Reprimen manifestación y detienen a indignados en Ciudad Juárez

Reprimen manifestación y detienen a indignados en Ciudad Juárez

Foto tomada de proceso.com

Agentes de la policía municipal encabezados por el secretario de Seguridad Pública, Julián Leyzaola Pérez, y por la directora de Tránsito, Maris Domínguez, reprimieron la tarde de este martes una manifestación del colectivo “Indignados de Juárez”, arrestándolos por colocar pintas de cruces con los nombres de las víctimas de la violencia en la ciudad.

En medio de la manifestación y el arresto, los 25 “indignados” se enfrentaron con agentes policiacos, lo que provocó un zafarrancho en el que quedaron inmersos varios reporteros y fotógrafos.

La movilización policiaca trasladó hasta la intersección de la avenida López Mateos y Paseo Triunfo de la República a más de 50 unidades de los Distritos Chihuahua, Babícora y Universidad; más de ciento cincuenta elementos para arrestar a 25 manifestantes, entre ellos varias mujeres, adolescentes y adultos mayores.

El teniente coronel Julián Leyzaola Pérez fue funcionario del gobierno del Estado de Baja California, donde enfrentó denuncias por tortura en el año 2010. A raíz de eso la Procuraduría de los Derechos Humanos y Protección Ciudadana de Baja California emitió, el 27 de septiembre de 2010, la recomendación 6/10 por el caso de tortura contra A1 y otros, por los hechos ocurridos el 5 de agosto de 2010 en Tijuana, Baja California.

Por los hechos acontecidos varias organizaciones exigen a las autoridades federales y estatales garantizar la seguridad e integridad física y psicológica de los detenidos arriba anunciados; liberar inmediatamente a los manifestantes detenidos de manera arbitraria; realizar una investigación inmediata, exhaustiva e imparcial sobre las detenciones arbitrarias, golpes y agresiones recibidas contra los manifestantes; garantizar la libertad de expresión, de manifestación y de protesta, así como garantizar la integridad física y psicológica de los periodistas que están cubriendo los hechos.

Los hechos

Según versiones en el sitio de la protesta, agentes de la policía se aproximaron a un grupo de manifestantes que habían realizado pintas sobre las paredes del cajero automático del banco Scotiabank, en la intersección de Triunfo y López Mateos, para persuadirlos de suspender las pintas: cruces en color rosa.

Ante la negativa de los “indignados” que estaban hasta ese momento desarrollando la manifestación en forma pacífica, agentes policiacos procedieron a arrestarlos y subirlos a las patrullas en las que arribaron.

La detención de al menos cuatro de los manifestantes provocó que el resto del grupo reclamara a los uniformados, quienes solicitaron refuerzos, señala una versión.

Foto tomada de eluniversal.com.mx

Otra versión describe que un agente de la policía tomó por la fuerza a un manifestante, comenzó a golpearlo y mientras otros manifestantes intentaban arrebatárselo, uno de los “indignados” tomó una cubeta con engrudo y lo bañó.

En menos de cinco minutos, al menos 50 unidades se aproximaron al sitio; en una de ellas arribó la directora de Tránsito, Maris Domínguez, una camioneta blanca.

En ese momento se inició un zafarrancho entre policías y manifestantes en el que quedaron en medio varios fotógrafos, camarógrafos y reporteros.

Los policías lograron subir a las patrullas a varios manifestantes entre empujones, manotazos y golpes con bastones retráctiles. Ya en las unidades los golpearon para esposarlos, incluso algunos elementos arrastraron a una mujer por el pavimento, ya esposada. En tanto, otros agentes cortaron cartucho a los reporteros para evitar que siguieran fotografiando y tomando video de la golpiza, y para alejarlos del director de la policía, Julián Leyzaola Pérez, quien llego al último.

Una mujer integrante del grupo de manifestantes estaba en el interior de su automóvil, y al menos tres agentes del agrupamiento femenino la bajaron por la fuerza y la arrastraron por el pavimento varios metros hasta una patrulla.

Cuando los manifestantes ya estaban en el interior de las patrullas, grúas de Tránsito arribaron para enganchar sus vehículos y trasladarlos al corralón.

Cuando los representantes de los medios de comunicación trataron de entrevistar a Leyzaola, los agentes formaron una valla para impedir el trabajo de los comunicadores y a empujones trataron de retirar a los reporteros. Incluso un policía tomó un tripié para aventarlo al rostro un reportero. Previamente los policías habían golpeado en la cabeza a un corresponsal de la revista Proceso.

La intención de la protesta era colocar más de nueve mil cruces de papel en postes, monumentos y fachadas para manifestarse contra la serie de homicidios registrados en esta frontera desde que el presidente Felipe Calderón Hinojosa inició la guerra contra el narcotráfico.

Con información tomada de Diario. Para participar en la acción urgente por las detenciones arbitrarias: aquí.

NO COMMENTS

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.