Once tras la candidatura azul

Once tras la candidatura azul

Mely Arellano | Joseline Santos | Ernesto Aroche

@melyarel | @joss_santos | @earoche

Apenas terminaron las elecciones federales y los actores políticos como en antiguo comercial de refresco de cola piensan, sueñan y viven ya en los comicios de 2013. Una elección no menor para los grupos de poder porque configurará las fuerzas políticas para lo que resta del sexenio, recordemos que quienes ganen se mantendrán en el cargo no tres años como usualmente sucede, sino cuatro años ocho meses para hacer coincidir a las elecciones estatales con las federales en el 2018, como quedó definido con la reforma electoral de 2011.

A lo anterior se adicionan las filias y las fobias del partido en el poder, incluidas las del gobernador, Rafael Moreno Valle. Cada personaje o grupo buscará afianzarse y colocar a sus cuadros, así que el proceso interno se estima competitivo.

Hasta el momento son 11 los interesados en competir, pero son pocos los que tienen posibilidades reales. Lado B revisó sus perfiles para ir conociendo a los que desde hace algunas semanas ya se mueven por la capital tratando de atraer simpatías.

Amy Camacho Wardle

Amy Camacho Wardle ya ha declarado abiertamente sus intenciones por la Presidencia Municipal de Puebla y podría conseguirlo.

Foto: Archivo

La secretaria de Sustentabilidad Ambiental y Ordenamiento Territorial tiene varios puntos a su favor. Está su perfil ciudadano, gracias al cual fue postulada en el 2010 para candidata al mismo cargo que ahora buscaría nuevamente, y al que renunció aduciendo motivos personales. Su relación con varios sectores sociales y empresariales le significan un respaldo poco tangible políticamente, pero visible en las preferencias.

En el ejercicio demoscópico de Nodos Investigación + Estrategia, dado a conocer por Arturo Luna hace unos días, Amy Camacho lleva la ventaja (20%) en la carrera por la alcaldía sobre Fernando Manzanilla Prieto (12%), Antonio Gali Fayad (6%), Jorge Aguilar Chedraui (6%), Pablo Rodríguez Regordosa (6%), Francisco Rodríguez (4%) y Mario Riestra Piña (4%).

La candidatura de la ex directora de Africam Safari, quien nació en Estados Unidos pero obtuvo la ciudadanía poblana en octubre del año pasado, tendría la ventaja de contar con el apoyo del presidente municipal Eduardo Rivera –así como del ala dura del partido blanquiazul-, y del gobernador Rafael Moreno Valle, aunque ese factor también podría actuar en su contra, dada la relación entre ambos.

Eso, dando por hecho que su vínculo con el habitante de Casa Puebla no se haya dañado luego de los rumores de un supuesto regaño y una renuncia no aceptada apenas en mayo.

Y si bien ha dicho que sí le interesa relevar al panista, también ha dejado claro que no lo hará por un solo partido, ni siquiera por el Partido Acción Nacional (PAN) –al que, de hecho, no pertenece-, sino que le gustaría ir como candidata ciudadana impulsada por una alianza. En ese sentido, Movimiento Ciudadano ya le abrió las puertas, pero más bien habría que esperar que los dirigentes de los partidos le presenten una propuesta específica.

Foto: Es Imagen

Fernando Manzanilla

La Secretaría General de Gobierno podría quedar acéfala en unos meses cuando su titular, Fernando Manzanilla Prieto, deje el cargo para buscar la alcaldía capitalina.

Su preparación académica y experiencia profesional son cartas que no han permeado en la simpatía de los poblanos, ya que la encuesta antes mencionada sólo le da un 12 por ciento de apoyo ciudadano.

Pero Manzanilla tiene una carta más: su amistad con el gobernador.

El oriundo del Distrito Federal cursó la maestría en Políticas Públicas en la escuela John F. Kennedy de la Universidad de Harvard. Durante este periodo se afianzó su acercamiento con Moreno Valle.

Ambos fueron parte del denominado “Grupo Finanzas” en el sexenio de Melquiades Morales Flores.

