Doce uvas

Doce uvas

Hugo León Zenteno

@hugoleonz

Muchos las engullimos apresuradamente al son de las campanadas, al tiempo que las asociamos con parabienes anhelados para el nuevo año. Valgan una docena más, en la clave mediática, periodística y cultural de este espacio, a manera de ideas, debates, procesos, cambios y consolidaciones para 2013:

1. La evolución del modelo de negocios del periodismo. Un asunto viejo que demanda nuevas aproximaciones. El paulatino fortalecimiento de los micropagos, del periodismo hiperlocal y de la demanda por contenidos exclusivos, pueden marcar directrices para el futuro financiamiento de las publicaciones.

2. La media literacy como verdadera alternativa a los oligopolios mediáticos. El afán por la pluralidad y la democratización de los medios es constante y no debe ser abandonado; no obstante, los factores políticos inherentes a ello entorpecen cualquier tipo de avance. Por ello, son necesarios proyectos ciudadanos que contribuyan al fomento de la recepción crítica, tanto en adultos como en niños y jóvenes. Este año, Intelectura también operará como una iniciativa de este tipo en el estado de Puebla.

3. La consolidación de las redes sociales como un mecanismo de participación ciudadana. En otros países, su cabal utilización ha podido derrocar gobiernos o ha llegado a modificar situaciones de injusticia, rezago o ignorancia. En México, aún estamos en vías de lograr grandes cambios sociales y/o políticos a partir del uso de estas herramientas.

4. Un claro cuestionamiento a la hegemonía de Google. Escribo estas líneas en Google Drive y, como todo cibernauta, empleo cotidianamente varias de las aplicaciones de dicha marca. Sin embargo, su incidencia en los procesos educativos, de investigación y de creación de conocimiento tiende a ser poco discutida y por ende, soslayada.

5. Hacia un verdadero federalismo mediático. Como consecuencia del exacerbado centralismo en nuestro país, los medios de comunicación locales y regionales suelen quedar a la zaga de los requerimientos de las sociedades donde operan.

6. Reconocimiento del potencial de la díada deliberación pública-opinión pública. La imposición de agenda es una estrategia clásica -y efectiva- para perpetuar el dominio de quienes detentan el poder. La hiperconectividad actual permite una mayor deliberación de los temas clave para el desarrollo democrático, discusión que genera una opinión pública más influyente y robusta.

7. Afianzamiento del periodismo de datos como contrapeso al uso excesivo o superficial de la declaración. Los dichos sin sustento, tan comunes en los protagonistas noticiosos, son cada vez más refutables, gracias a la creciente disponibilidad de datos al alcance de los periodistas.

8. Diseminación de la noción de paleotelevisión. Tal como lo planteé en este mismo espacio, una buena parte de la programación de la televisión abierta mexicana posee atributos paleotelevisivos. El empuje del video por internet y de los sistemas de televisión de paga, aunados a cierto hartazgo por la repetición de fórmulas, pueden contribuir a que las audiencias sean menos monolíticas y más selectivas.

9. El arte como protagonista de las industrias culturales. El uso de herramientas digitales en las organizaciones artísticas (ver estudio del Pew Research Center) y el sólido índice de ventas de obras de arte, amplían las posibilidades de que la aproximación al fenómeno artístico no sea exclusiva de ciertos segmentos de la población.

10. El despunte del periodismo monográfico como respuesta a audiencias más exigentes. La multiplicación de canales así lo permite y los lectores así lo demandan, falta aún que los periodistas, editores y escuelas de periodismo lo comprendan a cabalidad.

11. La recuperación de Facebook como auténtica ágora virtual. La banalización del post ha hecho mella en el interés de un sinfín de usuarios de esta red social. Las depuraciones de contactos y líneas de tiempo son cada vez más necesarias -y frecuentes- para la idoneidad de la experiencia. El advenimiento de filtros temáticos es inevitable.

12. El despegue de la educación extracurricular online. Espacios como iTunesU, edX  y Udemy encabezan un movimiento que tenderá a multiplicar la oferta de cursos y contenidos especializados: un avance más hacia la sociedad del conocimiento.

Suena la última campanada… Feliz año nuevo.

 *Académico en las áreas de Periodismo y Comunicación. Docente universitario en la Universidad de las Américas y en la Universidad Iberoamericana Puebla. Analista y conferencista de Media y News literacy; consultor en gestión de información para cibermedios y en Calidad académica; editor y productor de contenidos en deporte, cultura y viajes. Su línea de investigación académica es historia del deporte y del olimpismo.

Vive en la ciudad de Puebla; gusta del beisbol, el chocolate y la lluvia.

Correo electrónico: hugoleonz@gmail.com

NO COMMENTS

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.