Exigen a Aguilar Chedraui que defienda derechos de poblanos con VIH

Exigen a Aguilar Chedraui que defienda derechos de poblanos con VIH

Mely Arellano

@melyarel

La salud de las personas con VIH en Puebla estará en riesgo si el Centro Nacional para la Prevención y el Control del VIH/Sida (Censida) suspende el suministro de medicamentos antirretrovirales, como advirtió el organismo desde el pasado 4 de septiembre, denunciaron Onán Vázquez, Brahim Zamora y Salvador Meza, vocales del Consejo Estatal para la Prevención y el Control del Sida (Coesida).

Por lo que exigieron que el secretario de Salud estatal Jorge Aguilar Chedraui rechace la disposición de Censida y esperan que en la sesión del Coesida, a realizarse el próximo viernes 26, manifieste una postura en ese sentido.

La medida, que afectaría también a la Ciudad de México, Oaxaca y Guanajuato, así como al Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición “Salvador Zubirán”, se debe a que no están cumpliendo con los esquemas de tratamiento incluidos en los “Lineamientos para el uso de recursos públicos en la aplicación de la Guía de manejo ARV (antirretroviral) de las personas con VIH”.

Tomada de asovida.org

En efecto, en Puebla los y las pacientes tienen tratamientos diferentes a los que se establecen en tales lineamientos, porque la recomendación médica se giró antes de que estos se dieran a conocer, y cambiarlos podría tener repercusiones graves contra su salud.

Un estudio de 2010 realizado por dos médicos cubanos reveló que cuando hay un cambio en el tratamiento de antirretrovirales, en el 77 por ciento de los casos se presenta una reacción adversa.

En los “Lineamientos para el Tratamiento Antirretroviral de Personas con VIH para Instituciones del Sistema Nacional de Salud”, publicado en la página oficial de la dependencia el 6 de julio de este año, se advierte sobre el riesgo de una falla virológica si el o la paciente no se apega a su tratamiento (pp 10).

Además, previo a la consideración de un cambio de medicamentos habría que realizar los estudios correspondientes.

–Antes se tienen que hacer dos estudios para saber si los nuevos medicamentos serán efectivos, pruebas de genotipo y fenotipo, pues existe el riesgo de que no funcionen, se afecte la salud de las personas y esto incremente los costos de atención, ante una eventual hospitalización –explicó Onán Vázquez en entrevista con Lado B.

Un problema similar tendrá aquella persona que al perder el empleo tenga que dejar de atenderse en el IMSS o en el Isssste y al llegar al Seguro Popular le cambien, sin opción, su tratamiento.

Asunto de dinero

En el fondo, dijeron, es un asunto de dinero. Los nuevos lineamientos, dados a conocer en julio y a los que hubo que hacer correcciones a raíz de las críticas de médicos expertos de varios institutos  y de la sociedad civil, incluyen tratamientos efectivos pero más baratos.

–Es un conflicto principalmente económico, porque los medicamentos que amenazan con no suministrar son de los más caros. El Estado mexicano ha sido muy condescendiente con los laboratorios –dijo Onán Vázquez-, pues paga precios que pagan los países más ricos, mientras que esos mismos laboratorios sí hacen concesiones a otros países con las mismas condiciones que México. Es un problema federal que deben resolver, pero no a costa de la salud de nadie.

Las personas con diagnóstico reciente sí recibirán sin problema alguno los medicamentos efectivos y baratos, pero no será tan fácil para quienes ya tenían otros tratamientos.

–Ahí le amarran las manos a los médicos, ellos saben que cada paciente es distinto y tiene requerimientos particulares.

Viola los derechos humanos

Tomada de maspormas.com

El pasado 28 de septiembre, durante la Primera Reunión Ordinaria del Consejo Nacional para la Prevención y Control del Sida (Conasida), la Secretaría de Salud federal dijo que se había mal interpretado el oficio DG/1441/12 emitido por el Censida y firmado por su director José Antonio Izazola, en el que notifica la suspensión del envío de medicamentos antirretrovirales a un instituto nacional de salud y a cuatro programas estatales de VIH, y se comprometió a enviar una carta aclaratoria.

Sin embargo, Onán Vázquez asegura que la “aclaración” decía lo mismo, sólo que más amable.

–Sí hubo un segundo oficio pero dice lo mismo, uno lo dijo rudo y el otro lo dice de manera más bonita, pero comparas uno y otro y no hay una diferencia de fondo.

En esa reunión, Luis Adrián Quiroz, presidente de la organización Salud, Derechos y Justicia AC (Sdjac) y vocal de Conasida, solicitó medidas cautelares a la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) ante la evidente violación al derecho a la salud.

Ese mismo día, al menos diez organizaciones firmaron una carta dirigida al presidente Felipe Calderón pidiendo “la inmediata cancelación de la medida anunciada por el Censida y la remoción de los responsables de promover, desde la Secretaría de Salud, políticas con rasgos genocidas”.

Puebla no destina ni un peso a prevención

–¿Cuántas personas están recibiendo el tratamiento?

–Son datos sensibles y no tenemos acceso a ellos, pues se violaría la confidencialidad, pero sabemos que es una cantidad considerable, pero aunque fuera uno solo, no debe hacerse.

–La medida responde a una disminución de costos en tratamientos, ¿cómo estamos en prevención?

–En Puebla no hay presupuesto de prevención desde el 2006, no existe. La Federación sí manda dinero pero es una cantidad verdaderamente raquítica, y en teoría el gobierno estatal tendría que duplicar esa aportación, pero no lo hace. Es un pendiente de años.

Puebla es 5º lugar en casos acumulados de Sida y 16 en cuanto a incidencia acumulada de personas, según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), con 116.4 casos por cada 100 mil habitantes. Aunque se calcula que por cada caso oficial o detectado hay un subregistro de 14.

NO COMMENTS

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.