Al concluir su gestión siguieron caminos distintos: el Ejecutivo se cambió de partido y llegó al Senado representando al PAN, en tanto que Manzanilla se afilió a Convergencia – ahora Movimiento Ciudadano- buscó un sitio en la Secretaría de Educación Pública y en la Comisión Nacional Bancaria, además fundó el Grupo Empresarial Imagina México.

En 2010 coordinó la campaña de Rafael Moreno Valle, desde entonces se le vislumbraba como encargado de la política interna del gobierno, y así fue.

Además de la amistad, su relación con el mandatario es familiar, ya que contrajo nupcias con la hermana de Moreno Valle hace 10 meses.

Su búsqueda por la alcaldía se evidenció en agosto de 2011 cuando renunció a su militancia en el Partido Convergencia. Los rumores aumentaron hace unos días cuando reconoció que se había afiliado al PAN, y que en caso de buscar la candidatura sería por esta institución.

Pese a ello, Fernando Manzanilla no es de los preferidos del partido. Los grupos más tradicionales optan por uno de los suyos pero son minoría, así que las posibilidades de que sea el abanderado son mayores que las del resto de sus adversarios.

Jorge Aguilar Chedraui

Algunos mencionan que el interés en buscar la presidencia municipal es para atraer reflectores, pero la verdadera meta del secretario de Salud, Jorge Aguilar Chedraui, es obtener una diputación local.

El funcionario nació en la capital poblana en noviembre de 1973. Cursó la licenciatura en Economía en la Universidad de las Américas Puebla (UDLAP) y una maestría en Mercados Financieros por la Universidad Autónoma de Madrid.

Su perfil fue suficiente para obtener un espacio en la Bolsa Mexicana de Valores, en la Secretaría de Finanzas, en el IMSS y en la delegación del ISSSTE.

Es el primer secretario de Salud en Puebla que no es médico de profesión.

Foto: Es Imagen

El interés de Rafael Moreno Valle de sumarlo a su gabinete fue público cuando, a través de los diputados del PAN de la pasada legislatura, impulsó reformas a la Ley que permitían el nombramiento de funcionarios ajenos al ramo de la salud como titulares de la dependencia, era la única manera en que podría asumir el cargo.

Su participación laboral con  Moreno Valle inició cuando se integró al equipo de transición gubernamental, desde entonces le encargó idear proyectos para sacar al estado del rezago en esta área.

Como la mayoría de los integrantes del equipo del gobernador Aguilar Chedraui no milita en ningún partido político, aunque podría afiliarse al PAN si le garantizan una candidatura, ya sea a la alcaldía –menos probable- o a una diputación local.

Sin embargo el discurso es diferente, hace unos días puntualizó que no ha decidido el rumbo de su carrera política, pues además de que no son los tiempos para ello –dijo- debe cumplir con las instrucciones de Moreno Valle de administrar de manera adecuada los servicios de salud.

Foto: EsImagen

Antonio Gali Fayad inició su carrera en la administración pública en el trienio de Rafael Cañedo en 1993, y desde entonces ha ocupado diversos cargos. Siempre estuvo más vinculado al Partido Revolucionario Institucional (PRI) por una cuestión familiar: es cuñado de Jorge Estefan Chidiac; sin embargo la cercanía de su hijo y de él mismo con Rafael Moreno Valle lo llevaron a la Secretaría de Infraestructura.

Entre los suspirantes fue uno de los primeros en destaparse después de que Fernando Manzanilla dijera que le veía “patas pa’ gallo”, aunque formalmente lo reconoció hasta principios de este mes.

Igual que Amy Camacho, Gali no pertenece a ningún partido y ha dicho que le gustaría ser candidato impulsado por una coalición; sin embargo tampoco tiene el perfil necesario para ello.

El ala dura del Partido Acción Nacional (PAN) no lo ve con buenos ojos por ser gente del gobernador. Una candidatura bajo sus siglas, incluso en coalición, se prevé por lo tanto complicada. De hecho en el partido hay quienes no descartan que su destape tenga más que ver con quitarle los reflectores al candidato de Moreno Valle, Fernando Manzanilla, y evitarle así eventuales raspones políticos.

Movimiento Ciudadano es, hasta ahora, el único que le ha abierto las puertas ante la evidente carencia de cuadros entre sus propias filas.

