Off the record
Expresión de uso común en el periodismo que se refiere a la información que los periodistas conocen pero no pueden usar directamente, en tanto fue proporcionada de manera confidencial por sus fuentes y por ello únicamente suele fungir como puente hacia una investigación que genere la historia final.
Por Lado B @ladobemx
20 de febrero, 2012
Comparte

Hugo León Zenteno*

Expresión de uso común en el periodismo que se refiere a la información que los periodistas conocen pero no pueden usar directamente, en tanto fue proporcionada de manera confidencial por sus fuentes y por ello únicamente suele fungir como puente hacia una investigación que genere la historia final. De esta forma, lo que se dijo off the record subyace apenas vagamente en lo que el lector conoce.

La semana pasada, transitamos, en el ámbito periodístico mexicano, del off the record al The Récord, off. Sí, estimado lector, pasamos de la cotidiana práctica de “fuera de lo registrado o documentado” al insólito atropello “El Récord, fuera”. Me refiero, por supuesto, al veto que los equipos de la primera división del futbol mexicano, con el apoyo de la propia Federación Mexicana de Futbol (Femexfut), impusieron al mencionado diario deportivo, lo que implica que sus reporteros y fotógrafos no pueden acceder a las instalaciones de entrenamiento de dichos clubes ni a los vestidores y canchas en los estadios.

Sobre la validez ética de la medida ya se ha discutido bastante en días pasados, desde el mismo gremio y desde otros colectivos preocupados por el particular: es un atentado a la libertad de expresión y al ejercicio crítico del periodismo; es, además, un acto autoritario aplicado por un ente que suele utilizar este tipo de estrategias para acallar futbolistas, medios y cualquier voz disidente. Hecho este que, por cierto, no es exclusivo de nuestro país, ya que la propia FIFA (Federación Internacional de Futbol Asociación) opera de la misma manera a nivel mundial. Baste pensar que dicho organismo acostumbra amenazar con la desafiliación a cualquiera de las federaciones nacionales, equipos o jugadores bajo su tutela en el momento en que recurran a la justicia civil para la resolución de conflictos. Sin duda, una mafia más allá de la ley.

Con esa misma soberbia, la Femexfut pretende aplicar la mordaza a Récord. El asunto, trascendió desde el off the record, se suscitó por la molestia del dueño del Club Guadalajara ante señalamientos críticos publicados en el diario, los cuales, según él y otros colegas, inciden negativamente en el negocio que poseen. Así, los dueños del balón pretenden esconder su notoria torpeza e ignorancia en el manejo que hacen del futbol mexicano, desplazando la culpa a los medios de comunicación. La medida, desde luego, es irrisoria, puesto que el diario puede seguir haciendo su cobertura desde la tribuna de los estadios y sustituyendo las generalmente poco sustanciosas entrevistas a futbolistas, directivos y entrenadores, por otro tipo de piezas periodísticas como análisis, infografías, perfiles o reportajes de investigación, las cuales, dicho sea de paso, son cada vez más necesarias en el periodismo deportivo contemporáneo.

Una mirada de fondo a este conflicto nos conecta con la esencia de este espacio: es necesaria una lectura más crítica hacia la prensa deportiva mexicana, en tanto suele ser poco aguda, muy complaciente, por lo general amarrada a lugares comunes y en la mayoría de los casos sumamente estancada. Esta exigencia redundará en directrices más inteligentes, que a su vez, obliguen a que el futbol mexicano opere con mayor profesionalismo, en todos sentidos. De momento, los ridículos arreglos de los señores dueños y la complacencia de las televisoras nacionales (también poseedoras de equipos), nos empujan cada vez más hacia otras ligas y deportes, sobre todo, por la diversificación de la oferta mediática en ese sentido. Y es que ¿quién puede preferir un Estudiantes Tecos vs. “Chivas” a un Manchester United vs. Barcelona? Yo, se los digo off the record, no.

*Académico en las áreas de Periodismo y Comunicación. Actualmente es profesor en la Escuela de Periodismo de la UPAEP y en la Universidad de las Américas Puebla. Sus áreas de interés profesional son: recepción crítica de medios, hipermedios y noticias; análisis del mensaje periodístico en diarios nacionales e internacionales; ciberperiodismo; análisis y consultoría sobre arquitectura de información, usabilidad y calidad semántica en websites. Vive en la ciudad de Puebla; gusta del arte, el beisbol, el chocolate y la lluvia.

Columnas Anteriores

[display-posts category=»interlectura» posts_per_page=»-1″ include_date=»true» order=»ASC» orderby=»date»]

Comparte
Lado B
Información, noticias, investigación y profundidad, acá no somos columnistas, somos periodistas. Contamos la otra parte de la historia. Contáctanos : info@ladobe.com.mx