El compadre incómodo…

El compadre incómodo…

Ernesto Aroche Aguilar

@earoche

Foto Joel Merino

José Alfredo Arango García llegó a la Secretaría de Salud el 16 de julio de 2009. Y llegaba a ocupar el cargo que Antonio López Marín, el hematólogo que fue recomendado por el gobierno federal para suplir a Roberto Morales Flores –el primer titular de la dependencia en el sexenio marinista–, dejó vacante a petición directa del entonces gobernador Mario Marín Torres.

De acuerdo con versiones periodísticas el despido fue provocado por la negativa del investigador a apoyar la campaña electora del PRI, negado a “operar” a favor del PRI durante la campaña federal para diputados. Arango en cambio venía de dirigir el ISSSTEP desde el arranque de la administración marinista y mantenía una fuerte cercanía con relación de compadrazgo incluida con el oriundo de Nativitas.

Con el arribo de Arango García también llegaron dos funcionarios que de acuerdo con el columnista Rodolfo Ruiz mantenían una relación laboral con Rafael Zabalza Veraza, uno de los principales proveedores de la Secretaría.

El autor de la columna La Corte de los Milagros documentó las adjudicaciones millonarias con que la dependencia a cargo de Arango benefició al empresario de origen español.

A pesar de todas las pruebas y señalamientos periodísticos las cuentas públicas del titular de la Secretaría de Salud fueron aprobadas por dos legislaturas distintas, las dos dominadas por la aplanadora priísta.

El último informe financiero presentado por Alfredo Arango fue aprobado vía fast-track en una sesión extraordinaria por la pasada legislatura.

El diario Milenio lo reportó así: “En una sesión que no estaba programada, los diputados locales de la LVII Legislatura, horas antes de concluir su gestión, aprobaron la cuenta pública 2009 del cuestionado secretario de Salud, Alfredo Arango García”.

Y aunque los líderes parlamentarios del PRI y del PAN, Humberto Aguilar y Leonor Popócatl, rechazaron que la aprobación de cuentas en la recta final de la LVII Legislatura haya sido una negociación entre bancadas, otros legisladores como el diputado del Partido del Trabajo, José Manuel Pérez Vega criticó que la Legislatura se despidiera de la ciudadanía con “una puñalada trapera”.

Y afirmó que él y el resto de sus compañeros desconocían el contenido de las cuentas públicas, pero, pese a la crítica, quedó aprobada con 29 votos a favor, 5 en contra y 6 abstenciones, la cuenta pública de Alfredo Arango, correspondiente al periodo que va del 17 de julio al 31 de diciembre 2009.

Con la llegada de la administración de Rafael Moreno Valle se abrieron varias investigaciones contra funcionarios marinistas, uno de ellos fue Alfredo Arango.

El 19 de julio de 2011 la contralora estatal, Patricia Leal Islas, informaba que era la Secretaría de Salud (Ssa) la dependencia en donde se han presentado más anomalías en las revisiones que  había iniciado la Secretaría de la Contraloría y que eran 20 las líneas de investigación abiertas sobre aquella institución, aunque su ex titular no ha sido llamado a comparecer por las irregularidades.

En ese mismo mes se dio a conocer que el director general del ISSSTEP, Roberto Rivero Trewartha, habría presentado 72 denuncias penales en contra de ex funcionarios del organismo, entre ellos Arango García, por autorizar el cobro de pensiones de personas que ya habían fallecido. La suerte ya estaba echada.

NO COMMENTS

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.