Mario Riestra Piña

Los Riestra cuentan entre sus filas con un secretario de Desarrollo Económico –Mario el patriarca–, con un secretario de Desarrollo Rural –Rodrigo el mayor de los dos varones—, un diputado –Mario, el Benjamín de la familia—y ahora buscan sumar un presidente municipal.

Foto: Archivo

Al menos esa es la aspiración del actual presidente de la bancada panista en el Congreso local. Y su nombre ya se ha mencionado en algunas columnas políticas como posible contendiente aunque no ha empezado a moverse visiblemente como si lo han hecho los cuatro integrantes del gabinete morenovallista que no pierden oportunidad para hacerse visibles a través de campañas de salud, o programas de bacheos o festivales de lectura.

Politólogo e internacionalistas, el egresado de la licenciatura en Ciencias Políticas del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE) dejó su puesto como asesor en el Instituto Nacional del Derecho de Autor para competir por una curul en el distrito VI de la capital poblana desde las filas del Partido Acción Nacional, a pesar de que dentro del seno familiar creció como priísta.

Fue de las posiciones que Moreno Valle logró arrebatarle al PAN tradicional para imponerla como suya al momento de definir los lugares que tendrían cada uno de los partidos que integraron la coalición Compromiso por Puebla –también ubicaría a Antonio Gali López, hijo del secretario de Infraestructura Antonio Gali Fayad como diputado por el PRD–, ubicando ahí a Riestra Piña, uno de las jóvenes promesas con las que esperaba sacar al PRI de Casa Puebla.

Foto: Es Imagen

Pablo Rodríguez Regordosa

Si es que los grupos internos de su partido, incluido el del gobernador Rafael Moreno Valle al que no pertenece, logran concretar acuerdos Pablo Rodríguez Regordosa podría buscar la alcaldía capitalina por segunda ocasión.

Pablo Rodríguez nació panista, comulgó con la plataforma del partido desde los 18 años mientras cursaba Ingeniería Mecánica en la Universidad de las Américas Puebla en 1988.

Su carrera profesional no está vinculada al albiazul en su totalidad. Por un tiempo se dedicó a la docencia, impartió Cálculo Diferencial Integral, Antropología Social, e Introducción a la Filosofía. También incursionó como empresario en la Canacintra, y otros organismos empresariales.

A la par continuó su actividad partidista como parte del Consejo Estatal, y  presidente de los comités Municipal y Estatal.

Hace casi ocho años buscó la presidencia para que su partido continuara en el gobierno que entonces estaba en manos de Luis Paredes Moctezuma. No lo logró y Enrique Doger devolvió la alcaldía al PRI.

Años más tarde fue premiado y le fue asignada una diputación plurinominal en la actual Legislatura, pero la dejó en 2011 tras asumir la Secretaría de Competitividad, Trabajo y Desarrollo Económico en el gabinete morenovallista.

Con el triunfo del ahora gobernador, el panismo poblano confió en acomodar diversos cuadros en el primer equipo del mandatario, sin embargo no fue así.

El PRI tuvo mejores posiciones, el nombramiento de Regordosa fue el único espacio que el albiazul consiguió y que podría perder en breve.

Y es que el secretario nunca ha sido de los predilectos del mandatario estatal. Hace unos días trascendió que podría dejar la administración pública, así que su salida anticipada del gabinete podría frenar sus aspiraciones políticas para la alcaldía, a menos que los grupos divergentes al gobernador sean mayoría.

Myriam Arabian

A Myriam Arabian un día la acusaron de delitos electorales. La entonces secretaria de Desarrollo Social en el estado tomó sus cosas y cerró tras de sí la puerta de su oficina. Caminó los pasos que la separaban de la sala de juntas que se adaptó para leer su comunicado ante la prensa llevando en la mano el boletín informativo.

Anunciaría que dejaba momentáneamente la Sedeso para enfrentar al proceso electoral que se había iniciado en su contra por una acusación que databa del proceso electoral del 2009.

Foto: Archivo

10 días después de pedir permiso, a finales de mayo de 2011, regresó al cargo, uno de los pocos espacios en los que el panista Rafael Moreno Valle designó para que fueran ocupados por sus correligionarios –la Secretaría de Competitividad, Trabajo y Desarrollo Económico fue el otro espacio ocupado por militantes azules–, sólo para dejarlo un mes después. El gobierno federal la designaría como delegada de la Secretaría de Desarrollo Social en Puebla.

