Entre reclamos y acarreados, EPN visitó Puebla
Peña Nieto estuvo en Izúcar y Tepeaca; afuera de sus mítines se registraron protestas en su contra
Por Lado B @ladobemx
13 de junio, 2012
Comparte

Los 60 mil no fueron al final más de diez mil, y muchos de ellos no pudieron entrar a tiempo a escuchar  el discurso de apenas 17 minutos que el candidato presidencial del PRI, Enrique Peña Nieto, dio en su primera parada del día, en Izúcar de Matamoros

Foto: Lado B

Joseline Santos Enríquez

@joss_santos

Los eventos de amplia convocatoria, emotivos, y sin sobresaltos proyectados para recibir al presidencial del PRI, Enrique Peña Nieto, no resultaron como sus organizadores esperaban. Las protestas, las amonestaciones cara a cara, la baja afluencia y el poco entusiasmo de los asistentes imperaron en la segunda gira del priísta por la entidad.

-¡Ahí va!- gritó un hombre al ubicar la camioneta dónde se trasladaba el candidato.

-¡Fuera Peña!, ¡Fuera Peña!- lo secundaron decenas de manifestantes en Tepeaca, mientras corrían detrás de la unidad del priísta.

Y es que al concluir el evento en este último municipio, más de 50 personas esperaban el paso del vehículo del abanderado. Al coincidir en el trayecto, rodearon la unidad, mostraron pancartas y lanzaron consignas de rechazo. Peña respondió con un saludo, pero sin bajar la ventanilla de su camioneta.

En Izúcar de Matamoros, dónde se llevó a cabo el primer acto, un grupo intentó realizar un acto similar, sin embargo, no hubo oportunidad de increpar al candidato debido a que salió del lugar en helicóptero y por la parte opuesta de dónde se ubicaba la manifestación.

Foto: Lado B

Aunque tuvieron poca afluencia, decenas de personas se plantaron cerca de la Unidad Deportiva en Izúcar de Matamoros con pancartas alusivas al movimiento #YoSoy132. A la protesta se sumaron alumnos del CBTIS 184, ubicado a unos metros del evento.

-¡Acarreados! ¡Acarreados! ¡Acarreados!- corearon jóvenes desde el edificio escolar.

-¡Pinches chamacos ignorantes! ¡Arriba Peña Nieto, arriba el PRI!- respondió un simpatizante del presidencial.

La alusión motivó abucheos.

A la par, cerca de la institución, una mujer pidió a los asistentes del evento recordar las muertes de estudiantes en la Plaza de las Tres Culturas ocurridas durante el gobierno priísta. “Que se muera quien sea, pero que gane Peña”, se escuchó a lo lejos.

Los ánimos se calentaron, poco faltó para que las agresiones verbales pasaran al ámbito de lo físico. Ante el conato de violencia los detractores de Peña se retiraron.

¿Y los 60 mil simpatizantes?

Las expectativas de asistencia tampoco se cumplieron. De los 60 mil simpatizantes que esperaba congregar el presidente estatal del tricolor, Fernando Morales Martínez, se presentaron cerca de diez mil personas por cada uno de los eventos.

Fiel a su estilo y haciendo gala de su operación política, centenas de pobladores de los municipios aledaños a Izúcar llegaron al lugar a bordo de decenas de camiones para después entrar a la Unidad Deportiva, pero a cuenta gotas.

Si bien el ingreso al lugar fue lento, el personal de seguridad aletargó aún más el acceso por la revisión de bolsas, mochilas y paquetes a cada uno de los asistentes.

La repartición de playeras, gorras, sombreros, aplaudidores y cartulinas con leyendas a favor de Peña previamente escritas, también retrasó el ingreso.

Al arribo del candidato sólo una tercera parte del campo de beisbol estaba ocupado. El escenario cambió durante el discurso, ya que los vacios fueron menos.

Una mujer intentaba animar a los asistentes aunque no tuvo el éxito esperado.

-¡Este es el ánimo de Atlixco!

Pocos respondieron.

La desanimo alcanzó al aspirante a la presidencia. Su discurso fue breve: 17 minutos.

Foto: Lado B

Abundó sobre la parálisis económica de los 12 últimos años –gobierno panista- , sobre sus propuestas de campaña que se fundamentaron en la desaparición de la pobreza alimentaria, la ampliación del Programa Oportunidades, la implementación de vales de gasolina, la generación de empleos, la tecnificación del campo y el apoyo a cañeros de la región.

A los distraídos asistentes Peña Nieto pidió no creer en las descalificaciones en su contra, estimó que en la recta final de la campaña la guerra sucia se intensificará, por ende pidió mesura y no caer en provocaciones.

Las personas que se ubicaron en la parte frontal del templete respondieron con algarabía; los que se ubicaron a mayor distancia se reservaron los aplausos.

Enrique Peña Nieto estuvo en Izúcar de Matamoros menos de una hora. Al concluir su arenga se despidió de la gente, abordó su camioneta, se trasladó hacia el helicóptero, y viajó a Tepeaca.

Mientras tanto, los acalorados asistentes se congregaron alrededor de varias camionetas, recibieron agua, sándwich o tortas, así como playeras que no fueron repartidas al inicio del evento. Apresurados subieron a los camiones que los trasladarían a sus lugares de origen, esperando que “el candidato regrese pronto para cumplir lo que nos prometió”.

Comparte
Lado B
Información, noticias, investigación y profundidad, acá no somos columnistas, somos periodistas. Contamos la otra parte de la historia. Contáctanos : info@ladobe.com.mx