El cine es mejor que la vida
En la memoria de los cinéfilos que tenemos más de cuarenta años quizá permanezca la imagen de un simpático crítico de cine, con acento español, quien noche a noche presentaba la película de cierre de programación en el extinto canal 13. Se trataba de Emilio García Riera incansable promotor del séptimo arte en México, sobre todo a partir de su trabajo académico y de su colosal texto Historia documental del cine mexicano.
Por Lado B @ladobemx
27 de febrero, 2012
Comparte

Hugo León Zenteno*

En la memoria de los cinéfilos que tenemos más de cuarenta años quizá permanezca la imagen de un simpático crítico de cine, con acento español, quien noche a noche presentaba la película de cierre de programación en el extinto canal 13. Se trataba de Emilio García Riera incansable promotor del séptimo arte en México, sobre todo a partir de su trabajo académico y de su colosal texto Historia documental del cine mexicano. El nombre de sus memorias conlleva una idea que ronda nuestra conciencia cuando nos hallamos en una butaca en penumbra: El cine es mejor que la vida.

Presenciamos ayer la máxima celebración anual de la industria cinematográfica más poderosa del mundo. Un derroche de lujo, frivolidad, moda, ego, aspiraciones, intereses, discursos, premios, suspenso, desilusiones, y claro, de mucho dinero que generará aún más. Hollywood, la denominada Fábrica de sueños, en su acostumbrada manifestación de poderío ante el resto del planeta, el cual mira, a veces con envidia, la alfombra roja y las estatuillas doradas. Ceremonia, la entrega de los Oscar, que pretende resaltar el carácter de ensoñación, escape y fantasía que puede asociarse al consumo cinematográfico.

La transmisión de la ceremonia no es lo que solía ser (a pesar de la globalización de contenidos producto de la era digital) tal como lo puntualiza la periodista Katherine Monk en el Vancouver Sun. Más allá de eso, quiero resaltar un par de detalles que pueden contribuir a que desmenucemos de manera crítica la mencionada premiación. El primero es casi paradójico pero no por ello menos importante: nunca en la historia de estos galardones una película no hablada en inglés se ha hecho acreedora a la mejor cinta del año, no obstante que en dicha categoría han estado nominados filmes realizados por directores de la talla de Ingmar Bergman o Costa Gavras. Dada esta situación, la fórmula que le resultó al director Michel Hazanavicius para alzarse con el trofeo fue sencilla y a la vez genial: romper la barrera del idioma al realizar una película muda. Y sí, una producción francesa finalmente quebró el predominio de las cintas en inglés.

El segundo detalle nos revela el carácter endémico de Hollywood aun cuando sus aspiraciones y su predominio es de alcance mundial. En la ya tradicional secuencia donde se recuerda a las personalidades de la industria cinematográfica que fallecieron en el lapso que va de una ceremonia a otra, se omitió el nombre de Theo Angelopoulos, director griego recientemente fenecido y seguramente uno de los más reconocidos en el viejo continente en los últimos 30 años y sinónimo de un lenguaje cinematográfico y de un discurso muy alejados del mainstream estadounidense.

Por ello, querido lector, el cine es mejor que la vida, pero no únicamente el cine premiado anoche, sino el que se mira -y también se condecora-  en Cannes, Venecia, Berlín, San Sebastián y otros festivales anuales: el séptimo arte de todo el mundo.

*Académico en las áreas de Periodismo y Comunicación. Actualmente es profesor en la Escuela de Periodismo de la UPAEP y en la Universidad de las Américas Puebla. Sus áreas de interés profesional son: recepción crítica de medios, hipermedios y noticias; análisis del mensaje periodístico en diarios nacionales e internacionales; ciberperiodismo; análisis y consultoría sobre arquitectura de información, usabilidad y calidad semántica en websites. Vive en la ciudad de Puebla; gusta del arte, el beisbol, el chocolate y la lluvia.

Columnas Anteriores

[display-posts category=»interlectura» posts_per_page=»-1″ include_date=»true» order=»ASC» orderby=»date»]

Comparte
Lado B
Información, noticias, investigación y profundidad, acá no somos columnistas, somos periodistas. Contamos la otra parte de la historia. Contáctanos : info@ladobe.com.mx