El grito de dependencia
¡Vivan los héroes que nos dieron patria!, ¡Viva México! (ter). Gritos que retumbaron en un sinnúmero de zócalos y plazas de ciudades y pueblos a lo largo y ancho de nuestro país, acompañados de pirotecnia, antojitos, atuendos y parafernalia tricolores, bebidas alcohólicas y, por supuesto, otros muchos gritos. Todo ello para conmemorar el ducentésimo segundo aniversario de la gesta iniciada por Hidalgo y sus co-conspiradores y culminada por Iturbide y Guerrero.
Por Lado B @ladobemx
17 de septiembre, 2012
Comparte

Hugo León Zenteno*

@hugoleonz

¡Vivan los héroes que nos dieron patria!, ¡Viva México! (ter). Gritos que retumbaron en un sinnúmero de zócalos y plazas de ciudades y pueblos a lo largo y ancho de nuestro país, acompañados de pirotecnia, antojitos, atuendos y parafernalia tricolores, bebidas alcohólicas y, por supuesto, otros muchos gritos. Todo ello para conmemorar el ducentésimo segundo aniversario de la gesta iniciada por Hidalgo y sus co-conspiradores y culminada por Iturbide y Guerrero.

Más allá de la efeméride y de los vaivenes históricos, el verdadero sentido del festejo escapa a la mayoría de los juerguistas. La mexicanidad evocada en estas fechas no reside en los alaridos, en los disfraces, en la simbología oficialista o en el cúmulo de lugares comunes (y por ende muchas veces vacíos) que frecuentemente compartimos de manera poco crítica. Aquél sentimiento identitario, radica, más bien, en nuestras profundas tradiciones y rasgos culturales, los cuales nos dotan de una orgullosa nacionalidad y que nos diferencian de las otras, distinción que implica precisamente la independencia a la que aludimos cada septiembre (y sólo cada septiembre).

Sin embargo, los recientes hechos y el entorno actual nos llevan a cuestionar contundentemente la pertinencia de la celebración, y más aún, de la multicitada independencia. Inquietud que, por cierto, palpitó de una tenue pero constante manera en días previos, señal del hartazgo de un sector de la población ante la miopía y el descaro de los poderosos y el conformismo de los ciudadanos. Y es que, en verdad, parece que no hay nada que festejar, en tanto a nuestro alrededor hoy miramos: falta de libertad (y de libertades), opresión, autoritarismo, violencia, imposición, desmemoria, gasolinazos, falta de competitividad, monopolios, impunidad, debates públicos francamente anodinos, líderes de opinión autoproclamados y prefabricados, caciques arribistas y arrogantes, ciudades sitiadas, cotidianos atropellos gubernamentales, contubernios por todos lados. Todo ello, claro, entremezclado con fuertes dosis de Academias, Voces, Canelos, los eternos melodramas reciclados y de la desastrosa Liga MX, a manera de eficaces distractores y de una especie de perversa anestesia social.

De esta forma, desgañitarse, ondear banderas o cantar abrazados y a coro es poco congruente con la situación nacional. Dar este grito de dependencia es perpetuarla, asumirla y convalidarla. Nuestra independencia e identidad mexicanas valen más que los caprichos y ardides del mandatario en turno o de su advenedizo sucesor. El grito a dar, pues, debe ser de reclamo y crítica, de rechazo y coraje, de conciencia y sapiencia, de voluntad y libertad. ¡Viva ése México!

*Académico en las áreas de Periodismo y Comunicación. Actualmente es profesor en la Escuela de Periodismo de la UPAEP y en la Universidad de las Américas Puebla. Sus áreas de interés profesional son: recepción crítica de medios, hipermedios y noticias; análisis del mensaje periodístico en diarios nacionales e internacionales; ciberperiodismo; análisis y consultoría sobre arquitectura de información, usabilidad y calidad semántica en websites. Vive en la ciudad de Puebla; gusta del arte, el beisbol, el chocolate y la lluvia. Correo Electrónico: hugoleonz@gmail.com

Columnas Anteriores

[display-posts category=»interlectura» posts_per_page=»-1″ include_date=»true» order=»ASC» orderby=»date»]

Comparte
Lado B
Información, noticias, investigación y profundidad, acá no somos columnistas, somos periodistas. Contamos la otra parte de la historia. Contáctanos : info@ladobe.com.mx