Cuando los #132 se multiplicaron y marcharon por la Angelópolis
No vamos a seguir tolerando la falta de ética de los que manejan los medios, aseguraron
Por Lado B @ladobemx
24 de mayo, 2012
Comparte
  • No vamos a seguir tolerando la falta de ética de los que manejan los medios, expresaron los asistentes a la marcha

Foto: Joel Merino.

Ernesto Aroche Aguilar

@earoche

Y los 132 se multiplicaron. Llegaron por miles –cerca de 2 mil 500 según cálculos periodísticos, mil aventuró un policía, 3 mil dijeron ellos— al zócalo capitalino para hacer patente su inconformidad con el manejo informativo de grupos mediáticos como Televisa, TV Azteca y la Organización Editorial Mexicana –responsable de El Sol de Puebla–. Y esos 132 multiplicados exigieron democratización de los medios y que estos asuman su compromiso con la sociedad de ofrecer información equilibrada que permita a los ciudadanos una toma de decisiones informada y equilibrada.

Foto: Joel Merino.

Los estudiantes de la BUAP, la Ibero, la Udlap, escuelas incorporadas, maestros también universitarios y demás, se concentraron en uno de los vértices del zócalo armados de pancartas, plumones y libros para comenzar su recorrido por las calles de la angelópolis.

Un recorrido que los llevaría de las instalaciones de El Sol de Puebla, a Televisa pasando por Televisión Azteca, tres de los medios que tras el tratamiento informativo que dieron a la atropellada visita de Enrique Peña Nieto en la Universidad Iberoamericana, recibirían una lluvia de críticas desde las redes sociales.

Tal vez es apresurado hablar de la primavera mexicana, tal vez habría que recordar aquella frase de que la revolución no será tuiteada, por más que Moldavia y la primavera árabe insistan en levantar la mano como movimientos que si bien no se armaron, sí se afianzaron usando las redes sociales.

Aunque el propio Malcolm Gladwell, el responsable de esa frase de “la revolución no será tuiteada”, reconoce que la fuerza de los movimientos sociales que han logrado afianzarse y mantenerse está en la estrecha relación física y emocional de sus integrantes,  si en esta manifestación los jóvenes se convocaron por Twitter y Facebook, también es cierto que muchos de ellos se conocen, comparten pupitre, salón de clases, antros, grupos musicales, incluso lecturas.

Foto: Joel Merino.

Pero si no es la revolución Twitter o el mayo mexicano, los 132 multiplicados pueden ser nuestros indignados –»encabronados» dijo alguien en la red de los 140 caracteres— buscando, exigiendo transparencia en los medios y ética en el manejo informativo; tal vez aún no golpeados por el desempleo –pero sí muy cercanos a él, las cifras de Puebla muestran que la mitad de la gente sin empleo tiene estudios superiores— pero sí hartos de los monopolios mediáticos que hoy pretenden erigir a un candidato manipulando la información.

“Voto informado, no manipulado”, gritaron. “prende tu mente, apaga la tele”, repitieron varias veces. “Puebla despierta”, corearon por las baldosas poblanas, “Queremos escuelas, no telenovelas”, insistieron durante las cerca de 50 cuadras que caminaron en su recorrido de ida y vuelta.

Otra más por ahí mostraba una pancarta citando a Bertolt Brech: “el que no conoce la verdad es, simplemente,  un ignorante, pero el que la conoce y la llama mentira es un criminal”, tal vez no es gratuito que el dramaturgo francés sea uno de los autores citados en el mayo francés. Uno más: “creemos en utopías porque la realidad nos parece increíble”. Junto a ellos un hombre libro que borró su rostro para dejarse fotografiar con la portada de «El despertar de la sociedad civil. Una perspectiva histórica» de Fernández Santillán.

Foto: Joel Merino.

Y aunque la manifestación se convocó estudiantil, apartidista como ellos mismos se definieron frente a las instalaciones de TV Azteca, ubicadas en la Avenida Juárez, donde leyeron su comunicado, el mismo que leerían calles arriba al plantarse frente a Televisa: “El movimiento Yo Soy 132 declaró que es un movimiento apartidista y constituido por ciudadanos, por lo tal no expresa apoyo o rechazo hacia ningún candidato político. Nuestros deseos y exigencias se centran en la defensa de la libertad de expresión y del derecho de información de los mexicanos”, lo cierto es que sí había un importante rechazo hacia el candidato del PRI: algunos portaban las máscaras de Salinas que se usaron en la marcha antiepn y en la visita de Peña Nieto a la Ibero Santa Fé, otros cargaban una manta con el mensaje: “Peña Nieto es del PRImen organizado”.

Foto: Joel Merino.

Pero en su mensaje el destinatario fue sólo uno, los medios de comunicación: “No vamos a seguir tolerando la falta de ética de los que manejan los medios”, plantearon frente a la televisora propiedad de Ricardo Salinas Pliego, y luego exigieron la democratización de los medios y la imparcialidad, ética y pluralidad en el manejo informativo. La marcha subiría hasta la punta del cerro de La Paz, para emplazar a Televisa de la misma manera y regresaría al zócalo capitalino.

Foto: Joel Merino.

Aquí la crónica en video

Comparte
Lado B
Información, noticias, investigación y profundidad, acá no somos columnistas, somos periodistas. Contamos la otra parte de la historia. Contáctanos : info@ladobe.com.mx