Valores noticiosos
De acuerdo a lo que puntualizaba la semana pasada, toda organización informativa, posee, al menos de manera tácita, una línea y algunas políticas editoriales, cuya aplicación determina el despliegue noticioso cotidiano que hace el medio en cuestión.
Por Lado B @ladobemx
06 de noviembre, 2011
Comparte

Hugo León Zenteno*

De acuerdo a lo que puntualizaba la semana pasada, toda organización informativa, posee, al menos de manera tácita, una línea y algunas políticas editoriales, cuya aplicación determina el despliegue noticioso cotidiano que hace el medio en cuestión. Sin embargo, la ecuación no está completa si no consideramos el manejo que se hace de los valores noticiosos, los cuales, en términos muy sencillos, son parámetros que apoyan a un editor a decidir si un hecho cualquiera es sujeto de convertirse en noticia. Son, pues, criterios o filtros que fijan la noticiabilidad de un fenómeno dado.

La complejidad del concepto está dada en dos vías: cuáles son los valores noticiosos y cómo se ponderan en aras de elegir y jerarquizar el cúmulo informativo habitual. En cuanto a la primera vertiente, existe de alguna manera cierto consenso para calificar algo como digno de publicarse en un medio informativo; así, una aproximación categorizada a dichos valores podría ser (ciertamente un solo suceso puede contener varios de los expuestos a continuación):

1. De acuerdo a la situación del hecho:

– Espacialidad (proximidad geográfica y proximidad mental).

– Temporalidad (novedad y/o actualidad).

– Periodicidad (repetición y/o frecuencia).

2. Por el carácter de la fuente generadora de la información

– Notoriedad pública (personajes, organizaciones o regiones).

– Interés casuístico (fama ocasional, generalmente asociada a algún otro de los valores).

3. Por el carácter del hecho

– Interés humano.

– Inusualidad (extrañeza, imprevisión).

– Conflictividad o negatividad (cualquier tipo de enfrentamiento cabe aquí).

– Humorismo.

– Espíritu de competencia o de logro (pugnas deportivas, avances científicos, etc.).

4. Por su resonancia

– Magnitud.

– Repercusiones y efectos sociales.

– Interés estratégico.

– Significación específica en un segmento del público.

5. Por su medialidad

– Exclusividad (en cuanto a que sólo un medio ofrece, de entrada, la información).

– Interés formal (cómo está contada la historia).

– Suspenso.

Evidentemente, cada redacción o cuarto de noticias podrá generar su propia clasificación e inclusive omitir o agregar algún otro indicador de noticiabilidad; sin embargo, como ya anticipaba, una segunda faceta contribuye a dificultar el ejercicio periodístico en este sentido: a qué valor darle mayor preponderancia (y claro, a cuál o a cuáles, menos) a la hora de armar una publicación. Esto no es un asunto menor, puesto que es el elemento que genera una mayor diferenciación entre la multitud de títulos periodísticos con los que nos enfrentamos asiduamente.

Es así que habrá espacios informativos que enfaticen la proximidad geográfica como su valor noticioso esencial o bien algunos otros que preferirán el interés humano, la inusualidad o el que se trate de un conflicto. La clave, para nosotros como lectores críticos, siempre será descifrar las razones por las cuales una noticia está en primera plana o es la que abre un noticiario televisivo, dilucidar el porqué del predominio de cierto tipo de historias sobre otras, comprender las motivaciones que subyacen a las ocho columnas o a la antepenúltima página. La correspondencia de las decisiones editoriales con nuestras puntos de vista, ideologías u opiniones nos llevará a elegir más cabalmente dónde nos informamos.

*Académico en las áreas de Periodismo y Comunicación. Actualmente es profesor en la Escuela de Periodismo de la UPAEP y en la Universidad de las Américas Puebla. Sus áreas de interés profesional son: recepción crítica de medios, hipermedios y noticias; análisis del mensaje periodístico en diarios nacionales e internacionales; ciberperiodismo; análisis y consultoría sobre arquitectura de información, usabilidad y calidad semántica en websites. Vive en la ciudad de Puebla; gusta del arte, el beisbol, el chocolate y la lluvia.

Columnas Anteriores

[display-posts category=»interlectura» posts_per_page=»-1″ include_date=»true» order=»ASC» orderby=»date»]

Comparte
Lado B
Información, noticias, investigación y profundidad, acá no somos columnistas, somos periodistas. Contamos la otra parte de la historia. Contáctanos : info@ladobe.com.mx