El cambio de la dependencia estatal a la delegación federal no fue aclarado y se especuló que la relación entre Moreno Valle y Arabian no era la mejor.

También se habló de la cercanía entre Arabian y Margarita Zavala, esposa del presidente Felipe Calderón, que se cultivó cuando fueron compañeras de curul en San Lázaro en el periodo 2003-2006. Seguro su llegada fue una mezcla de ambas condiciones.

Arabian Couttolenc, ingeniera en sistemas por la UDLA, había llegado a la administración estatal luego de su renuncia como secretaría Técnica del Consejo Nacional para Personas con Discapacidad (Conadis), puesto al que llego tras perder la elección de 2009.

En 2006 al concluir su periodo como diputada federal asumió el cargo de jefa de la unidad de Coordinación de Delegaciones de la Sedesol durante dos años.

La mujer, una de las cartas fuertes del ala dura del PAN, también tuvo un paso importante por los organismos empresariales en donde fungió como consejera en Coparmex, Canacintra y el Instituto de Estudios Sociales del Consejo Coordinador Empresarial.

Sobre decir que no forma parte del grupo de funcionarios que sí tienen el aval del gobernador Moreno Valle para pelear la candidatura.

Foto: EEF

Francisco Rodríguez Álvarez

Francisco Rodríguez Álvarez, mejor conocido como Franco, es un exitoso empresario textilero, vocero del Consejo de Desarrollo Industrial, Comercial y de Servicios y presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE). Su familia es una de las más influyentes de la derecha poblana; primo hermano de Pablo y Herberto Rodríguez Regordosa.

Franco se ha distinguido por ser un crítico de los gobiernos marinista y morenovallista, pero sobre todo por su sentido social. Fue uno de los impulsores de la creación de Actívate por Puebla, de la que forman parte universidades, ciudadanos y empresarios.

En varias ocasiones ha declarado que comparte algunas ideas lo mismo con el PRI, que con el PAN, y con el PRD. De hecho abiertamente confesó que el país estaba listo para ser gobernador por la izquierda, representada en la pasada elección presidencial por Andrés Manuel López Obrador; y más de una vez ha manifestado su admiración por Manuel Clouthier, al considerar que encontró un equilibrio entre la generación de la riqueza y el bienestar social.

Y aunque hasta ahora no ha reconocido una clara intención por buscar la Presidencia Municipal, tampoco lo ha negado; es más, ha dicho que le agrada que se le considere.

Su eventual candidatura contaría, por supuesto, con el visto bueno de Eduardo Rivera Pérez y el ala conservadora de Acción Nacional, y hay quienes dicen que gracias a un reciente acercamiento con Rafael Moreno Valle, obtendría su visto bueno también.

Franco jamás ha ocupado algún cargo público.

Humberto Aguilar Coronado

El “Tigre” como se le conoce a Humberto Aguilar Coronado buscó la alcaldía desde 2010 cuando participó en el proceso interno del PAN, Eduardo Rivera Pérez ganó con 60 votos. Ahora intentará nuevamente obtener la candidatura.

El todavía senador nació en Puebla en marzo de 1963. Estudió Ciencia Política en la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla y cursó un Diplomado en Historia y Doctrina Política; el Programa para el Perfeccionamiento de Habilidades de Negociación Política y Teoría y Herramientas del Modelo de Negociación de Harvard.

Foto: Es Imagen

Fue diputado local, federal y senador – en la actualidad-. Ocupó la Secretaría de Organización y la Secretario de Acción Electoral del Comité Ejecutivo Nacional del PAN.

En el 2000, cuando Vicente Fox ganó la presidencia, Aguilar Coronado fue el jefe de Negociación para concretar la “Alianza por el Cambio” con el Partido Verde Ecologista.

Para 2006 era coordinador de campaña de Santiago Creel Miranda, quien no obtuvo la nominación, pues Felipe Calderón ganó el proceso interno del PAN para la Presidencia de la República.

Años después, en 2007, se destapó para dirigir al partido a nivel nacional, pero declinó a favor de Germán Martínez quien recibió el nombramiento al no encontrar oponentes debido a que fue el único inscrito.

