Gali Fayad: candil de la capital, oscuridad del interior

Gali Fayad: candil de la capital, oscuridad del interior

Foto: Pablo Spencer | Es Imagen

Ernesto Aroche Aguilar

@earoche

Mientras la Secretaría de Infraestructura arrastra retrasos en la conclusión del 21 por ciento de las obras en todo el estado, su titular Antonio Gali Fayad no pierde oportunidad de hacerse visible en la capital poblana como parte de su estrategia de posicionamiento con miras a obtener una candidatura en el proceso electoral del 2013.

Ya sea poniendo en marcha un programa emergente de bacheo por 4 millones de pesos para la ciudad de Puebla, u organizando visitas con reporteros y fotoperiodistas a las obras en proceso, también dentro de la metrópoli capitalina, lo mismo al Centro Integral de Servicios (CIS) que al Distribuidor Vial de la Autopista México-Puebla, con Carretera Santa Ana Chiautempan, asegurándose una visibilidad mediática.

Fue a partir de agosto pasado cuando comenzó a notarse una mayor actividad pública del funcionario, las reuniones con grupos empresariales que a diferencia de meses pasados no se boletinaban comenzaron anunciarse en las redacciones de medios informativos, como cuando informó de una reunión que sostuvo con el Colegio de Arquitectos en donde aseguró que el CIS llevaba un avance del 35 por ciento, a pesar de que una semana antes la dependencia había reconocido, al atender una solicitud de información, que apenas llevaban un avance del 14 por ciento.

Ayer, tan sólo inauguró junto con el presidente municipal, Eduardo Rivera, y el gobernador, Rafael Moreno Valle, los trabajos de pavimentación con concreto hidráulico en el bulevar 5 de Mayo y los trabajos de mejoramiento de imagen urbana del Paseo Fuertes-Catedral.

El retraso se acumula

Y mientras el funcionario se pone el casco y el chaleco naranja para la foto, las obras en el interior del estado siguen acumulando rezagos.

El reporte de avance de obras que puede ser consultado en internet muestra que algunas debieron entregarse hace casi un año, como la reconstrucción de la carretera Azumbilla-Tlacotepec de Díaz en el tramo que corresponde a Eloxochitlán, uno de los municipios con mayor grado de marginación en el estado.

La obra, a cargo de C&C Constructores se inició en abril del año pasado, prácticamente en el arranque de la nueva administración, y debió entregarse el domingo 30 de octubre de ese año, aunque de acuerdo con el reporte oficial la obra tiene hasta el momento un avance del 93.9 por ciento.

Los casos más extremos son otros: la construcción de la carretera de acceso al tecnológico de Zacapoaxtla que se inició en octubre de 2009 y que la Compañía Pavimentadora SA de CV debió entregar en abril de 2010, todavía en la administración marinista, hasta la fecha reporta un avance del 70 por ciento.

Llama la atención también la modernización y ampliación del camino de Zautla, a cargo de la empresa Construcción Fácil SA de CV que se inició el 22 de agosto de 2011 y estaba pactada a entregarse el 31 de diciembre de ese año, a nueve meses de esa fecha el avance es de tan sólo el 11.3 por ciento.

Y llama la atención por que sería ahí donde se ubicaría la primera ciudad rural del estado, un proyecto anunciado con bombo y platillo en mayo de 2011 por el gobernador del estado, al que se destinarían 200 millones de pesos para la construcción de viviendas, un centro integrador de servicios y que estaría listo para los festejo del 5 de mayo, situación que no se cumplió.

En total son 30 de un padrón de 138 obras las que la dependencia estatal reconoce con retrasos en su conclusión.

Información, noticias, investigación y profundidad, acá no somos columnistas, somos periodistas. Contamos la otra parte de la historia. Contáctanos : info@ladobe.com.mx

NO COMMENTS

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.