Voltear a los estados
Aunque el planteamiento parezca un contrasentido toda vez que es en el ámbito estatal donde se han registrado las mayores regresiones en términos de transparencia y acceso a la información pública, es posible que algo pueda aportar la experiencia local para destrabar el mecanismo de designación de los comisionados del Instituto Federal de Acceso a la Información y Protección de Datos (IFAI), e incluso la vía para ejercer su presidencia.
Por Lado B @ladobemx
19 de febrero, 2013
Comparte

Roberto Alonso*

Aunque el planteamiento parezca un contrasentido toda vez que es en el ámbito estatal donde se han registrado las mayores regresiones en términos de transparencia y acceso a la información pública, es posible que algo pueda aportar la experiencia local para destrabar el mecanismo de designación de los comisionados del Instituto Federal de Acceso a la Información y Protección de Datos (IFAI), e incluso la vía para ejercer su presidencia.

Acaso son otras las variables y las condiciones que han permitido la captura de los órganos autónomos por parte de los gobernadores, así como los retrocesos que la falta de independencia ha traído como secuela, no necesariamente el diseño institucional previsto en las leyes.

¿Quién designa a los comisionados de los órganos garantes del derecho a saber en las entidades que han obtenido las primeras posiciones en la Métrica de la Transparencia 2010 y en el Índice del Derecho de Acceso a la Información en México?

En el Distrito Federal los comisionados del Instituto de Acceso a la Información Pública y Protección de Datos Personales del Distrito Federal (INFODF) son designados por el voto de las dos terceras partes de los miembros presentes del pleno de la Asamblea Legislativa, luego de una convocatoria abierta a organizaciones sociales, asociaciones de profesionistas, instituciones académicas y medios de comunicación. Entre otros requisitos, los candidatos deben tener mínimo un año de experiencia comprobable en el campo de la transparencia y el acceso a la información pública. El presidente es nombrado por mayoría en el pleno de la Asamblea Legislativa.

En Nuevo León son los integrantes de la Comisión de Transparencia y Acceso a la Información del Estado de Nuevo León (CTAINL) quienes eligen a su presidente. Todos son designados por el Congreso del estado mediante el voto de las dos terceras partes de sus integrantes previa convocatoria pública. De no alcanzarse la votación de las dos terceras partes a favor de un candidato, la ley prevé que la designación procede por la vía de la insaculación. Pueden presentar propuestas ciudadanos en lo individual y organizaciones sociales, siendo requisito tener conocimientos y experiencia afines a la materia.

En Veracruz también son los consejeros del Instituto Veracruzano de Acceso a la Información (IVAI) los que eligen a su presidente. Unos y otro son designados por el voto de las dos terceras partes de los integrantes del Congreso del estado en el marco de una convocatoria pública emitida por el gobernador, en la que pueden participar organizaciones sociales, asociaciones de profesionistas, instituciones académicas o cualquier persona interesada. Es el mismo Ejecutivo estatal quien envía al Congreso una terna hasta por tres ocasiones en caso de que sean rechazadas la primera y la segunda.

En Morelos son igualmente los consejeros del Instituto Morelense de Información Pública y Estadística (IMIPE) los encargados de elegir a su presidente y es el Congreso local quien nombra a todos por mayoría calificada, tras haberse expedido una convocatoria pública.

En San Luis Potosí los miembros de la Comisión Estatal de Garantía de Acceso a la Información de San Luis Potosí (CEGAIP) son designados por el Congreso de la entidad, después de una convocatoria abierta a toda la ciudadanía. El comisionado presidente es elegido por una votación de las dos terceras partes de los miembros del Congreso.

En Durango los integrantes de la Comisión Estatal para la Transparencia y el Acceso a la Información Pública (CETAIP) son designados directamente por el gobernador de esa entidad, oyendo previamente las propuestas de instituciones académicas y colegios de profesionistas, y solicitando su ratificación por mayoría calificada al Congreso local. En caso de no ratificación el Ejecutivo estatal puede enviar una segunda propuesta que debe ser ratificada por mayoría absoluta. Si no se reúne la votación prevista procede sobre la misma propuesta el voto secreto de cuando menos la mitad más uno de los diputados presentes en la sesión. En el supuesto de que tampoco se consiga dicha votación, corresponde al gobernador realizar la designación. Para ser comisionado es requisito acreditar conocimiento y experiencia en la materia. Son los comisionados quienes eligen a su presidente.

En Yucatán los consejeros del Instituto Estatal de Acceso a la Información Pública (INAIP) son nombrados por el voto de las dos terceras partes del Congreso de la entidad a partir de una terna que presenta el gobernador. En caso de no lograrse la votación requerida, el pleno del Congreso realiza la designación respectiva por insaculación.

En Puebla los miembros de la Comisión para el Acceso a la Información Pública y Protección de Datos Personales del Estado (CAIP) son designados por mayoría calificada del Congreso local de manera posterior a una convocatoria pública y abierta a la población en general, organizaciones sociales, asociaciones de profesionistas, instituciones académicas y medios de comunicación. Es requisito para ser comisionado acreditar conocimientos y experiencia en transparencia, acceso a la información pública y protección de datos personales. El cargo de presidente lo desempeña el comisionado que inicia su quinto año de seis.

Como se podrá notar, en la mayoría de los casos existe una participación calificada de los Congreso estatales y en algunos estados existen métodos sugerentes como la insaculación para la designación de los integrantes de los órganos de transparencia. Sin duda, otra historia sería recurriendo a la suerte entre un grupo probado de candidatos. Por lo que se refiere a la presidencia resulta interesante que el desempeño de esta función esté garantizado para todos los comisionados en la recta final de su gestión. De cara al fortalecimiento del IFAI lo que debe asegurarse es que sus comisionados estén capacitados para el cargo con credenciales y trayectorias que los avalen. Cortar cabezas, sin más, no sólo no es la vía, sino que es un peligro.

* @rialonso es secretario del Capítulo Puebla de la Asociación Mexicana de Derecho a la Información (AMEDI). Tiene estudios en Comunicación, Derecho de la Información y Políticas Públicas.

 

Columnas Anteriores

[display-posts category=»con-copia-para» posts_per_page=»-15″ include_date=»true» order=»DESC» orderby=»date»]

Comparte
Lado B
Información, noticias, investigación y profundidad, acá no somos columnistas, somos periodistas. Contamos la otra parte de la historia. Contáctanos : info@ladobe.com.mx