Se regalan elogios en la inauguración del CRIT Puebla
Calderón y Moreno Valle aprovechan el evento para hablar del "estadista" y del amor
Por Lado B @ladobemx
25 de noviembre, 2011
Comparte

Ernesto Aroche Aguilar

@earoche

Foto: Joel Merino.

Es una hermosa tarde, dice Alan Tacher, el presentador estrella de TV Azteca, pero tras casi hora y media de espera pasamos de un sol que muerde la piel al abrazo gélido de un invierno disfrazado de otoño crepuscular.

Mientras aguardamos a que concluya la comida del presidente Calderón, que comparte la mesa con el gobernador Moreno Valle y el presidente de la fundación Teletón, Fernando Landeros, en un hotel a unos cuantos metros del terreno de más de cinco hectáreas en donde se edificó el Centro de Rehabilitación Infantil Teletón (CRIT) número 18, las bocinas nos recetan una y otra vez y otra vez y otra vez y otra vez esa versión en voces infantiles, presuntamente de los niños beneficiados por el organismo, de la canción “Vivo”, tema que Fobia hiciera famosa a mediados de los 90.

El inmueble proyectado por el arquitecto Javier Sordo Madaleno –el mismo que edificó y administra el centro Comercial Angelópolis— dicen tiene la forma de un ángel –yo jamás consigo vérsela— y tiene la capacidad para atender anualmente a mil niños y sus familias, lo que según cuentas del boletín de prensa representa un total de 3 mil pacientes. Supongo que los padres y las madres entran dentro de los números alegres de la fundación que año con año suma cientos de millones de pesos de donaciones, lo mismo de empresarios y políticos que de personas a pie.

Y es en ese mismo centro, colmado por niños, padres, madres, invitados especiales, secretarios de gobierno que antes fueron modelos, suspirantes al senado que temen que su candidatura se tambalee, presidentes municipales nombrados –Miguel Ángel Huepa– y otros ignorados –Eduardo Rivera Pérez–, actores, cantantes y artistas que hace mucho vieron pasar sus mejores años, y hoy cantan un popurrí de sus éxitos en playback, y varias decenas de personal de seguridad y logística, el mandatario Rafael Moreno Valle señala como estadista a Felipe Calderón.

“La diferencia entre políticos y estadistas –asegura el mandatario panista que llegó al cargo por una coalición de izquierdas y derechas— es que los políticos sólo están pensando en la próxima elección, mientras que los estadistas piensan en la siguiente generación”.

Aunque al final ya no está del todo claro si la frase es para congraciarse con su correligionario o si discretamente se la está endosando a sí mismo, porque en su discurso no duda en afirmar que fue gracias a las gestiones que realizó antes de tomar posesión como gobernador que logró traer a Puebla uno de esos centros de atención a menores con capacidades diferentes.

Pero ya no hay tiempo para reflexionar sobre la frase, en el podium ya está Calderón Hinojosa y toma al vuelo las palabras del poblano y le recuerda que gran parte del trabajo de “mover voluntades para que el CRIT fuera una realidad” fue de Martha Erika Alonso de Moreno Valle, “y por lo que sé, una de las voluntades que movió más fuerte fue la propia voluntad de su marido, y eso fue lo que hizo posible que se construyera en un tiempo récord”.

Foto: Joel Merino.

Y hasta ahí llega, el resto del mensaje del michoacano gira en torno “a la semilla del amor” de Fernando Landeros, una semilla que “ha dado un fruto abundante, y ese fruto se está esparciendo ya por todos los rincones de México en cada CRIT que se funda”.

Pero además, el mandatario no duda en incluir al sistema Teletón como parte del sistema del Seguro Popular: “Los CRIT son una parte fundamental, creo yo, amigas y amigos, de esta gran aspiración que representa la Cobertura Universal de Salud”.

Por ello, dijo, “como mexicano, como papá y como presidente de la República, quiero pedirles a todos los mexicanos que este año le pongamos y le pongamos fuerte, un donativo fuerte para el Teletón, para que se siga multiplicando el milagro en miles y miles de niños mexicanos que lo necesitan”.

Y con ello, el evento termina. La tarde también. A la salida nos espera un ejército de mosquitos hambrientos, que no respetan ni edad ni capacidades diferentes, pican por igual en esa tarde hermosa que ya pinta como noche Alan Tacher.

Comparte
Lado B
Información, noticias, investigación y profundidad, acá no somos columnistas, somos periodistas. Contamos la otra parte de la historia. Contáctanos : info@ladobe.com.mx