevención del delito.  Actualmente estamos contando nada más con silbatos por parte de la SSPyTM, obviamente también trípticos informativos en los cuales ellos conocerán un delito o una falta para proteger la zona y ayudarnos a estar en relación juntos”, señaló Ángel Franco, titular de dicho programa que realiza el departamento de Prevención del Delito y Atención a Víctimas de dicha dependencia.

Entrevistado por Lado B, Ángel Franco reconoce que con el paso de las administraciones municipales sólo se le ha cambiado el nombre al programa, sin que esto signifique modificar su modelo de atención: “hemos estado trabajando aproximadamente seis años dentro del programa. Le han cambiado el nombre obviamente por cambio de administración. Han ido modificando el nombre pero obviamente la base, la esencia, es la misma”.

Para el titular del programa “Colono Alerta”, el tema de Seguridad “es una corresponsabilidad del vecino en coordinación con la policía” para “disuadir un delito” que se esté cometiendo.

Sin embargo reconoce que “los vecinos no están capacitados para hacer una detención, aunque la ley especifica claramente que cualquier persona podría asegurar a otra. Nosotros somos bien claros con los vecinos en que ellos no deben involucrarse, ya que está en riesgo su vida. Ellos no son policías”, puntualiza.

Y agrega: “si ven a alguien robándose una llanta, a alguien con actitud sospechosa, ellos lo que tienen que hacer es rápidamente disuadir el delito. En ese momento suenan los silbatos, si hay una alarma la activan, nos llaman rápidamente por teléfono para que la policía sepa lo que está ocurriendo y de esa forma proteger la zona entre todos”.

De acuerdo con el titular de dicho programa, en este año han sido atendidas seis mil 200 personas debido al programa “Colono Alerta”, así como han realizado entre 80 o 90 visitas para brindar asesoría e estas células, así como para realizar simulacros ”en las cuales los vecinos, ya organizados con silbatos, lonas colocadas en la zona de atención, checan los tiempos de respuesta de la policía y de la ciudadanía que nos está apoyando”.

  • El Departamento de Prevención del Delito y Atención a Víctimas de la SSPyTm realiza tres sesiones con los vecinos que quieren formar parte del programa. (Sesión de introducción, Sesión de apoyo y medidas de prevención y Sesión de simulacros y otros programas)

  • Se crea un pequeño comité vecinal integrado por cinco personas que estarán encargadas de la calle

  • Se elabora un árbol de teléfonos entre los vecinos de la colonia  para ubicarse y comunicarse.

  • Se realiza un simulacro para ver la reacción que se da en la colonia, utilizando los silbatos o ya sea que cuenten con alarma vecinal.

  • Para ingresar a dicho programa es mediante un oficio a la SSPyTM.

  • “Colono Alerta” no tiene costo alguno.

Foto: wachangel
Foto: wachangel

¿Colonias dentro del programa?

Por su parte, el presidente de la Unión de Colonos del Fraccionamiento Jardines de San Manuel A.C., considera que en dicho fraccionamiento “todo lo que ha querido hacerse de “Vecino Vigilante” a través de la autoridad, no ha funcionado. ¿Por qué?, porque el propio colono dice –que acaso yo soy el policía-“.

A pesar que la colonia Jardines San Manuel forma parte del programa “Colono Alerta”, de acuerdo a la respuesta de la solicitud de información 00048813, realizada por este reportero, Agustín González Espinoza señala que no ha existido ningún acercamiento por parte de la SSPyTM con la Unión de Colonos que representa, situación que plantea la duda respecto a si todas las colonias que da a conocer esta dependencia realmente han sido capacitadas para implementar el programa.

“Tal vez hubo reunión en alguna calle. Yo fui a una reunión con el Ayuntamiento, cuando estaba Blanca Alcalá, donde nos presentaron lo del silbato. Pero en sí, que haya un plan de trabajo de la SSPyTM no, no es cierto, no existe”.

