¿Qué pasa en el Congreso de Puebla?
La iniciativa hizo récord incluso en el fast track. A las 8:00 llegó a la Comisión Permanente, turnándose para su análisis a la Comisión de Gobernación y Puntos Constitucionales, donde fue aprobada sin la presencia de su presidente minutos después. A las 12:30, ya se había avalado en el pleno. En poco más de cuatro horas se presentó la propuesta de reformas al Código de Instituciones y Procesos Electorales del Estado de Puebla, se dictaminó, se citó a una sesión extraordinaria del pleno y se votó. Horas más tarde, el decreto de reforma estaba publicado en el Periódico Oficial del Estado. Sí, el mismo día: lunes 3 de septiembre de 2012.
Por Lado B @ladobemx
04 de septiembre, 2012
Comparte

Roberto Alonso*

La iniciativa hizo récord incluso en el fast track. A las 8:00 llegó a la Comisión Permanente, turnándose para su análisis a la Comisión de Gobernación y Puntos Constitucionales, donde fue aprobada sin la presencia de su presidente minutos después. A las 12:30, ya se había avalado en el pleno. En poco más de cuatro horas se presentó la propuesta de reformas al Código de Instituciones y Procesos Electorales del Estado de Puebla, se dictaminó, se citó a una sesión extraordinaria del pleno y se votó. Horas más tarde, el decreto de reforma estaba publicado en el Periódico Oficial del Estado. Sí, el mismo día: lunes 3 de septiembre de 2012.

La nueva Ley de Transparencia de Puebla, por ejemplo, se aprobó el 15 de diciembre de 2011 y tardó dieciséis días en publicarse, el 31 de diciembre del mismo año. Esta vez el procedimiento legislativo fue distinto y la evidencia indica que había prisa.

Firmada por el diputado panista Edgar Antonio Vázquez, quien no defendió su contenido en tribuna, la iniciativa modificó ocho artículos del código electoral poblano para aplazar el inicio del proceso electoral local al mes de febrero de 2013, tres meses después de lo dispuesto no sólo por la redacción anterior del código sino por la propia Constitución del Estado, que a la letra dice en la fracción II de su artículo 3: “El Consejo General se reunirá en la segunda semana del mes de noviembre del año anterior a la etapa de la jornada electoral para declarar el inicio del proceso electoral.”

A las 8:56 de la mañana, el presidente de la Comisión de Gobernación y Puntos Constitucionales del Congreso local, el panista Juan Carlos Espina, alertó en su cuenta de Twitter: “Me dicen q en algún lugar está sesionando la Com Gobernación @CongresoPue sin mi presencia y sin mi convocatoria. De qué se trata? (sic)”

A los dos minutos agregó: “#albazolegislativo entra una iniciativa a las 8:30 am; Com Gob en lo oscurito y sesión extraordinaria @CongresoPue; qué cosa! (sic)”. Tal y como lo señaló el diputado petista, Zeferino Martínez, todo sucedía al mismo tiempo. El proyecto de reformas se aprobaba en la comisión a cargo de Espina y se avizoraba que la Comisión Permanente, presidida por el diputado de Nueva Alianza, Enrique Nácer Hernández, convocaría al resto de diputados que se encontraban en receso legislativo para su inmediata aprobación en el pleno. Y así fue. Cerca de las 12:30, 34 diputados de diferentes partidos respaldaron las reformas sin permitir siquiera su lectura, mientras que el diputado Espina y la diputada también panista, Ana María Jiménez, votaron en contra. El autor de la iniciativa tropezó en explicar su objetivo, otros diputados esquivaron las entrevistas.

Desde temprana hora del lunes, circulaba en medios nacionales un desplegado firmado por 200 panistas vinculados al gobernador del estado, Rafael Moreno Valle, quienes le solicitaron al presidente del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del PAN, Gustavo Madero, la salida del dirigente estatal del partido, Juan Carlos Mondragón. Apareció como responsable de la publicación la diputada federal Blanca Jiménez Castillo, quien ya había hecho públicas sus aspiraciones para tomar las riendas del partido en el estado.

Días atrás, Mondragón había recibido el espaldarazo del CEN del PAN para permanecer al frente del partido en Puebla. El todavía presidente estatal fue designado para conducir el PAN poblano hasta el mes de octubre de 2012, sin embargo, aspiraba a prorrogar su gestión con miras a seguir dirigiendo el partido durante el proceso electoral local, que en la Constitución local sigue teniendo como fecha prevista de inicio el mes de noviembre. Con estos elementos, a la iniciativa se le bautizó rápidamente como #LeyMondragón y trascendió que su propósito fue la salida del panista. Desplegado e iniciativa se encontraron y de ahí la polémica.

Junto con el conflicto político y la división panista que el caso pone al desnudo, la manera en la que esta iniciativa se aprobó devela un preocupante comportamiento del Congreso local. En la arena legislativa, lo saben los diputados, la forma dice muchas veces más que el fondo. Sea cual sea su contenido, aprobar una reforma en cuatro horas violenta el espíritu parlamentario de análisis, discusión y debate. Más aún, el hecho de brincarse al presidente de la comisión dictaminadora debería poner en alerta a todo el Congreso, pues validar un albazo legislativo como el acontecido significa aceptarlo y legitimarlo como modo de proceder.

El presidente del CEN del PAN ha anunciado que interpondrá un recurso de control constitucional en contra de la reforma aprobada. De presentarse una acción de inconstitucionalidad, tal y como lo permite el 105 de la Constitución federal -el mismo artículo que prohíbe la publicación de leyes de carácter electoral noventa días antes de que inicie el proceso electoral en cuestión-, sería la segunda que cargará consigo la LVIII Legislatura de Puebla. La primera fue promovida por la PGR y quedó sin materia en febrero de 2012, cuando el gobernador desistió en su intento de mantener el candado en la Ley de Ingresos 2012 que obstaculizaba la transparencia, ridiculizando así a los diputados que la aprobaron a pesar de las advertencias y los exhortos que recibieron para eliminarlo.

Algo muy cercano a la sumisión y a la obediencia pasa en el Congreso de Puebla, donde los diputados aprueban con celeridad y varias veces sin intercambio de ideas y opiniones, las iniciativas que llegan con la firma del gobernador o con aires de Casa Puebla. Hoy le tocó al diputado Espina y a la diputada Jiménez, así como a otros actores del PAN. Para el resto de poblanos que creen en el necesario equilibrio de poderes y en la independencia del Congreso, fue una más.

¿Cómo poner un alto?

*@rialonso es secretario del Capítulo Puebla de la Asociación Mexicana de Derecho a la Información (AMEDI). Comunicólogo de formación, maestrante en Políticas Públicas y apasionado del derecho a la información y del periodismo. Participa en el Nodo de Transparencia de Actívate por Puebla.

Columnas Anteriores

[display-posts category=»con-copia-para» posts_per_page=»-1″ include_date=»true» order=»ASC» orderby=»date»]

Comparte
Lado B
Información, noticias, investigación y profundidad, acá no somos columnistas, somos periodistas. Contamos la otra parte de la historia. Contáctanos : info@ladobe.com.mx