Puebla contiene desempleo a costa de salario y prestaciones
Dos de cada tres nuevos empleos generados durante el morenovallismo son precarios: Inegi
Por Lado B @ladobemx
12 de noviembre, 2012
Comparte

Ernesto Aroche Aguilar

@earoche

A casi dos años de iniciada la actual administración estatal el saldo en materia laboral dista mucho de ser el óptimo. Los datos que dio a conocer el fin de semana pasado el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), revelan que si bien el desempleo muestra una tendencia a la baja, casi el 80 por ciento de los puestos de trabajo que se han creado del inicio de 2011 a la fecha son mal pagados y precarios pues carecen de seguridad social.

Las cifras duras revelan que desde el arranque de la actual administración se han integrado al mercado laboral 207 mil 530 personas, de estas el 77 por ciento lo hizo en un empleo que le ofrece un pago que va desde menos de un salario mínimo y hasta un máximo de dos salarios mínimos.

Así, la creación del empleo en lo que va del sexenio ha estado sustentada en la precariedad laboral, no sólo en lo que refiere al pago por la fuerza de trabajo, como ya se señaló, los resultados de la encuesta trimestral del Inegi también revelan que el acceso a instituciones de salud como prestación laboral es casi inexistente, y muy poco se ha avanzado al respecto.

Los datos muestran que durante el periodo julio-septiembre de este año 1 millón 920 mil trabajadores no obtuvieron esa prestación laboral, lo que representa el 77.8 por ciento del total de la fuerza laboral empleada en el estado, mientras que en el periodo enero-marzo de 2011 la cifra de trabajadores que no obtuvieron acceso a la seguridad médica fue de 1 millón 780 mil 211, lo que representó el 78.9 por ciento.

Al comparar las dos cifras lo que se observa es que prácticamente el 77.5 por ciento de los trabajadores que se integraron al mercado laboral activo en estos casi dos primeros años de gobierno quedaron fuera del sistema de seguridad social.

En términos generales el Inegi reconoce que en Puebla el 57.5 por ciento de los trabajadores no tiene acceso a ningún tipo de prestación laboral, ubicando al estado como la cuarta entidad con el mayor porcentaje, sólo superada por Tlaxcala, Hidalgo y Oaxaca.

Las políticas laborales puestas en marcha por el morenovallismo no han logrado modificar significativamente las tasas de informalidad, pues estas se mantiene muy cercana a la que se tenía en el arranque de la administración.

De acuerdo con el reporte oficial en el primer trimestre del año el 33.2 por ciento de la población laboral ofrecía sus servicios en “una unidad económica que opera a partir de los recursos del hogar, pero sin constituirse como empresa”, para el tercer trimestre de 2012 el porcentaje pasó a 32.3, es decir una variación de menos de un punto porcentual.

A pesar de esa ligera reducción y del repunte que ha tenido el empleo informal a nivel país, Puebla todavía supera la media nacional que alcanzó el 29.2 por ciento. De hecho se mantiene en el top ten de las entidades con mayores tasa de informalidad junto con Tlaxcala, Oaxaca, Yucatán, Morelos y Estado de México, entre otras.

De hecho, en términos generales el Inegi ubica al estado dentro de las seis entidades con los mercados laborales más problemáticos, es decir los más precarios.

Comparte
Lado B
Información, noticias, investigación y profundidad, acá no somos columnistas, somos periodistas. Contamos la otra parte de la historia. Contáctanos : info@ladobe.com.mx