Love… un mixtape de Velvet Boy

Love… un mixtape de Velvet Boy

love

Arturo Loría

@velvet_boy

“Déjame quererte más, sólo un poco, un poco más, déjame amarte” grita una apasionada Thalíaen el clímax de Love, a mí parecer, una de las mejores canciones en la historia del pop mexicano (nuestro Vogue, como coincidí con mi colega Pavelocirraptor) y la que inspiró este mixtape que, para ser sincero, tenía mucho tiempo queriendo hacer.

Con LOVE continúo la exploración que desde la entrega pasada inicié en torno a uno de los géneros que más me apasionan y que considero ha sido la base para buena parte de la música que se ha hecho en los último 30 años: el house. Si en Nu Devotion quería recuperar el papel que la devoción juega en el house (herencia clara de las iglesias cristianas que criaron a los padres del género), en LOVE abordo el principal tema, no sólo del house, sino del pop: el amor.

Por supuesto, querer explorar este tema sería básicamente revisar toda la historia de la música; sin embargo, durante los noventa, el house y el amor se mezclaron de una forma muy particular en la que estaban incluidas la ya mencionada devoción, la pasión, el ritmo (no hay que olvidar que el amor es ritmo) y una cierta nostalgia. Las letras interpretadas por cantantes como Chrissy WardAlison Limerick nos empoderaban y nos llevaban a ese lugar profundo en el que se encontraba el amor o nos recordaban que el amor puede ser algo justo y exacto, al mismo tiempo que productores como Lati Kronlund, Farley ‘Jackmaster’ Funk, Jesse Saunders, Frankie KnucklesDavid Morales musicalizaban esa idea con beats intensos de 4/4, bajos duros y ese piano que caracterizó a toda una era.

Eso es el LOVE.

Esa pasión tan específica y tan intensa estuvo ausente durante muchos años de la música popular pero, de un tiempo para acá, distintos músicos y productores se han encargado de recuperarla. Ahí está Armand Van Helden y toda la revisión que ha hecho del género a través de su discografía, los Azari & III en años más recientes y, en el ámbito nacional, Emilio Acevedo, el Sonido Lasser de varias agrupaciones que ha hecho algo similar a Van Helden durante los últimos 15 años y que junto con mi queridísima Danette Newcomb le dio a este país uno de sus mejores discos de electrónica (el The Electric Mass Begins, para los despistados).

En su momento, el LOVE llegó a las masas y gente como los Pet Shop Boys o Madonna lo hicieron suyo. Tan popular fue, que un productor llamado Luis Carlos Esteban (ex Olé Olé y a quien le debemos joyas tanto de ese grupo como el Fan Fatal de Alaska y Dinarama y, más recientemente, de AstrudHidrogenesse o Chico y Chica) decidió tomarlo y convertirlo en una de las mejores canciones de Thalía y de nuestro pop.

Y hablando de canciones que fueron catalizadores para este mixtape así como de músicos y productores nacionales, un tema fundamental fue Lover Brother, producido por Club 303 (André VII de The Wookies y Julián Placencia de Disco Ruido), no sólo captura a la perfección y actualiza el LOVE de la época, sino que prueba que la gran Marcela Viejo (Quiero Club) tiene todo para ser una diva del house.

Con este mixtape llegamos también a la sexta entrega de la serie Ramases! Colossus!, cuya principal misión es romper todo prejuicio musical y que tiene como premisa incluir en cada una de sus entregas un clásico (o más), uno o más temas de un artista nacional y una (o muchas) jotería(s). El punto es, pues, la diversidad.

La portada es cortesía de CarmencitaWolf, excelente artista poblana que me ayudó a traducir visualmente el concepto de LOVE que, considero, va totalmente de la mano con la cultura queerde la época. Misma que también está regresando.

La idea principal de este mixtape es, pues, traer ese concepto a nuestros días y, en una hora, transportarlo a una noche de LOVE. La siguiente parada, de la que hay una pista al final, es el tecno. Por ahora, relájese, escuche, baile, descargue y, sobre todo, déjese querer un poco más, déjese amar.

SIMILAR ARTICLES

NO COMMENTS

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.