Los estacionamientos subterráneos en Puebla, un tema a debate
Por un lado se habla de peatonizar la zona, por el otro se planea abrir más espacios a los vehículos
Por Lado B @ladobemx
21 de enero, 2013
Comparte
  • Por un lado se habla de peatonizar la zona, por el otro se planea abrir más espacios a los vehículos automotores
Foto: Es Imagen

Foto: Es Imagen

Amira George

Hace unos días, el secretario de Infraestructura, Antonio Gali Fayad, anunció en un programa de radio que se tiene el proyecto de construir dos estacionamientos subterráneos en la zona del Centro Histórico, específicamente en el Paseo Bravo y en San José. Aunque, a decir especialistas en conservación patrimonial y funcionarios municipales ese tipo de obra debe ser considerada como la última opción para solucionar el déficit de cajones en el Centro Histórico.

Se trata, explicó en esa entrevista el funcionario estatal, de un trabajo que se realizará el gobierno del estado en conjunto con el ayuntamiento de Puebla, y que la participación de la administración morenovallista solamente corresponderá al equipamiento de estos espacios, mientras que quedará en manos de la comuna capitalina lanzar la licitación, realizar los estudios previos y supervisar los trabajos.

En este sentido, el titular de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Obras Públicas de Puebla, Felipe Velázquez Gutiérrez detalló que de realizarse se obtendrían 900 cajones más de estacionamiento en el primer cuadro de la ciudad, los cuales serían operados por particulares aunque todavía no se define el esquema o duración de la concesión que se daría.

Pocos todavía para atender la demanda que a decir de Luis Olmos, coordinador general del Instituto de Planeación Municipal (Implan), quien en una entrevista radiofónica aseguró que el déficit actual es de mil 800 cajones.

Aunque se trata de un proyecto que pareciera nuevo, pues de acuerdo con el plan de Redensificación y Repoblamiento del Centro Histórico –impulsado por el Implan y aprobado por la Sedesol federal— no se contempla nuevos estacionamientos en la zona elegida. Si, en cambio, se plantea el crecimiento de los 93 existentes, que en su conjunto ofrecen actualmente 7 mil 903 cajones. El documento fue presentado en diciembre de 2011.

A eso habrá que agregarle la complejidad propia de las zonas elegidas, por ejemplo, en el subsuelo del Paseo Bravo se tienen canales de aguas sulfurosas, y que en San José todavía se podrían encontrar partes de la presa que retenía el río del mismo nombre durante la época colonial, lo que podría significar que el costo por cada una de estas obras podría alcanzar los 300 millones de pesos, es decir que cada uno de estos estacionamientos requeriría la misma inversión que se aplica actualmente para la construcción del Corredor Turístico Los Fuertes-Catedral.

Viable: Vergara Berdejo

Aunque hasta el momento no se han dado a conocer las especificaciones claras del proyecto, Velázquez Gutiérrez comentó en entrevista que, para evitar afectar los inmuebles históricos que hay en la periferia de los espacios que serían intervenidos, se implementará una técnica llamada “Muro Milán”, la cual consiste en colocar estructuras de concreto en el lugar que se excavará, con la finalidad de consolidar la bóveda para evitar cualquier tipo de desnivel o desprendimiento.

Por lo pronto el proyecto no ha sido presentado de manera formal ante el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), aunque la delegación en Puebla ya le dio un primer visto bueno, dado que los espacios que se escogieron se encuentran en la periferia de la zona de monumentos.

Así lo comentó el perito del instituto, Sergio Vergara Berdejo, quien explicó que los lineamientos que establece la Unesco para la conservación de las ciudades decretadas como Patrimonio de la Humanidad, es que cualquier estructura nueva no obstruya el paisaje o afecte de manera directa a los edificios ya existentes.

Y como a decir del funcionario, los estacionamientos se encontrarán debajo del paisaje urbano y en los arroyos vehiculares, no justamente debajo de los inmuebles históricos, se cumple con esta norma del organismo internacional.

Dentro de las pláticas que se han sostenido entre las autoridades estatales, municipales y el INAH también se comentó la posibilidad de poner uno de estos espacios debajo del jardín de Analco, pero de momento la prioridad serían el de San José y el del Paseo Bravo.

Sin embargo, dado que este proyecto se inscribe en la zona decretada de Monumentos Históricos, una vez que se tenga el proyecto ejecutivo completo, este se tendrá que presentar ante una comisión especial que estableció la nueva dirección general del INAH, encabezada por Sergio Raúl Arroyo, la cual se encargará de estudiar la viabilidad de esta obra y será quien determine si se realiza o no.

No son la única opción: especialistas

Foto: Es Imagen

Foto: Es Imagen

Por su parte, el regidor David Méndez Márquez, presidente de la Comisión de Desarrollo Urbano y Obras Públicas del municipio, señaló que si bien que este tipo de proyectos pueden ser una opción a considerar deben ser la última alternativa, pues hay otras posibilidades para solucionar la problemática de estacionamientos.

