Muere el caudillo bolivariano Hugo Chávez

Muere el caudillo bolivariano Hugo Chávez

Imagen: http://www.pachamamaradio.org
Imagen: http://www.pachamamaradio.org

Lado B

 

@ladobemx

 

Luego de haber regresado a Venezuela tras una larga estadía en Cuba para recibir tratamiento médico, este martes a las a las 16.25 falleció Hugo Chávez, a los 58 años. La causa de su muerte se debe a complicaciones médicas tras su última operación de cáncer.

El fallecimiento de Hugo Chávez fue anunciado oficialmente por el vicepresidente de Venezuela, Nicolás Maduro en una cadena de Radio y TV transmitida desde el vestíbulo del Hospital Militar de Caracas, donde se hallaba ingresado el presidente desde el 18 de febrero.

Cabe recordar que  le fue detectado un tumor en junio de 2011; a raíz de aquel evento el mandatario Bolivariano había sido operado cuatro veces, pero al final el cáncer fue más fuerte que él. Chávez recibió tratamientos con radio y quimioterapia en La Habana bajo absoluto hermetismo. El mandatario designó como sucesor a Maduro.

El cuerpo de Chávez ha sido trasladado a la Academia Militar de Venezuela. Se han declarado siete días de duelo nacional y el mandatario será velado hasta el viernes, cuando se celebrará el funeral, dio a conocer El País.

La Constitución prevé que al morir el mandatario asuma su lugar el presidente del Parlamento, Diosdado Cabello, quien debe convocar elecciones en el plazo de un mes.

Ante la muerte de Hugo Chávez, las dudas sobre el futuro de Venezuela se han planteado en diferentes medios internacionales, a pesar que Nicolás Maduro ha expresado que seguirán con la ideología y los proyectos de Chávez.

Chávez entró en la historia de Venezuela la mañana del 4 de febrero de 1992, al momento de rendirse tras liderar una fallida y cruenta sublevación de varios batallones del ejército contra el entonces presidente Carlos Andrés Pérez (1974-1979 y 1989-1993).

Con uniforme de combate, boina roja de paracaidista y andar aplomado en medio de los nerviosos oficiales que le conducían cautivo, improvisó una alocución de 70 segundos dirigida a compañeros todavía alzados, pero que caló inmediatamente en millones de compatriotas que seguían el acontecimiento en vivo por televisión.

«Por ahora nuestros objetivos no fueron logrados…, pero el país tiene que enrumbarse hacia un destino mejor, y yo asumo ante ustedes y ante toda Venezuela la responsabilidad por este movimiento militar bolivariano», dijo al pedir el cese de la lucha para evitar más derramamiento de sangre.

En vez de sangre, corrieron la tinta y las voces de múltiples análisis acerca de cómo, en un país con millones de excluidos y falto de líderes que asumieran las fallas del sistema político, un joven oficial había asumido su responsabilidad a nombre de un movimiento que invocaba al libertador Simón Bolívar (1783-1830).

Así nació su leyenda y su popularidad. Estuvo preso dos años y luego, tras ser indultado por el presidente socialcristiano Rafael Caldera (1969-1974 y 1994-1999), recorrió el país promoviendo esperanzas de una nueva insurrección, hasta que en 1996, de la mano del veterano izquierdista Luis Miquilena, optó por buscar el poder mediante la vía electoral, dio a conocer IPS-Noticias.

PINTADAS CON EL ROSTRO DEL PRESIDENTE HUGO CHÁVEZ EN CARACAS“Las historias del general Perón y del coronel Chávez son muy parecidas. Conspiraciones dentro del ejército, golpes de estado, contragolpes, uno y otro prisioneros, uno y otro sacados de la cárcel en medio del fervor popular, elecciones y reelecciones. Pero este artículo no trata de sus vidas paralelas, sino del fenómeno del caudillismo populista, que nació en el cono sur y no en las tradicionales repúblicas bananeras del Caribe donde, claro está, hubo en los años de la guerra fría, y desde antes, numerosas dictaduras, pero los caudillos eran de otro corte: Trujillo, Somoza, Batista, Pérez Jiménez”, escribió en un texto el periodista Sergio Ramírez, titulado “El chavismo, como el peronismo, no morirá con su líder”, y publicado en El Puercoespín.

“Pero el peronismo como tal, esa extraña amalgama de concurrencias ideológicas y sentimentales, y no pocas veces esotéricas y religiosas, una devoción que se hereda de padres a hijos, sigue vivo, como sin duda seguirá vivo por muchos años el chavismo mientras haya quien recuerde quién le regaló su primera bicicleta, o su vestido de primera comunión”.

Asimismo, Jon Lee Anderson escribió un texto titulado Chávez, al final de cuentas: “El presidente venezolano Hugo Chávez Frías, que murió este martes (5 de marzo de 2013) de cáncer a la edad de 58 años, fue uno de los líderes más ostensiblemente provocativos de la escena mundial reciente. Su muerte llega después de meses en los que su salud fue un misterio nacional, tema de ofuscación y rumores; pasó el día de la asunción de su nuevo mandato en una cama de hospital en Cuba. El vicepresidente Nicolás Maduro, quien hizo el anuncio, es uno de los políticos que maniobran ahora para controlar el país, donde habrá elecciones en un mes.”

NO COMMENTS

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.