La torre y el jardín

La torre y el jardín

Raquel Castro

@raxxie_

Los horóscopos de esta semana salen de una novedad editorial (de hecho, apenas está llegando a librerías): La torre y el jardín, de Alberto Chimal, publicada por la editoria Océano en su nueva colección “Hotel de letras”.

La novela es una aventura de Horacio Kustos, explorador de lo insólito, amante de los descubrimientos que tuvo la mala suerte de nacer en una época en que todo parece estar descubierto. Por eso ha optado por ser el Quattermain de lo sobrenatural (Otros de sus periplos se pueden leer en El último explorador, publicado por el Fondo de Cultura Económica, y en Estos son los días, de ERA).

En esta ocasión, Kustos explora un sórdido local, extrañísimo, en el que quizá se esconde un secreto inefable. Una lectura gozosa, sin lugar a dudas, que combina humor, misterio, drama y porno en una prosa elegante y muy bien lograda. No por nada se tardó ocho años la escritura de esta novela.

Y los horóscopos dicen:

Aries:  ¿Qué sentirías si te acariciara tu propia muerte? ¿Si trataras de aplastarla y sólo te manchara con el olor de tu podredumbre futura?

Tauro:  La idea no me hace feliz. Pero le mentí. La puerta de este lado no está cerrada con llave.

Géminis: Claro que existe. No es traum, no es sueño.

Cáncer: Aquí está el último piso. Más allá de aquí no hay elevadores.

Leo: Ya lo hiciste antes y lo hiciste muy bien. Sigue, sigue.

Virgo: será voluntariosa y bella y verá tanto del mundo de afuera y de éste, y caminará por las calles de Morosa y las de tantas ciudades, y tendrá el mismo nombre pero historia distinta.

Libra: No falta quien atribuya propiedades curativas a los juegos más dolorosos.

Escorpión: Cuando no hay nada que hacer, pero no se acepta lo inevitable, las personas llegan a actuar o a formular pensamientos que parecerían absurdos.

Sagitario: Escucha. Podemos ser esto. Podemos serlo, y los dos estaremos muy bien y muy a gusto…, pero podemos ser más.

Capricornio: Calma! Esto es nuevo, nada más.

 

Acuario: Yo terminé matándolo, y se lo dije a usted, pero sólo para que ya no sufriera. Eso es lo que sé.

Piscis: Usted es ese hombre, ¿no? El que estaba espere y espere.

NO COMMENTS

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.