¿De qué están hechos los diputados de Puebla?
Desde la agenda liberal al ministro Salvador Aguirre Anguiano no se le extrañará y más bien será recordado como un juez conservador, con posiciones lesivas para la protección de los derechos humanos. Con todo y esa trayectoria, se le recordará además por una frase con la que anticipó el sentido de su proyecto de resolución de la acción de inconstitucionalidad promovida en contra de la Ley Televisa.
Por Lado B @ladobemx
27 de noviembre, 2012
Comparte

Roberto Alonso *

@rialonso

Desde la agenda liberal al ministro Salvador Aguirre Anguiano no se le extrañará y más bien será recordado como un juez conservador, con posiciones lesivas para la protección de los derechos humanos. Con todo y esa trayectoria, se le recordará además por una frase con la que anticipó el sentido de su proyecto de resolución de la acción de inconstitucionalidad promovida en contra de la Ley Televisa.

No saben de lo que estamos hechos”, advirtió el ministro días antes de que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) desarticulara la lógica de este conjunto de reformas a las leyes federales de Radio y Televisión, y de Telecomunicaciones. Las sesiones que ocuparon los ministros para este propósito son memorables pues revelaron que la Corte también gobierna y que el Poder Judicial, a diferencia del Ejecutivo y el Legislativo, resistió las presiones del poder mediático.

La frase ha sido esgrimida como pregunta en momentos clave de la vida política en los que diferentes actores han estado a punto de tomar una decisión que impacta sustancialmente en la calidad de la democracia. Tal es el caso, en la escena local, del proceso de designación del nuevo integrante de la Comisión para el Acceso a la Información Pública y Protección de Datos Personales del Estado (CAIP), a cargo del Congreso de Puebla.

Aunque 14 diputados juegan un papel principal al integrar la Junta de Gobierno y Coordinación Política, y la Comisión de Transparencia y Acceso a la Información, las y los 41 diputados que conforman la LVIII Legislatura tienen bajo su responsabilidad el futuro del acceso a la información pública en Puebla. Quien llegue a la CAIP definirá si el órgano garante de este derecho fundamental asume o no una posición aperturista durante los próximos años.

Será en la última sesión del tercer periodo de sesiones de este año cuando por mayoría calificada el pleno designará al nuevo comisionado de la CAIP, presumiblemente el 13 de diciembre. Sin embargo, será la próxima semana, del 3 al 7 de diciembre, cuando los aspirantes a tal cargo comparecerán ante la Comisión de Transparencia y Acceso a la Información del Congreso local para demostrar sus conocimientos, su trayectoria y su experiencia en materia de transparencia, acceso a la información y protección de datos personales. A la CAIP no puede llegar un personaje ajeno a estos temas.

Por desgracia, a escasos días de que esto suceda ni la Junta de Gobierno ni la comisión legislativa referida han decidido si las comparecencias serán públicas o a puerta cerrada, como si se quisiera ocultar algo. Asimismo, ni una ni otra instancia legislativa ha acordado si en la evaluación de los candidatos a la CAIP podrán participar las organizaciones sociales que desean coadyuvar en dicha valoración, tal y como lo permite la Ley de Transparencia de Puebla.

Lo que sí es un hecho es que al ser cuestionado al respecto, el presidente del Congreso local, el priista Edgar Salomón, declaró lo siguiente: “No cualquiera puede estar en las comisiones, es una soberanía de los diputados y este tema es únicamente de ellos, lo que no queremos es que el Congreso caiga en un Big Brother”.

El mismo diputado se comprometió a mediados de noviembre a que habría transparencia y participación social en este proceso, pero su declaración se ha hecho agua. Por su parte, la diputada Josefina Buxadé rechazó que el proceso transcurra “en catacumbas”, aunque si otra cosa no sucede así será.

En un imperdible artículo, el diputado panista Juan Carlos Espina resumió la disyuntiva que tienen por delante las y los 41 diputados: “Ser demócrata o no”. Si no hay transparencia en el ejercicio gubernamental, si no hay garantía para el acceso a la información pública “estamos hablando de un sistema político no democrático o deficientemente democrático”, escribió.

Los procesos opacos, de espaldas a la sociedad, ponen en riesgo a las instituciones. ¿De qué están hechos las y los diputados de Puebla?

 

*@rialonso es secretario del Capítulo Puebla de la Asociación Mexicana de Derecho a la Información (AMEDI). Comunicólogo de formación, maestrante en Políticas Públicas y apasionado del derecho a la información y del periodismo. Participa en el Nodo de Transparencia de Actívate por Puebla.

 

Columnas Anteriores

[display-posts category=»con-copia-para» posts_per_page=»-15″ include_date=»true» order=»DESC» orderby=»date»]

Comparte
Lado B
Información, noticias, investigación y profundidad, acá no somos columnistas, somos periodistas. Contamos la otra parte de la historia. Contáctanos : info@ladobe.com.mx