La ciudad vista de otro modo

La ciudad vista de otro modo

Enlace Urbano de Dignidad*

La ciudad es un ente amorfo con miles de partículas que tienen vida propia y que respiran de distinta substancia para subsistir. Querer ver a la ciudad como un solo cuerpo es absurdo. En ella hay miles de voces disonantes.

Escuchamos muchos puntos de vista acerca de la posibilidad o no que hay en las ciudades para que existan en ella transformaciones sociales y alternativas de vida. Muchas voces dicen que es muy difícil dimensionar un cambio en la ciudad porque en ella domina el dinero y se centraliza el manejo de recursos del sistema capitalista. Otros dicen que en la ciudad no existe el arraigo de las comunidades rurales y que no hay tal nexo comunitario que permita algún tipo de relación para que esto sea germen de algo nuevo. Sin embargo, aunque en este espacio no pretendemos responder preguntas sino plantearlas para vislumbrar caminos: sí podemos identificar en la ciudad y concretamente en la ciudad de Puebla muchas experiencias que básicamente desde abajo y sin proponérselo explícitamente han logrado construir una colonia, un barrio, una calle, porque también en la ciudad se vive el olvido.

Estas experiencias que no son nuevas han trazado una trayectoria que ha conocido de cerca el control corporativo del PRI, que después de esos años pudieron vivir en carne propia el abandono “del partido” y que cuando quedan en el “desamparo” comienzan nuevas búsquedas para seguir con sus luchas locales, y que ahora que llegó el PAN al poder han podido comprobar que no es cosa de partidos porque estos nuevos no hacen las cosas de otro modo. Sin embargo estas historias no siempre desembocan en el mismo lugar, a veces basta que alguna circunstancia u “oportunidad” de algún cacique político controle ese impulso y que entonces los procesos, que solos tenían su ritmo, tomen temporalmente otro rumbo del cual después pueden volver a derivar la conclusión de que hay que buscar algo más porque esa política no funciona, aunque lo que sí funciona no se sepa bien qué es. De ahí surgen esas contradicciones que hacen la ciudad tan compleja, ahora que en medio de la guerra y del miedo es tan necesario restablecer el tejido social o fortalecerlo donde aún no se desmiembra, las voces disonantes de las ciudades, los referentes locales que resuelven lo que no se resuelve arriba, las personas y proyectos que son inspiración, los actos que rompen con la linealidad del tiempo urbano, la recuperación de todo lo que está a punto de perderse y miles, miles de fracturas contribuyen a la búsqueda de a algo más tiene que llevar y que no se puede quedar donde está.

Las búsquedas urbanas necesariamente tienen que aprender del campo y buscar conectarse con las luchas indígenas y campesinas. Las luchas urbanas necesitan quitarse de encima la idea de que en la ciudad no se puede para al mismo tiempo dejar atrás la costumbre de la ciudad capital, del centro, del punto estratégico para negociar y pedir. Si la ciudad se ve de otro modo y quienes habitan en ella la viven pensándola no sólo como algo horrible donde se vive, entonces se comienza a ver más claro qué es posible en ella y por dónde los pasos pueden encaminarse para no cerrar los ojos y esperar.

*Somos personas enlazadas, organizadas en la Ciudad de Puebla. Caminamos junto con procesos organizativos de diversos sectores urbanos. Hemos aprendido mucho de las luchas del campo y creemos que las luchas de la ciudad tienen también sus historias y sus conflictos. Sobre todo en un panorama tan crudo y tan indignante como el que estamos viviendo en estos días en México.

Contacto: eudignidad@gmail.com

NO COMMENTS

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.