«Hemos sacado las ratas en carretillas”

«Hemos sacado las ratas en carretillas”

  • Desde hace al menos 25 años la escuela está infestada de ratas; los animales han hecho sus nidos debajo de puestos de comida que están en la zona aledaña a la institución
  • Autoridades auxiliares, municipales, de la SEP y de Salud han ignorado el caso que para la directora ya representa un grave riesgo sanitario
Foto: Cortesía

Samantha Páez

La escuela Vicente Guerrero de la Junta Auxiliar San Jerónimo Caleras tiene un grave problema y no es en el ámbito escolar: desde años combate una interminable plaga de ratas.

 “Llevo más de 25 años en esta escuela. Siempre ha habido ratas, pero el problema ha crecido bastante en los últimos tres años. Hemos fumigado unas cuatro veces desde esa fecha y no le miento: hemos sacado a los animales en carretillas”.

María del Rocío Téllez Méndez, directora de la institución, asegura además que los animales se han vuelto cada vez más agresivos.

A la escuela ubicada en la colonia Francisco Villa asisten aproximadamente mil menores. “A mí lo que me tiene pendiente es que puedan atacar a alguno de mis niños –afirma Téllez Méndez-, las ratas ahora salen a todas horas y me da miedo que a la hora del recreo puedan aventarse contra cualquier alumno que tenga su torta en la mano”.

El problema se debe a la existencia de varios puestos de comida, así como una verdulería y dos carnicerías que se encuentran a escasos metros de la escuela. “Cuando nos dimos cuenta de que la plaga era insostenible, nos dimos a la tarea de buscar las causas y encontramos que los nidos de las ratas se hallan debajo de los puestos. Yo creo que es porque no limpian bien o porque dejan su basura allí”.

Foto: Cortesía.

La maestra sostiene que han pedido ayuda a la Coordinación Regional de Desarrollo Educativo (Corde) número 12, que es la que les corresponde; al presidente auxiliar de San Jerónimo Caleras, Juan Gilberto Ruiz Flores; al presidente municipal de Puebla, Eduardo Rivera Pérez y al departamento de Fomento Sanitario de la Secretaría de Salud, aunque nadie le ha dado una respuesta satisfactoria hasta el momento.

También han sostenido charlas con los dueños de los locales, pero evaden su responsabilidad. “Ya hablamos con los comerciantes, unos nos dicen que sí nos van a ayudar y otros nos corren con improperios”.

El costo de cada fumigación ha costado a los padres de familia entre mil 500 y 2 mil pesos, además de los gastos extra de limpieza.

Para los paterfamilias el problema no es la cooperación frecuente, sino “el riesgo sanitario que representa; mis hijas me dicen que no son ratas normales, sino tremendos animales que salen a todas horas del día”, explica Lourdes Apango.

Sus dos niñas son alumnas del colegio y aunque ella no ayudó con las labores de lavado y desinfección de las aulas, su cuñada sí, y “me contó que tuvieron que sacar a miles de roedores muertos”.

Daniel Muñoz Sánchez, quien forma parte del Comité de Padres de Familia y está encargado de la seguridad escolar, afirma que él mismo ha acudido ante varias instancias para exigir una solución a este y otros problemas, como la falta de ordenamiento vial en la calle aledaña a la institución. “He recurrido a la presidencia auxiliar, a los regidores y a la Secretaría de Educación Pública (SEP), pero no hacen gran cosa, sólo falta que vayan a querer tapar el pozo después de ahogado el niño”.

La inquietud de los padres y docentes no es para menos: los roedores entran y salen de salones y baños a placer. Una menor ya sufrió el intento de ataque de una rata, aunque por fortuna no alcanzó a morderla.

Edgar, estudiante de los últimos grados, cuenta que los baños están infestados. “Una vez entré al sanitario y una rata estaba en la taza, la vi y que me salgo corriendo”.

Se solicita respuesta a riesgo sanitario en escuela Vicente Guerrero.

El médico Juan José Pavón, del Centro de Salud Azteca, perteneciente a los Servicios de Salud del Estado de Puebla, señala que la presencia de las ratas en cualquier lugar significa que hay un foco de infección cercano. “Las ratas habitan donde hay deshechos orgánicos en descomposición, puesto que se alimentan de estos desperdicios”.

Los roedores son vectores de diferentes enfermedades, es decir que no las transmiten directamente pero las transportan. “Algunos de los males que pueden darse por el contacto con las ratas son la rabia y la rickettsiosis, también conocida como peste bubónica. Asimismo, puede haber graves infecciones por la mordida de una de ellas, ya que en la boca de todos los animales se aloja una gran cantidad de bacterias”.

Ante la indiferencia de las autoridades, María del Rocío Téllez envió un documento a la SEP, a la presidencia de la Junta Auxiliar y a la alcaldía, para deslindar a la escuela de la responsabilidad en caso de que un incidente mayor ocurra. “La última vez que hablé con el presidente de Caleras llamó a sus regidores y les dijo que hablaran con los dueños de los puestos; sin embargo no me dio alguna garantía o plazo”.

Solicitud de apoyo ante riesgo sanitario en escuela Vicente Guerrero.
Solicitud de apoyo ante riesgo sanitario en escuela Vicente Guerrero.

Transmisoras de enfermedades

Las ratas, como otros muchos animales, actúan como vectores de muchas zoonosis (es decir, enfermedades infecciosas transferibles entre especies). Dada la convivencia cercana entre humanos y representantes del género Rattus en su historia reciente, el contagio alcanza proporciones estadísticamente relevantes.

  • Fiebre por mordedura de rata. Ocasionada por los microorganismos Streptobacillus moniliformis y Spirillum minus. Para la rata, estas bacterias son microbiota comensal (es decir, no patógena en condiciones normales), pero en humanos causa una infección con fiebre aguda, dolor articular y linfoadenopatía. Se transmite por mordiscos y por la ingesta de comida contaminada.
  • Infección por Hantavirus. Ocasionan fiebre hemorrágica con síndrome renal, pudiendo conllevar a la muerte del paciente. Se transmite mediante los fluidos corporales de roedores infectados.
  • Leptospirosis. Se trata de una infección por la espiroqueta Leptospira, que presenta variantes en diferentes especies animales. Ocasiona ictericia y fallo renal de curso rápido (sucede a los pocos días).
  • Salmonelosis. Ocasionada por diversas especies del género de bacterias Salmonella. En la rata produce anorexia, pérdida de actividad, laxitud y heces líquidas. En humanos, produce dolor abdominal, diarrea, vómitos y fiebre. La transmisión es por contacto con heces contaminadas.
  • Infestación por Hymenolepsis nana. En ratas suele ser asintomático, si bien en humanos ocasiona enteritis, anorexia y dolor de cabeza. La transmisión es fecal-oral partiendo de heces contaminadas.

NO COMMENTS

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.