La banda es ancha

La banda es ancha

Hugo León Zenteno*

@hugoleonz

Y es también profunda. E inconforme. Y cada vez más informada, dispuesta, activa, propositiva y elocuente. Nosotros somos la banda, la prole, el pueblo, la gente y el grueso de la población, y asumimos todos esos calificativos. Somos muchos y por ello la anchura. Nos distinguimos de la élite, del grupo en el poder, de los acomodaticios, los convenencieros y los comodinos. Nosotros, la banda ancha, buscamos cotidianamente actuar para tener un mejor país.

Por eso, ya no nos tragamos las “razones” o “justificaciones” que adujo el estado para obrar como lo hizo en el asunto del “rescate” de la banda de 2.5 Ghz: “es por el bien de la nación”, “está subutilizada” , “el concesionario no pagó lo debido”, dijeron; “nuestro compromiso es con la competitividad”, agregaron. Hasta que el señor concesionario los exhibió y entonces “nos deslindamos”, “negamos categóricamente”, tartamudearon. En suma, un lío mayúsculo que muestra los entretelones del manejo que hace el gobierno de la industria de las telecomunicaciones (y que pretende hacer, también, de la libertad de expresión), y cuya resonancia no acaba allí, toda vez que no es difícil inferir que estas amañadas prácticas se dan en todas las industrias, en todos los niveles y que el concepto de políticas públicas se limita a las ocurrencias, desfiguros, necedades y confabulaciones del funcionario en turno.

La solución del pleito de marras sigue, y seguirá, pendiente, mientras México sigue careciendo de una real competencia en el sector de telecomunicaciones. Esto se traduce, por un lado, en mal servicio, altos precios y rezagos tecnológicos; y por el otro, en consolidación de los oligopolios que dominan la producción de contenidos que se transmiten y difunden a través de los canales audiovisuales que todos conocemos. Para decirlo puntualmente: la diversidad mediática y de contenidos no va a provenir, al menos en el corto y mediano plazos, de los concesionarios (empresas audiovisuales y de telecomunicaciones) o del estado como un regulador eficaz.

La diversificación e idoneidad de la oferta, debe entonces construirse desde nosotros mismos. Desde nuestro criterio, nuestros intereses y nuestros valores; desde una constante introspección y su correspondiente contrastación con la oferta de medios y cibermedios. La apuesta por las audiencias y los usuarios inteligentes es el fundamento de Intelectura y así ha sido durante los últimos doce meses, en los cuales he procurado trabajar en favor de la recepción crítica. Tan sólo el acudir a este espacio, ya hace de ti, estimado lector, un cómplice en esta cruzada por mejores prácticas de consumo mediático; gracias por ello y por pertenecer a la banda ancha. Prosigamos, pues, con la labor de ensancharla, robustecerla y consolidarla; la consecuencia será una mayor riqueza cultural tanto individual como nacional.

*Académico en las áreas de Periodismo y Comunicación. Actualmente es profesor en la Universidad de las Américas y en la Universidad Iberoamericana Puebla. Analista y consultor en Media literacy, en Infonomía para cibermedios y en Calidad académica. Editor y productor de contenidos en deporte, cultura y viajes. Otras de sus áreas de interés profesional son: hemerografía comparada, ciberperiodismo y arte moderno. Vive en la ciudad de Puebla; gusta del beisbol, el chocolate y la lluvia. Correo Electrónico: hugoleonz@gmail.com

Columnas Anteriores

[display-posts category=”interlectura” posts_per_page=”-1″ include_date=”true” order=”ASC” orderby=”date”]

1 COMMENT

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.