Los genocidas los nombraban como ‘traslados’, eran los «vuelos de la muerte»

Los genocidas los nombraban como ‘traslados’, eran los «vuelos de la muerte»

Imagen: H.I.J.O.S.

Lado B

@ladobemx

“Los genocidas los nombraban como ‘traslados’. En la ESMA (Escuela de Mecánica de la Armada) se hacían los miércoles. El genocida Adolfo Scilingo lo contó con detalles en televisión. Ahí fue que los hijos e hijas empezamos a juntarnos: esa era una de las caras de la impunidad”, describe el portal en Internet la organización “Hijos por la Identidad y la Justicia contra el Olvido y el Silencio» (HIJOS).

Fue en 1994 cuando un grupo de ex alumnos de la Facultad de Arquitectura de la Universidad Nacional de la Plata realizó un homenaje llamado “Recuerdo, memoria y compromiso”, a los muertos y desaparecidos de esa Facultad durante la dictadura  de la década de los 70. Se estima que durante ese período las fuerzas del gobierno peronista hicieron desaparecer 30 mil personas, aunque la lista oficial cuenta con 13 mil desaparecidos registrados.

A partir de la jornada realizada en la Universidad Nacional de Plata, surgió la necesidad de hacer algo en función de la injusticia que supone que todos los asesinos y sus cómplices estén en libertad. Entonces, nació la idea de la agrupación.

“Hubo una primera vez en la que nos explicaron qué fueron los vuelos de la muerte. Seguramente, con el paso del tiempo, fuimos entendiéndolo más. O no, porque semejante crueldad no es fácil de entender. Los vuelos de la muerte fueron una práctica planificada y sistemática para eliminar los miles de cuerpos de los detenidos-desaparecidos, quienes eran adormecidos con una inyección de pentotal y arrojados vivos al mar o al río”, da a conocer el sitio oficial de esta agrupación.

Este miércoles comienza en Buenos Aires el mayor juicio a represores de la “guerra sucia” en la dictadura cívico-militar argentina (1976/83). Sesenta y ocho marinos y civiles en el banquillo, acusados de 789 crímenes contra la Humanidad en la Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA), rendirán cuentas por sus hechos.

“Entre ellos figuran los pilotos de Aerolíneas Argentinas y prefectos retirados Enrique José De Saint y Georges Mario Daniel Arru, así como Alejandro Domingo D’Agostino, jefe de la División de Veteranos de Guerra de la Prefectura. También está el capitán retirado de la Armada y piloto naval Emir Sisul Hess que «contaba en tono burlón cómo las personas pedían ‘por favor’ y lloraban» antes de subir a los aviones, según declaró José Luis Bernabei, un ex empleado suyo en un emprendimiento turístico”, da a conocer El Mundo.

Lea el artículo completo publicado en El Mundo en el siguiente link.

NO COMMENTS

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.