Complicado que los partidos logren su meta millonaria de votación

Complicado que los partidos logren su meta millonaria de votación

Ernesto Aroche Aguilar

@earoche

Si la tendencia de las últimas dos elecciones presidenciales se mantiene, lo que estará en juego en el estado este domingo son entre 2 millones y medio y dos millones 250 mil votos aproximadamente, de ese monto cada una de las tres principales fuerzas políticas esperan quedarse al menos con un millón, esa fue la meta fijada al principio de la campaña, aunque suena a una cifra difícil de alcanzar si se observa que el PAN ganó en el estado en 2000 y 2006 con menos de 750 mil votos.

A finales de abril de este año, con la campaña ya en marcha, Javier López Zavala el entonces promotor del voto de Enrique Peña Nieto, candidato del PRI a la presidencia de la República, adelantaba que su partido tenía como meta obtener un millón 600 mil votos en esta elección, prácticamente la mitad de los que obtuvo como candidato a la gubernatura en 2010.

Aunque después matizó señalando que promoverían 1.6 millones de votos pero que 1.2 millones serían suficientes.

Unos meses antes Gustavo Madero, líder nacional del PAN, establecía a sus correligionarios poblanos una meta de 1 millón de votos. El 25 de abril, ya en plena campaña Juan Manuel Oliva Ramírez, entonces Secretario Adjunto de asuntos electorales de Josefina Vázquez Mota, aseguraba en Puebla que su partido tendría que conseguir 22 millones de votos para la aspirante panista, y que a los panistas poblanos les correspondía aportar 1 millón 36 mil sufragios.

Por su parte, Manuel Bartlett, candidato al Senado por la coalición de partidos de izquierda agrupados como Movimiento Progresista, anunciaba por las mismas fechas –días más, días menos— que Puebla le daría más de un millón de votos al candidato presidencial Manuel Andrés López Obrador.

¿Voto útil vs PRI?

Para que cualquiera de los tres candidatos de las tres principales fuerzas políticas pudiera lograr al menos millón de votos tendría que obtener el 40 por ciento de la preferencia electoral, siempre y cuando el porcentaje de participación no fuera menor al 60 por ciento, un porcentaje que sólo se vio en el año 2000 cuando las posibilidades del cambio del poder político provocaron la salida de los ciudadanos hacia las urnas.

En ese año el PRI, que todavía era el partido en el poder, obtuvo el 40.5 por ciento de la votación y el PAN gracias al llamado voto útil de la izquierda que se volcó sobre Vicente Fox alcanzó el 42.5 por ciento. El PRD teniendo como candidato a Cuauhtémoc Cárdenas sólo logró el 12.1 por ciento.

Seis años después, con un PRI debilitado pero todavía con la maquinaria del voto duro funcionando y acompañado por el Partido Verde, sólo obtuvo el 23.1 por ciento, mientras que el PAN y el PRD, con Calderón y López Obrador como candidatos, se dividieron el resto de la votación: 37.4 por ciento para los azules y 32.2 para los amarillos.

Pareciera, sobre todo tomando en cuenta las mediciones demoscópicas que se han tenido durante todo el proceso electoral, que dada la intención de voto que concreta el PRI, y la posibilidad de que se trate de elección definida en tercios, la única posibilidad del PRD o el PAN de lograr la victoria –y el millón de votos como mínimo— es que alguno de los dos partidos  logre obtener parte de la votación del otro, es decir “el voto útil”.

La capital, 1 de cada 3 votos

En la capital poblana lo que está en juego es el 32 por ciento del total de la votación, de nuevo tomando como tendencia las últimas dos elecciones presidenciales, es decir entre 690 mil y 740 mil votos aproximadamente, y es, en ese comparativo histórico, el distrito 12 –uno de los que algunos analistas y columnistas locales señalan como uno de los que perderá el PAN y de pasó el gobernador del estado pues se trata de un candidato vinculado a su grupo—el que más votos ofrece pues es el que mayor participación ciudadana registra. En el año 2000 el porcentaje de participación en ese distrito rozó el 70 por ciento.

Así, el candidato presidencial que quiera ganar la elección y obtener ese millón de votos al menos debe ganar la capital del estado.

NO COMMENTS

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.