En la administración pública federal también ha obtenido diversos puestos. Fue Subsecretario de Desarrollo Político de la Secretaría de Gobernación, Director General de Gobierno, así como Director General de Apoyo a Instituciones y Organizaciones Políticas, Sociales y Civiles de la misma dependencia.

Ahora busca ser el sucesor de Eduardo Rivera, tiene el respaldo de grupos panistas que como él son críticos del gobernador, aunque esto podría ser su principal obstáculo.

Foto Archivo

Ana Teresa Aranda Orozco lo dijo varias veces: prefiero perder la elección a perder el partido. Y como se sabe la elección la ganó Rafael Moreno Valle, candidato del PAN coaligado con el PRD, el Panal y Convergencia –hoy movimiento ciudadano–; el partido aún no lo pierde el ala dura de la derecha en la que la mujer se inscribe, pero están muy cerca de ello.

Nacida en León Guanajuato en enero de 1954, Aranda Orozco, llegó a Puebla tras casarse con Luis Alejandro Orea con quién procrearía cinco hijos. Integrante de una familia arraigada en el panismo del bajío –su hermano fue diputado y su prima Dolores Aranda Álvarez se casó con Gerardo Mosqueda señalado como uno de los dirigentes del Yunque en ese estado–, aunque fue en su ciudad natal en donde comenzó su trabajo partidista.

De acuerdo con el periodista Álvaro Delgado Aranda Orozco fue fundadora de la Asociación Nacional Cívica Femenina (Ancifem) y su jefa de prensa en León entre 1974 y 1976, en donde trabajó muy de cerca con Luis Felipe Bravo Mena, quien a la postre se convertiría en presidente nacional del albiceleste.

La mujer que fue la candidata azul a la gubernatura en 1998 y a senadora en el año 2000, tras su derrota Vicente Fox –otro guanajuatense– la colocó como directora del DIF en el primer gobierno de alternancia. De ahí pasaría a la secretaría de Desarrollo Social federal y luego, ya en el sexenio de Calderón, a la subsecretaría de Población, Migración y Asuntos Religiosos de la Secretaría de Gobernación.

En 2007 se inscribió como precandidata en la contienda interna para elegir al abanderado albiceleste a la presidencia municipal, aunque la candidatura quedaría en manos del entonces diputado federal y ex presidente de la Coparmex Antonio Sánchez Díaz de Rivera.

En 2009 dejó la Segob con el argumento de que buscaría una candidatura a diputada federal aunque al final no se inscribió al proceso interno. Entrevistada en las páginas del diario Milenio en mayo de ese año, Aranda Orozco aseguró que su verdadero objetivo era Casa Puebla en el 2010, y lo cumplió, ahí si se inscribió en el proceso interno, sin lograr quitarle la candidatura a Moreno Valle.

Hoy, como lo vaticinó, ganar esa elección significó perder el partido, y el partido parece está yéndosele de las manos al ala dura. Aún no es un hecho de Anatere, como se le conoce coloquialmente, vaya a participar en el proceso para definir al candidato  de su partido por la presidencia municipal, pero tampoco se ha descartado.

Pablo Montiel Solana

A diferencia de las aspiraciones de al menos cuatro integrantes del gabinete de Rafael Moreno Valle, en el gobierno de Eduardo Rivero sólo uno ha levantado la mano: el secretario municipal de Gobernación, Pablo Montiel Solana.

Foto: Archivo

Dirigente del PAN a nivel municipal durante seis años, lo que le permitió controlar al partido junto con el otro Pablo (Rodríguez Regordosa), Montiel Solana cuenta con el aval del alcalde poblano, Eduardo Rivera, y del ala radical de su partido para pelear la candidatura.

Y no ha perdido el tiempo, los fines de semana es muy probable encontrarse con el que fuera coordinador de regidores del PAN durante el sexenio de Enrique Doger visitando las colonias y llevando trabajo comunitario desde la estructura municipal.

Aunque también es probable encontrarlo involucrado en debates twitteros con integrantes de la comunidad de la diversidad sexual tratando de convencerlos de que impedir el reparto de condones en el zócalo capitalino no fue un acto “retrógrada” y de “moralina”.

NO COMMENTS

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.