Por ejemplo, puntualizó, hay aparcamientos en la zona del Centro Histórico que bien podrían elevarse uno o dos niveles más, lo que permitiría más espacio sin tener que hacer mayores intervenciones en la zona.

Para Sonia Espinosa Márquez, presidenta del Comité Mexicano para la Conservación del Patrimonio Industrial A.C., en el primer cuadro de la ciudad hay muchos estacionamientos que son subutilizados por que las tarifas son muy altas.

Desde su perspectiva una alternativa a la construcción de los subterráneos, es reglamentar el costo por hora de estos espacios, o incluso hacerlos gratuitos al público.

Además, Méndez Márquez puntualizó que antes de tomar cualquier decisión referente al Centro Histórico, se debe tener claro qué es lo que se quiere a futuro, cuál es el plan de desarrollo que se tiene para evitar inversiones que a la larga queden ociosas.

“Si la idea es peatonizar el primer cuadro de la ciudad, no tiene sentido el colocar estos espacios para coches, los cuales solamente incentivarían que la gente emplee automotores en vez de vehículos alternativos; además, en caso de que se lleguen a hacer más calles peatonales en el centro, estas podrían cerrar los accesos a los estacionamientos, los cuales quedarían sin un uso práctico”, aseveró.

El regidor también cuestionó la idea de que los lotes se concesionen a particulares, por que implicaría una privatización de espacios que son públicos para el beneficio de unos cuantos.

Por su parte, la especialista en patrimonio no descartó que a pesar de las opiniones en contra el proyecto continúe: “puede que siga la dinámica que se ha llevado desde el arranque de la administración estatal donde de pronto un día nos enteramos de que ya están prácticamente realizando las obras sin que el INAH y el ayuntamiento tengan conocimiento puntal del mismo”.

Espinosa Márquez, recordó por su parte que este tipo de proyectos no se pueden llevar a cabo si no se realizan los estudios correspondientes de impacto ambiental y arqueológicos, pues recordó que en los últimos años se han encontrado testimonios de presencia prehispánica en la zona del Centro Histórico, como pasó en la Casa del Mendrugo, donde se encontraron restos de un entierro que data de hace tres mil 500 años, por lo que “no es solamente sacar tierra”, sino que tienen que hacer los estudios correspondientes.

“Por qué no vamos y estos recursos de proyectos elitistas los avocamos a otros puntos de la zona de monumentos”, acusó la especialista que labora en la delegación en Puebla del INAH, al destacar la poca inversión que se ha hecho en materia de conservación del patrimonio en la entidad.

Dada la importancia de este proyecto, y que éste se encuentra dentro de los 6.9 kilómetros cuadrados catalogados como Zona de Monumentos, organismos como el Consejo Internacional de Monumentos y Sitios (ICOMOS, por sus siglas en inglés) y el Comité Defensor del Patrimonio Histórico, Cultural y Ambiental de Puebla ya anunciaron que pedirán de manera formal a las autoridades estatales y municipales los alcances de la construcción de estos estacionamientos.

11 años discutiendo sobre estacionamientos subterráneos

Esta no es la primera vez que se pone a discusión la posible construcción de estacionamientos subterráneos en la zona del Centro Histórico de Puebla.

En 2002, el entonces alcalde Luis Paredes Moctezuma, lanzó un proyecto el cual incluía espacios de este tipo en el Paseo Bravo, el jardín de San Luis, la explanada del ex convento de Santo Domingo, en San José y otro más debajo de la plancha del zócalo.

El mandatario municipal incluso contrató a una empresa para hacer los estudios de mecánica de suelo en la zona del zócalo, para lo cual se hicieron excavaciones.

Ante esto, la Unesco envió en junio de 2002 un oficio a la oficina del presidente municipal, en la cual se le advertía que el tipo de trabajos que realizaba ponían en riesgo el nombramiento de Puebla como Patrimonio de la Humanidad, por lo que la comuna desistió del proyecto.

Posteriormente, para 2008, durante la administración de Blanca Alcalá Ruiz se volvió a tratar el tema de los estacionamientos subterráneos en el primer cuadro de la ciudad, aunque en esta ocasión se plantearon éstos en la zona del jardín del Carmen, en San José, el Paseo Bravo y el parque Luis Donaldo Colosio. Sin embargo, tampoco se llegó a concretar la construcción de estos.

Incluso a mediados de 2012, la administración de Eduardo Rivera Pérez planteó la posibilidad de instalar uno de estos aparcamientos en la zona de la 5 Oriente con la 2 Sur.

En esa ocasión el Comité Defensor del Patrimonio Histórico, Cultural y Ambiental de Puebla, presidido por Rosalva Loreto López, se opusieron al proyecto y sugirieron que las casonas abandonadas del Centro Histórico fueran convertidas en estacionamientos, para aprovechar los lotes ociosos.

Comparte
Lado B
Información, noticias, investigación y profundidad, acá no somos columnistas, somos periodistas. Contamos la otra parte de la historia. Contáctanos : info@ladobe.com.mx