La creciente homofobia en el África subsahariana y sus riesgos

La creciente homofobia en el África subsahariana y sus riesgos

Lado B

@ladobemx

“Se tienen que parar estos ataques, que en ocasiones son mortales. No se puede matar o maltratar a alguien por causa de la persona por la que sienten atracción o con la que se relacionan íntimamente”, señala Widney Brown, directora general de Derecho Internacional y Política de Amnistía Internacional.

Actualmente la homosexualidad está considerada un  delito en 38 países de África, y en algunos de ellos, las sanciones impuestas a las personas se han incrementado, revela el informe Making Love a Crime: Criminalization of same-sex conduct in sub-Saharan Africa, que el pasado martes dio a conocer Amnistía Internacional.

En dicho informe, la organización examina la progresiva penalización de los “actos homosexuales” en toda África, donde diversos gobiernos intentan que se dicten penas draconianas o ampliar el alcance de la legislación vigente, incluso con la introducción de la pena de muerte.

En los últimos cinco años, tanto Sudán del Sur como Burundi han aprobado legislación que castiga la relación sexual entre personas del mismo sexo. En Uganda, Liberia y Nigeria están pendientes ante el Parlamento sendos proyectos de ley dirigidos a aumentar las penas existentes.

En el informe se examina el estado actual de la legislación al respecto en todo el continente y cómo afecta negativamente a la vida de las personas lesbianas, gays, bisexuales, transgénero e intersexuales en África. Personas entrevistadas por Amnistía Internacional hablaron de su lucha diaria para superar la discriminación y las amenazas. En el informe se abordan casos específicos de Uganda, Kenia, Sudáfrica y Camerún.

En Camerún, por ejemplo, Amnistía Internacional reporta que las detenciones obedecen a “personas que han sido denunciadas a las autoridades por ser gays o lesbianas, basándose en su aspecto o en suposiciones y no en pruebas.  Algunas personas acusadas de tener relaciones sexuales con personas del mismo sexo han permanecido tres años en prisión sin cargos ni juicio”.

En Sudáfrica, se ha documentado un número persistentemente elevado de violaciones y asesinatos de miembros de la comunidad LGBTI, a pesar de que las relaciones sexuales entre personas del mismo sexo no están penalizadas y de que el país presume de tener una de las Constituciones más progresistas del mundo, que incluye la promoción de los derechos del colectivo LGBTI. Entre junio y noviembre de 2012, al menos siete personas, entre ellas cinco lesbianas, fueron asesinadas en lo que pareció un ataque selectivo relacionado con su orientación sexual o su identidad de género.

“La existencia misma de una legislación que penaliza las relaciones sexuales entre personas del mismo sexo, con independencia de que se haga cumplir o no, transmite el venenoso mensaje de que las personas lesbianas, gays, bisexuales, transgénero e intersexuales son delincuentes y no tienen derechos (…) Es preciso que se derogue esta nociva legislación y que se respeten y hagan respetar los derechos humanos de toda la población africana”, indicó Widney Brown.

NO COMMENTS

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.