Asimismo, considera que no es funcional este programa: “lo que debiera ser es que la policía vigile y si los vecinos la llaman, que acuda. Con el silbato, si suena, ¿quién va a salir?, o si hay alarma, ¿quién va a salir?, ¿el vecino? No va a salir nadie por el riesgo que se corre. También porque le quitamos la responsabilidad a la autoridad, porque se convierte en vigilante el vecino y la autoridad no cumple su responsabilidad”.

El Fraccionamiento Jardines de San Manuel comenzó este tipo de programas desde hace 15 años por iniciativa de los propios vecinos, quienes junto con la mesa directiva de la Unión de Colonos -creada hace 50 años-, determinaron que era necesario que se “creara un programa para que hubiera cierta seguridad” en la zona.

“Fue por los propios colonos que se dio Vecino Vigilante, pero después se perdió la secuencia. Los vecinos colocaron su anuncio de Vecino Vigilante, la manita, pero no hubo una reciprocidad, es decir, el colono no participaba, no hubo un plan de trabajo. Posteriormente vino el señor Víctor Giorgana, que estaba con Blanca Alcalá, y trató de implementar Alarma Vecinal con silbatos y alarmas, pero tampoco tuvo éxito, fue un fracaso”, recuerda González Espinoza.

Autoridades municipales rebasadas

Las cifras de elementos en la capital poblana resultan alarmantes, ya que para el millón 539 mil 819 habitantes (Inegi) de la Angelópolis, sólo existen cerca de 1500 elementos para brindar seguridad a la ciudadanía; es decir, hay 0.0009 policías municipales por habitante, distribuidos en 5 Sectores de la SSPyTM.

Foto: @wachangel
Foto: @wachangel

Si bien los programas “Vecino Vigilante”, “Alarma Vecinal” o “Colono Alerta” representan una corresponsabilidad de la ciudadanía con la autoridad para prevenir el delito, la seguridad es una responsabilidad de la autoridad que hasta el momento no ha logrado aumentar; es decir, se ha visto rebasada.

“Defensa propia, individual o colectiva”, es el significado que la Real Academia de la Lengua Española otorga a la palabra autodefensa, verbo que hoy en día ha cobrado mayor relevancia en la capital del estado de Puebla, ante la inseguridad que ha ido en aumento.

Si bien no puede referirse a las células vecinales como grupos de autodefensa, ya que éstos “tienen la función de proteger al pueblo, son autonombrados y actúan fuera de la ley”, de acuerdo a Francisco López Barcenas, investigador de derecho indígena y asesor agrario, es cierto que los programas impulsados por las últimas tres administraciones municipales plantean la prevención del delito para “proteger” las colonias de la capital mediante la vigilancia.

Y aunque no establecen la aplicación de alguna sanción por parte de dichas células, estos programas sí plantean la organización independiente de estructuras que velen por la seguridad, acción que es meramente responsabilidad de la autoridad.

 “Estar protegido, tener seguridad, crear una cultura de prevención y sana convivencia entre vecinos, y reducir los problemas delictivos dentro  de mi colonia  y mi ciudad”, son los beneficios que teóricamente establece el programa “Colono Alerta”, mismos que forman parte de las funciones de la propia autoridad.

De acuerdo al Artículo 206 Tercero, del Código Reglamentario Municipal (COREMUN), es responsabilidad de la autoridad “Preservar y proteger las garantías individuales y los derechos fundamentales de los habitantes del Municipio de Puebla y de los que transitan por el mismo; II. Fortalecer las reglas básicas para procurar una convivencia armónica de corresponsabilidad para mejorar el entorno y la calidad de vida de las personas; III. Promover el desarrollo humano y familiar preservando los bienes públicos y privados; IV. Procurar el orden y la tranquilidad de los habitantes del Municipio de Puebla para lograr la armonía social y la defensa a de los intereses de la colectividad; y V. Determinar las acciones para su cumplimiento”.

Respuesta a Solicitud de Información a SSPyTM by La Tía Eulogia Rosas

NO COMMENTS

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.