Todos ponen…

Todos ponen… [o la pirinola que tenía la misma cara]

Tuss Fernández

@ituss79

 Dejarle todo al azar sería menos arriesgado

que vivir en el eterno juego de mi corazón.

 – ¿Y quién la hace de hombre y quién de mujer?

Yo no sé a ustedes señor@s LGBTTTI pero a mí, me revienta cuando a alguien se le ocurre preguntar eso de una pareja del mismo sexo.

Ahí voy otra vez al asunto de los clichés [que de una vez les aviso será un tema recurrente pa’ que luego no digan que no les advertí] pero es que en serio, si insistimos en concebir la sexualidad en blanco y negro y bajo las normas heterosexuales, nos van a salir pelos en la mano.

No quiero darle rienda suelta a mi [mala] imaginación sobre esa pregunta pero intuyo que quien la formula debe estar esperando la respuesta para inmediatamente deducir quién va arriba y quién abajo o quién adelante y quién atrás. Supongo que si uno les menciona la ‘cuchara’ pensarán inmediatamente en una taza de café y si hablamos de la ‘tijera’ recordarán con algunos traumas sus tareas escolares [ajá, corran a Google a buscar el Kamasutra Gay y el Kamasutra Lésbico pero regresen a leer la columna y dejen su morbo para al rato].

Si mis cálculos son correctos, la tercera parte de l@s lectore@s regresó y l@s demás ya aprendieron al menos ocho nuevas posturas así que por ahí del viernes habrán satisfecho su curiosidad. Yo podría regresar a escribir el lunes con la seguridad de que ya estuvieran tod@s atentos pero por ahora, no tengo espacio los lunes así que seguiré con l@s que se quedaron.

No, no y no! No es una cuestión de quién es el hombre y quién la mujer. De una vez les voy aclarando, las lesbianas no necesitan de un pene en su interior para tener un orgasmo [afortunadamente] y el hecho de que los hombres asuman el rol pasivo no quiere decir que sean las mujeres de la relación.

Yo de verdad comprendo la tremenda presión social que deben sentir algunas parejas heterosexuales de cumplir con los roles tradicionales. Hasta me aventuro a decir que de ahí que haya tantos hombres que sufran disfunción eréctil y tantas mujeres con anorgasmia pero ese es otro asunto.

En este bonito mundo de la diversidad sexual hay ‘pasiv@s’, hay ‘activ@s’ y hay ‘ínter’. Dicho de otra manera, hay a quienes les gusta dar, a quienes les gusta recibir y también quienes encuentran placer en ambas cosas pero no, no se equivoquen comparando las relaciones del mismo sexo como parejas de hombre y mujer porque les cuento que en nuestras camas ese régimen no aplica.  Bajo las sábanas [o en el lugar que gusten] somos solo dos personas buscándonos y encontrándonos con la totalidad de nuestros cuerpos.

A estas alturas de la columna se que siguen con cara de perrito sin entender cómo rayos le hacen las lesbianas [y hasta escuchan las manecillas de un reloj] pero vamos a tener que dejar ese tema para otro día porque justo ahora me acaba de salir la cara divertida de la pirinola: ‘todos ponen’. Permisito.

Columnas Anteriores

[display-posts category=»entre-azul-y-buenas-noches» posts_per_page=»-1″ include_date=»true» order=»ASC» orderby=»date»]

NO COMMENTS

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.