Aprovechan Gali y Chedraui resquicios legales para promoción

Aprovechan Gali y Chedraui resquicios legales para promoción

Ernesto Aroche Aguilar

@earoche

Aprovechando los resquicios y la falta de regulación, los secretarios de Infraestructura y de Salud, Antonio Gali Fayad y Jorge Aguilar Chedraui, continúan con su promoción personal a través de páginas electrónicas y de las redes sociales, de cara a una virtual candidatura a la presidencia municipal de la capital poblana.

Foto distribuida por la Secretaría de Infraestructura

En su promoción, los funcionarios no han dudado en echar mano de los recursos de las dependencias a su cargo, como sucede con Gali Fayad que utiliza la infraestructura de comunicación institucional para publicitar la entrega de cobertores, grava y donaciones varias en juntas auxiliares, a pesar de que se trata de actos “altruistas” y personales que no están vinculados con el trabajo de la dependencia, como se reconoció a una solicitud de información (folio 346912) .

Además, ni la Ley Orgánica de la Administración Estatal, ni en la Estructura Orgánica de la Secretaría de Infraestructura, ni en el reglamento interno se reconoce la existencia de un área responsable de “actividades altruistas”.

Eso, sin embargo, no ha impedido que semana con semana el “Enlace de Comunicación Social de la Secretaría de Infraestructura” envíe a las redacciones de medios –y esto a su vez se traduzca en espacios mediáticos— información y fotos sobre dichas acciones “altruistas” de la dependencia en juntas auxiliares y colonias de la capital poblana.

El uso personal del equipo de la dependencia no sólo se ha limitado al enlace de comunicación de la SI, también se ha publicado a través del sitio oficial de la Dirección de Comunicación Social del Gobierno del Estado.

¿Es o no es?

Pero la promoción del trabajo de Gali Fayad en la secretaría que encabeza no se limita a los canales institucionales, también se han utilizado sitios de internet desvinculados de la estructura oficial y a nombre de particulares como sucede con el sitio quebienvapuebla.mx.

De acuerdo con otra solicitud de información (folio 347012) la SI reconoció que se trata de un “desarrollo piloto propuesto a la secretaría por una empresa privada” pero que hasta el momento no ha sido contratado; a pesar de ello dicha página se ostentó hasta hace unos días como una “Iniciativa de la Secretaría de Infraestructura para la participación ciudadana”, impulsada por un inexistente “Patronato de la Secretaría de Infraestructura”.

Actualmente, el registro del sitio aparece a nombre de Óscar Mondragón y de la empresa Aureacode SA de CV, de acuerdo con una búsqueda usando herramientas disponibles en internet; aunque a decir del propio Mondragón fue contratado por el Instituto de Artes y Oficios para la Comunicación Estratégica, una empresa de consultoría y marketing político que dirigen José Adolfo Ibinarriaga y Roberto Trad.

Anuncios en Facebook

Aprovechando que los espacios electrónicos aún no están regulados por la ley electoral el titular de la Secretaría de Salud ha comenzado a pagar anuncios en Facebook para promocionar sus acciones.

A la par Aguilar Chedraui tiene ya en internet una página personal con fotos –publicadas en la revista Líder–, discursos, trayectoria, testimoniales de su esposa y sus redes sociales: jorgeaguilarchedraui.com

El sitio está a nombre de Sergio Castillo, cuya única referencia en el sitio de registro de páginas web es una dirección de correo: sergio_castillo_2013@live.com.mx.

Mientras que la dirección aguilarchedraui.mx –ésta a nombre de la Secretaría de Salud al igual que el sitio pueblasana.mx, que hasta hace algunas semanas aparecía a nombre de Óscar Mondragón— redirecciona al primer sitio web.

Todo lo anterior sin olvidar que en meses pasados los funcionarios señalados junto con el secretario General de Gobierno, Fernando Manzanilla, usaron espectaculares con portadas de revistas para promocionar su imagen como una estrategia de posicionamiento preelectoral.

NO COMMENTS

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.