Tres estampas de un México descompuesto
A dos meses de la jornada electoral, tres noticias que lo son por la tragedia, la insolencia y la estrechez que muestran, pintan al país de cuerpo entero.
Por Lado B @ladobemx
01 de mayo, 2012
Comparte

Roberto Alonso*

A dos meses de la jornada electoral, tres noticias que lo son por la tragedia, la insolencia y la estrechez que muestran, pintan al país de cuerpo entero. Un país que en una instantánea se revela desprovisto, secuestrado y atorado. Al menos así se percibe que lo viven las autoridades y los centros de decisión encargados de darle un rumbo que materialice el discurso democrático; y así se acerca el desenlace de un sexenio que cinco años después de iniciar su combate frontal al narcotráfico da a conocer los protocolos que regulan el uso de la fuerza por parte de las Fuerzas Armadas y los cuerpos de seguridad.

Una periodista más asesinada, una televisora que opta por transmitir un partido de futbol en lugar del primer debate entre los candidatos a la Presidencia de la República, y un presidente convencido de su estrategia contra el crimen organizado, son estampas de un México descompuesto, ausente, débil y ofuscado.

El primer cromo es una afrenta a la sociedad entera, como lo es todo ataque a un periodista o a un medio de comunicación. El sábado 28 de abril fue asesinada en su domicilio, en la ciudad de Xalapa, la corresponsal del semanario Proceso en Veracruz, Regina Martínez. El homicidio, según lo ha documentado la organización Artículo 19, es el quinto que se registra en dicho estado en 17 meses, desde que Javier Duarte asumió la gubernatura. La geografía no es un dato menor, toda vez que como lo denuncia el informe “Silencio forzado: el Estado, cómplice de la violencia contra la prensa en México” elaborado por la misma organización, en el país se presentaron el año pasado 172 agresiones relacionadas con la libertad de prensa, siendo Veracruz el estado donde tuvieron lugar más ataques con un total de 29.

El asesinato de Regina Martínez contrasta con la aprobación en el Congreso de la Unión de la Ley para la Protección de Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas. El 24 de abril fue el turno del Senado de la República, mientras que el pasado 30 del mismo mes esta iniciativa fue aprobada en la Cámara de Diputados, donde se dio lectura a la posición editorial de la revista Proceso ante el crimen. Una ley como esta es bienvenida, por supuesto, sin embargo es insuficiente si no es que decorativa. En tanto no se erradique la impunidad, castigándose a los responsables de los asesinatos de periodistas y defensores de derechos humanos, un instrumento jurídico como este no pasará de ser un curita frente a una hemorragia.

Las autoridades veracruzanas y federales no pueden soslayar que tal y como lo ha señalado el Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ, por sus siglas en inglés) con sede en Nueva York, el trabajo de Regina Martínez era reconocido por sus investigaciones sobre los grupos del narcotráfico y los vínculos entre el crimen organizado y funcionarios del gobierno.

La segunda imagen representa una vez más y de modo descarado el tamaño del respeto de las televisoras, particularmente de TV Azteca, a las instituciones democráticas como el Instituto Federal Electoral (IFE), a partir de su negativa a transmitir el primer debate que sostendrán los cuatro aspirantes a Los Pinos el 6 de mayo a las 20:00 horas. Es justo subrayar que porque así lo dispusieron los legisladores en 2007, las televisoras privadas no están obligadas a difundir el debate, a diferencia de las televisoras públicas. Lo cierto es que como bien lo declaró el presidente del IFE, Leonardo Valdés, queda claro cuáles son sus prioridades y, por tanto, cuáles no.

Para Ricardo Salinas Pliego, reconocido como uno de los 300 líderes mexicanos, el partido de vuelta de los cuartos de final de la liguilla entre su equipo, Morelia, y Tigres, es más importante que la democracia, que tiene en un debate, aun con reglas limitadas, un ejercicio relevante para que los electores decidan, ratifiquen o cambien el sentido de su voto.

“Si quieren debate, véanlo por Televisa, si no, vean el fútbol por Azteca. Yo les paso los ratings al día siguiente”, escribió con total desfachatez Salinas Pliego en su cuenta de Twitter el pasado lunes. Si otra cosa no sucede, el siguiente domingo a la hora del debate habrá futbol y un programa infantil de talentos en los principales canales de TV Azteca y Televisa, respectivamente. Conviene, no obstante, una interrogante a propósito de este capricho: ¿a quién le beneficia que el debate no se transmita en los canales con mayor audiencia?

Finalmente, el tercer cuadro ilustra la obcecación en una de sus máximas expresiones. En una comida con empresarios, el presidente Felipe Calderón aseguró que no hay alternativa alguna para garantizar la seguridad de la población. Aunque la discusión a nivel internacional avanza sobre la clara necesidad de darle un giro a la política de combate a las drogas, advirtiéndose el fracaso de estrategias como la encabezada por la actual administración, el Ejecutivo federal se empecina, se aferra a la directriz con la que pasará a la historia y se justifica a sí mismo.

Tres estampas que apenas dan cuenta de la descomposición con la que México asistirá a las urnas el próximo 1 de julio: una libertad de expresión amenazada, un poder fáctico que reta a las instituciones poniendo por encima sus propios intereses, y un presidente que alcanza a ver hasta donde sus anteojos se lo permiten, más allá nada.

*@rialonso es secretario del Capítulo Puebla de la Asociación Mexicana de Derecho a la Información (AMEDI). Comunicólogo de formación, maestrante en Políticas Públicas y apasionado del derecho de la información y del periodismo. Participa en el Nodo de Transparencia, Acceso a la Información Pública y Rendición de Cuentas de Actívate por Puebla.

Columnas Anteriores

[display-posts category=»con-copia-para» posts_per_page=»-1″ include_date=»true» order=»ASC» orderby=»date»]

Comparte
Lado B
Información, noticias, investigación y profundidad, acá no somos columnistas, somos periodistas. Contamos la otra parte de la historia. Contáctanos : info@ladobe.com.mx