SGG y ayuntamiento de Lara Grajales incumplen compromiso

SGG y ayuntamiento de Lara Grajales incumplen compromiso

Mely Arellano

@melyarel

En un estado que presume “Acciones que transforman”, una negociación mediada por la Secretaría General de Gobierno (SGG), de la que se desprende una serie de compromisos, debería de ser suficiente para que las partes involucradas cumplieran o hicieran cumplir la palabra empeñada, escrita y sellada. Pero no es así, y los vecinos de la calle Oaxaca del municipio de Rafael Lara Grajales lo saben.

A 45 días de la reunión en donde representantes del comité vecinal, funcionarios de la SGG y de la Comisión Estatal del Agua y Saneamiento de Puebla (Ceasp) firmaron dichos compromisos, estos no se han cumplido en su totalidad y hay uno, sencillo y de beneficio directo a la comunidad, por el que de plano ya nadie responde: el adoquinamiento de cuatro cuadras por donde pasará un ducto de gas.

El gasoducto estará a 2.5 metros de profundidad, a unos 6m de las viviendas y junto a la acequia contaminada.
Foto: Marlene Martínez.

La obra, además, ha enfrentado otros problemas e irregularidades, como lo denunciaron los afectados a través de un boletín de prensa el pasado viernes y que Víctor Trinidad, integrante del Comité de la Calle Oaxaca, detalló en entrevista con Lado B.

-Rompieron una tubería del drenaje de Central de Malta (de la Cervecería Cuauhtémoc Moctezuma), de desechos químicos. Lo rompieron por arriba y por un costado y sólo le dieron dos vueltas con cinta de aislar ancha, le pusieron alambre de amarre y lo taparon. También rompieron una tubería y tuvieron que drenar con una bomba a la barranca, y esa agua se filtró al ducto.

La instalación del ducto de gas al que se refiere es precisamente lo que inició el conflicto, ya que desde un inicio –hace tres meses-  hubo oposición de los vecinos, primero porque desconocían los riesgos que podría traer para las 220 personas que lo tendrán frente a su casa; y después porque si cedieron a su construcción fue a cambio del adoquinamiento de cuatro de las siete cuadras (2 mil metros en total) que abarca.

Por cierto, aunque se dijo que el ducto estaría a 2.5 metros de profundidad, en realidad –de acuerdo con los vecinos- está aproximadamente a 1.5 metros.

Por otra parte, los vecinos refieren que el 19 de octubre Jaime Campos Torres, representante de la Empresa del Gas Natural Industrial, les informó que ya había aportado 100 mil pesos para cumplir con otro de los compromisos adquiridos en la reunión realizada en la SGG: entubar las aguas negras de la acequia que está junto a donde se construye el ducto.

Campos Torres les dijo otra cosa que les preocupa, y es que Armando Cañedo Solares, delegado de la SGG y quien también estuvo presente en la reunión del 12 de septiembre, no le había comentado nada sobre el adoquinamiento. Incluso aseguró que si hubieran recurrido directamente a la empresa de gas, el problema se habría resuelto en quince días.

Mientras tanto, con un avance del 80 por ciento en la instalación del ducto de gas, no hay nadie que les dé la cara.

Cañedo Solares dijo Lado B desde el pasado 28 de septiembre que el adoquinamiento era responsabilidad del Ayuntamiento “en coordinación con la empresa transportadora de gas. La empresa será la responsable de comprar el adoquín y las autoridades municipales de colocarlo”.

Acequia en calle Oaxaca, entre Rafael Lara Grajales y Nopalucan. Un foco de contaminación.
Foto: Marlene Martínez

La Empresa de Gas Natural Industrial, sin embargo, les ha dicho a los vecinos que con ellos no fue el trato. Y el presidente municipal Horacio Castillo de plano se desentendió del asunto.

Y ahora, Francisco Torres Villareal, delegado de la Secretaría General de Gobierno con quien el comité de la calle Oaxaca había mantenido contacto, les informó el 23 de octubre que sería reemplazado en el cargo.

“A simple vista –manifiestan los vecinos- se puede notar que lo único que quieren es aburrirnos para que renunciemos a  lo acordado, pero no vamos a dejar que abusen de nosotros. Ya basta con tanto abuso a nuestro municipio de Rafael Lara Grajales, pues lo han tomado como negocio personal para beneficiarse todos los que llegan al poder administrativo de manera deshonesta”.

Cabe recordar que quienes se han opuesto al ducto fueron amenazados por cetemistas. 

NO COMMENTS

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.