El nuevo invencible del tenis mundial
 
Por Lado B @ladobemx
30 de enero, 2012
Comparte

Paco Coca

Este domingo, el tenista serbio Novak Djokovic derrotó a Rafael Nadal en la final del Abierto de Australia y ganó su cuarto título de un torneo grande en un año. Se trató de la final más larga en la historia de los Gran Slams, con una duración de cinco horas y 53 minutos.

Fue una nueva edición de la rivalidad entre el número uno y el dos del mundo, un duelo que se ha convertido en el nuevo clásico del circuito de la Asociación Mundial de Tenistas Profesionales (ATP, por sus siglas en inglés). Aunque la serie entre estos tenistas luce pareja con 16 victorias para Djokovic y 14 para Nadal, el balance no ha sido parejo últimamente, ya que la del domingo fue la séptima final consecutiva –tercera de Grand Slam- que el serbio le gana al español. Wimbledon, en superficie de césped; los Masters de Roma y Madrid, disputados sobre cancha de arcilla; además de los Masters de Miami e Indian Wells y el Abierto de Estados Unidos, todos en cancha dura, han marcado la hegemonía de “Nole” sobre el tenista ibérico.

Antes de 2011, Djokovic sólo tenía en su palmarés un título de Grand Slam –se disputan cuatro al año-, el obtenido en el Abierto de Australia en 2008. Tuvieron que pasar tres años para que el serbio se coronara de nueva cuenta en un torneo grande, pero a partir de ahí ha sido imparable y ha sumado su nombre a los de Roger Federer y Rafael Nadal como los grandes dominadores del circuito, ya que entre estos tres tenistas, acumulan 30 triunfos en los últimos 33 Grand Slams disputados desde 2004.

De paso, Djokovic se convirtió en apenas el quinto tenista en la historia en ganar tres Grand Slams consecutivos, un logro que antes habían conseguido el mítico Rod Laver, Pete Sampras, Roger Federer y Rafael Nadal.

Comparte
Lado B
Información, noticias, investigación y profundidad, acá no somos columnistas, somos periodistas. Contamos la otra parte de la historia. Contáctanos : info@ladobe.com.mx