Palabra de político

Palabra de político

Ale del Castillo*

@baronesarampant

Si habla como político, no le creas.

La primera vez que presencié un acto político lo que más me espantó fue esa cantaleta en el ritmo y el tono con el que hablan nuestros políticos, la retórica que usan siempre se acompaña de un tono maldito que adormece para no escuchar con la conciencia, menos con la inteligencia.

Yo le creería a un político que hablara de frente, que hablara como nosotros, como la gente normal cuando cuenta sobre sus planes, o sobre lo que le emociona y le preocupa. Yo le creería a un político que puede hablar frente a la gente porque así se lo dicta el corazón. Nunca le creería a un político que usa teleprompter, mucho menos a alguno que lleva un chícharo en la oreja tratando de ordenar palabras.

No le creería a un político que contrata al mejor para hacer discursos. Hablar de frente y de forma honesta significa conocer de contextos, asfixiarse de empatía, empaparse de otredad. El político que contrata a alguien para hacer discursos, sabe que no puede sostener su palabra, porque lo que ha salido de su boca, se ha escrito bajo la lógica de la conveniencia, sin argumento, ni sustento.

Hablar de los desfavorecidos no significa estar con ellos, mucho menos trabajar por ellos. ¿Qué sabe un político del trabajo con la gente si nunca ha tomado su tierra en las manos para trabajar? ¿Por qué tanta palabrería? ¿Por qué nadie se argumenta a sí mismo con hechos?

Recuerdo cuando llamaban a alguien como un “hombre de palabra”, me pregunto si esas personas se extinguieron, si se murieron por defender sus palabras, si se acabó el mundo para ellos cuando venía cualquier mentiroso y la gente les creía igual. Probablemente todos hemos hecho que los hombres (y mujeres) de palabra se extingan en una sociedad como la nuestra. Pero, me gustaría pensar que el que osará representarme sea una persona de palabra.

Una persona de palabra pudiera ser avalado por sus actos y su generosidad. Por su compromiso y su entereza. Una persona de palabra que tenga el corazón pensando en una país y en su gente. Y sí, suena muy cursi, pero a estas alturas del partido, tendríamos que aceptar que el día que subestimaron a las buenas personas, las que se creían muy abusadas se chingaron al país y nos lo dejaron… así como se los permitimos.

Por eso…

Querido candidato: Si no tienes palabra, no me representas.

Acá una dinámica nueva: Yo te reto candidato

Reto No1.

Yo te reto candidato a que des un discurso donde demuestres que eres una persona de palabra y no te valgas de ningún instrumento (esto incluye desde la memoria, hasta un teleprompter). ¿Podrías tratar de ser espontáneo, auténtico y valiente?

#yoteretocandidato

*Víctima del síndrome del barón rampante, escribe desde la copa de un árbol del que ha decidido no bajarse. Periodista independiente con diarrea mental.

Información, noticias, investigación y profundidad, acá no somos columnistas, somos periodistas. Contamos la otra parte de la historia. Contáctanos : info@ladobe.com.mx

NO COMMENTS

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.