Ellos tienen bombas de gas y balines. Nosotros tenemos piedras; protestas en...

Ellos tienen bombas de gas y balines. Nosotros tenemos piedras; protestas en Egipto

Imagen: http://noticias.starmedia.com
Imagen: http://noticias.starmedia.com

Lado B

@ladobemx

“Ellos tienen bombas de gas y balines. Nosotros tenemos piedras”, comenta un joven de 23 años de nombre Kimo, quien desde hace dos años ha participado en las diferentes manifestaciones sociales que en Egipto lograron la destitución de Hosni Mubarak al frente de dicho país.

“No hemos hecho la revolución en Egipto para que vengan él – Morsi -y los Hermanos Musulmanes a llevárselo todo”, asevera.

Las protestas en Egipto, principalmente en El Cairo, que  siguen exigen la renuncia del presidente Mohamed Morsi y el derrocamiento del poder de los Hermanos Musulmanes, llevan ya una semana de haber iniciado; sin embargo, la violencia se ha incrementado considerablemente. Según informó el Ministerio de Salud de este país, las revueltas ya han causado la muerte de más de cincuenta personas y se estima que más de mil egipcios han resultado heridos.

Después de la violencia registrada, Amnistía Internacional (AI) ha pedido el fin del uso excesivo de la fuerza por parte de las fuerzas de seguridad egipcias, y ha instado a estas  a abstenerse de emplear medios letales a menos que sea inevitable para proteger vidas.

La persona enviada por Amnistía Internacional para investigar los homicidios de Suez reunió alarmantes relatos de testigos sobre el uso de fuerza excesiva, que incluían algunos casos en que las fuerzas de seguridad habían usado medios letales cuando no era estrictamente necesario para proteger vidas, incluso cuando los manifestantes no representaban un peligro inminente para ellos ni para otras personas.

Las fuerzas de seguridad vulneraron también la legislación egipcia que, si bien dista de cumplir las normas internacionales, establece ciertos límites sobre el uso de armas de fuego por parte de la policía y que, entre otras cosas, obliga a emitir avisos audibles y a apuntar las armas a los pies.

Mientras la policía local emplea gas lacrimógeno y dispara con munición a los manifestantes, éstos emplean piedras y palos para hacer frente a las acciones del gobierno y exaltan una sola demanda: “No quiero que Morsi gobierne mi país”.

El Black Bloc (Bloque Negro) es la última bestia negra del Gobierno de Mohammed Morsi, y por ello, la última moda en las calles de El Cairo. El martes, el fiscal general egipcio, Talaat Abdullah, ordenó el arresto de los miembros de ese grupo, por considerarlos instigadores de muchos de los episodios de vandalismo y violencia que han dejado al país en llamas en los pasados días, justo en el contexto del segundo aniversario de la revolución. Talaat, que llegó a calificar a los enmascarados miembros de ese movimiento de “terroristas”, les acabó dando un renombre del que carecían hasta esta semana. Ahora, en Tahrir, junto a las banderas egipcias y las mascarillas de protección contra humo, se venden cientos de pasamontañas negros.

Continúe leyendo el artículo publicado en El País en el siguiente link.

NO COMMENTS

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.