Autoridades colombianas aseguran fue suicidio la muerte de Angélica Bello

Autoridades colombianas aseguran fue suicidio la muerte de Angélica Bello

Imagen: http://www.desdeabajo.info
Imagen: http://www.desdeabajo.info

Lado B

@ladobemx

El pasado 16 de febrero fue encontrado el cuerpo sin vida de la defensora de Derechos Humanos, Angélica Bello. Sus amigos y familiares desconfiaron de la primera versión oficial que indicaba que se habría suicidado.

Este miércoles se dio a conocer que según la necropsia realizada por Medicina Legal de Colombia la lideresa de Derechos Humanos habría accionado el arma de fuego que apareció junto a su cuerpo. A pesar que esta versión ha sido confirmada por la policía y el presidente Santos, personas allegadas a la activistas consideran que se trata de un “montaje” de las autoridades.

Colombia: Controvertida muerte de una defensora de derechos humanos tras una oleada de amenazas

Amnistía Internacional.- Durante años, Angélica Bello, defensora de los derechos humanos colombiana, rara vez pasó un día sola —habría resultado, sencillamente, demasiado peligroso—.

Un serie de amenazas contra Angélica a causa de su labor de ayuda a muchas sobrevivientes de violencia sexual —mujeres atrapadas en el largo conflicto armado de Colombia— significaban que resultaba demasiado peligroso para esta mujer de 45 años, madre de cuatro hijos, viajar sola.

En 2000, unos paramilitares secuestraron y mantuvieron retenidas como esclavas sexuales a dos de sus hijas, que sólo quedaron en libertad tras intervenir Angélica personalmente.

En noviembre de 2009, la propia Angélica se convirtió en víctima de abusos sexuales, cometidos presuntamente por paramilitares en venganza por su labor en materia de derechos humanos.

La agresión se produjo tras haber recibido una serie de amenazas. Estas amenazas y agresiones la obligaron a desplazarse por el país varias veces.

A principios de 2010, la oleada de amenazas y ataques a Angélica era tan preocupante que solicitó medidas de protección a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, institución regional de derechos humanos.

En abril de 2011, las autoridades colombianas le facilitaron dos guardias de seguridad armados y un vehículo blindado.

Pero ninguna de estas medidas bastó para protegerla eficazmente. Porque Angélica murió el pasado sábado 16 de febrero a las 10:50 de la noche en su domicilio de la ciudad de Codazzi, en el departamento de Cesar, al norte de Colombia.

Según informaciones de algunos medios de comunicación locales, se disparó con el arma de uno de sus guardaespaldas.

Las autoridades afirman que están investigando el incidente, después de que varias organizaciones de derechos humanos se cuestionasen si Angélica se habría suicidado.

Sólo unos días antes de su muerte la habían amenazado y le habían ordenado que abandonase la zona en la que vivía.

Continúe leyendo el artículo completo publicado en Amnistía Internacional en el siguiente link.

NO COMMENTS

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.