CTM intenta robar agua potable a vecinos de Lara Grajales

CTM intenta robar agua potable a vecinos de Lara Grajales

  • Denuncian presiones que van desde amenazas hasta despidos contra quienes se oponen al robo del líquido
  • AISA han intentado instalar una red proveniente del pozo III, que dota de agua potable al conjunto habitacional Balmaseda
  • El presidente municipal no ha hecho lo necesario para detener los intentos del líder cetemista Leobardo Soto, aseguran
Foto: Joel Merino.

Josué Mota

@motajosue

Vecinos del municipio Rafael Lara Grajales acusan al líder de la Confederación de Trabajadores de México (CTM) en Puebla, y diputado federal por el Partido Revolucionario Insttucional (PRI), Leobardo Soto Martínez, de intentar robar agua de un pozo comunal para beneficiar a un fraccionamiento habitado por trabajadores afiliados a esa organización.

Lo más grave, dicen los perjudicados, es que el presidente municipal no ha hecho lo necesario para detener los intentos del líder cetemista de tomar el agua y se han dado presiones que van desde las amenazas hasta despidos contra los que se oponen al robo del agua.

Víctor Trinidad Huerta, presidente del Comité del Agua Potable y Obras Públicas de la colonia Ignacio Zaragoza, en entrevista para Lado B, comenta que hace unos años se construyó el conjunto habitacional Balmaseda, edificado por la constructora AISA, y comenzaron a vender las casas a los trabajadores, principalmente a los afiliados a la CTM, sindicato que mantiene el control de los trabajadores de las principales empresas de Lara Grajales, tales como La Morena y la empacadora San Marcos.

Sin embargo,  los ingenieros de AISA olvidaron un detalle en la construcción del conjunto habitacional: cómo surtirían de agua a las casas. Debido a que la mayoría de las casas ya se vendió el problema se agrava, pues esas familias tienen problemas para que les llegue agua potable.

Foto: Joel Merino.

Desde entonces, empleados de la constructora han intentado instalar una red proveniente del pozo número tres, ubicado en la colonia Ignacio Zaragoza, con la finalidad de surtir a los habitantes de Balmaseda, pero los vecinos de la primera se percataron de las obras y molestos, las detuvieron, pues nunca se les solicitó permiso.

Por ello, los vecinos de la Ignacio Zaragoza acudieron con el entonces presidente municipal de Lara Grajales para  pedirle que se cancelaran las obras definitivamente; sin embargo, el edil respondió al llamado emitiendo un oficio (número 2184/2011) informando al representante de la constructora Aisa, Ricardo Solís Axotla, que “la colocación de tubería y la conexión que se realizaría  en el pozo número 3 para suministrar agua potable al conjunto habitacional Balmaseda se cancela de manera definitiva”, dicho documento, cuya copia simple obra en poder de Lado B, está fechado el 14 de enero de 2011.

Sin embargo, los intentos por obtener agua de ese pozo no han cesado. Víctor Trinidad comenta que algunos de los vecinos que se oponen a la extracción ilegal de agua han sido despedidos de sus empresas por órdenes del líder de la CTM en esa región, Arturo Soto Martínez, hermano del diputado federal. Dijo que, incluso, a algunas reuniones de los vecinos la CTM ha mandado a algunos de sus líderes a espiar para saber quiénes acuden a las reuniones y ordenar los despidos de los que sean obreros en las empresas antes mencionadas.

Debido a que los vecinos no han permitido que se tome el recurso del pozo 3, han recibido la oferta de permitir la utilización del agua a cambio de un pago por 50 mil pesos -más 2 mil 500 pesos mensuales-, pero la han rechazado.

Y es que el rechazo tiene una explicación, según dice, a poca distancia del conjunto Balmaseda se encuentra otra unidad habitacional construida también para los agremiados de la CTM que cuenta con un pozo, del que podrían obtener el agua, pero la constructora y la Confederación no quieren instalar una red porque eso significaría atravesar la colonia La Joya, que tampoco cuenta con agua potable; por lo que  éstos tomarían agua de ahí.

Otro asunto que enfada a los vecinos de la colonia Ignacio Zaragoza, es que -dicen- Leobardo Soto Martínez intenta beneficiarse de la comunidad, pero no aporta nada a ésta, y un ejemplo de ello, dice don Víctor, es que su colonia padeció el problema de la falta de agua por no contar con una red durante 25 o 30 años, y durante ese tiempo la CTM nunca envió una pipa o buscó ayudarlos para gestionar las obras.

Otro ejemplo, explican otros vecinos, es que a un costado del conjunto habitacional Balmaseda se construyó una cancha de futbol, pero a ella sólo pueden acceder los sindicalizados y «ni a los niños se les permite jugar ahí». De forma que las obras cetemistas sólo benefician a los sindicalizados y a pesar de ello  intentan tomar el agua de la comunidad.

Don Víctor asegura que hace unos días, a través de la radio, se comenzaron a divulgar noticias en el sentido de que se desplegaría un operativo policiaco contra los vecinos de la Ignacio Zaragoza que se oponen a que se tome agua del pozo de la colonia.

Ante ello, el Nodho de Derechos Humanos ha intervenido para apoyar a los vecinos con la finalidad de que se respeten sus garantías y este martes, acompañados por Eduardo Almeida, uno de los integrantes de la organización, acudieron a la presidencia municipal para exigir que se aclare la situación.

Foto: Joel Merino.

La versión del gobierno

El edil, Horacio Castillo López, emanado del PRI, les dijo que no se prepara ningún operativo y se comprometió a respetar la decisión de los colonos. Asimismo, les dio a conocer que la constructora ofrece un millón de pesos para invertirlos en obras en su colonia si aceptan que se tome agua del pozo número tres.

Castillo López dijo a los vecinos que ha sido citado por la “Secretaría de Gobernación” (sic) y por la Comisión Nacional del Agua (Conagua), con la finalidad de que se dote de agua al conjunto Balmaseda, pero que se ha opuesto con la finalidad de respetar la decisión de los colonos y señaló, incluso, que su oposición derivó en un recorte presupuestal del 16 por ciento en cuanto a los recursos que le envía el gobierno estatal.

Los vecinos le pidieron que se realice una reunión para poner fin al asunto y dejar en claro -por escrito- que se cancelan la obras para extraer agua del pozo número tres para Balmaseda; sin embargo,  el edil les dijo, en presencia de los medios de comunicación, que ese no es un asunto prioritario para él en este momento, pues esta concentrado en la rendición de su cuenta pública.

Foto: Joel Merino.

Posteriormente, los vecinos dijeron que nunca se les había mencionado la posibilidad de invertir un millón de pesos en la colonia para obras, por ello desconfían de la veracidad de la propuesta, pero que también les genera desconfianza que esos recursos “luego aparezcan en el informe del presidente municipal” y no haya claridad en el manejo de los mismos.

A los vecinos no les extrañaría, dicen, que esta propuesta fuera una estrategia del gobierno municipal para quitarles agua sin darles algo a cambio, pues incluso en el cabildo hay personas muy cercanas a la CTM y a Leobardo Soto, como el regidor Miguel Huerta, por eso, se mantendrán atentos de lo que ocurra en los próximos días.

1 COMMENT

  1. El presidente Horacio Castillo, es amigo y compañero de partido de Leobardo Soto, y antiguo compañero de parrandas 

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.