Chile, ¿el «milagro latinoamericano»?

Chile, ¿el «milagro latinoamericano»?

Imagen: http://www.diarioantofagasta.cl

Lado B

En 2011 estalló una protesta social en Chile, movilización que  trajo como resultado que a la fecha continúe un reclamo, no sólo de estudiantes y profesores, sino de la  población en general: es necesario generar un cambio en el país.

A nivel mundial las manifestaciones se vieron acompañadas de los carabineros que arremetieron contra sectores de la población que protestaban por una reforma educativa de calidad que les permitiera no endeudarse a las familias y estudiantes luego de que éstos terminaran sus estudios.

Asimismo, en otras partes del mundo las muestras de solidaridad a este sector –principalmente estudiantes- salieron a la luz, sobre todo en un año que quedó marcado como “de protesta” por los “indignados”.

Pero no sólo es la educación uno de los puntos que estas protestas intentaron sacar a la luz, luego que “Chile lleva décadas declarado como el ‘milagro latinoamericano’ por la pujanza de su economía y la reducción de la pobreza, pero donde la brecha entre ricos y pobres sigue siendo una de las más amplias de América Latina”, señala un artículo de IPS Noticias.

Entre 2006 y 2011 el producto interno bruto de Chile creció más de 20 por ciento entre 2006 y 2011; la pobreza afecta a 14,4 por ciento de sus 17 millones de habitantes y la indigencia a 2,8 por ciento, según la Casen, principal instrumento de medición para el diseño y evaluación de la política social del país; sin embargo, algunos expertos consideran que esta herramienta de medición “ha perdido toda credibilidad”.

«La Casen ha perdido toda credibilidad respecto de la medición de la pobreza y la desigualdad. Es una encuesta que se maneja con parámetros que no se condicen con el Chile de hoy, por lo que es un ejercicio estadístico en base a ciertos supuestos que en realidad poco dicen de los niveles reales de pobreza y desigualdad que existen», señaló en entrevista para IPS la economista Gloria Maira.

Cabe recordar que el miércoles pasado se llevó a cabo una marcha de estudiantes secundarios en Santiago, que derivó en graves incidentes  y que dejó  75 detenidos. Por ello, el presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile (Confech), Gabriel Boric, planteó que es necesario regresar a la paz en la movilizaciones y no desprestigiar el movimiento para que la ciudadanía los vuelva a apoyar: «es fundamental recuperar la amplitud, la alegría y el carácter ciudadano de nuestras movilizaciones», dio a conocer Vanguardia.

El país de la desigualdad invisible
Por Marianela Jarroud

Es viernes por la mañana y Carlos, ejecutivo de una empresa inmobiliaria de la capital chilena, se levanta sabiendo que, como en toda víspera de fin de semana, trabajará hasta más temprano y luego partirá a la costa del océano Pacífico junto a su esposa y sus tres hijas.

A la misma hora y al otro lado de Santiago, Pablo, tercero de cuatro hijos de una familia campesina ahora afincada en esta ciudad, está desde el amanecer en faenas de carga y descarga de reses en un frigorífico en el que debe cumplir nueve e inamovibles horas diarias.

Carlos gana en promedio el equivalente a 6.000 dólares por mes, casi 17 veces más que el salario mínimo que percibe Pablo, igual a 364 dólares.

Continúe leyendo el texto aquí.

NO COMMENTS

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.