Una mirada a los lados B de #CDIdeas

Una mirada a los lados B de #CDIdeas

Foto: EEF.

Adriana Romero

@theadrianisima

Foto: EEF.

Al que madruga, dios le ayuda, dicen. Y al que no, lo deja sin estacionamiento. Aunque creo que I was doomed desde el principio porque el estacionamiento más chido para los “ideastas” estaba reservado para Ricardo Salinas y “funcionarios”, según nos informó el encarado poli. #typical

Afortunadamente una vez dentro todo sería distinto… Eso pensé. El acceso a reporteros al auditorio era por tiempo limitado, sin chance de fotos, el rol de conferencias de prensa no existía… Pero yo, ecuánime: también soy becaria, así que estaba dispuesta a divertirme y tuitear mucho.

¿Tuitear? Sí, siempre que estuviera en un lugar donde la red no estuviera leeeenta. La red telefónica al menos, saturada. Llamadas de otros estados no entraban. Un medio yucateco sufría por su información y su reportero :/

Los que seguimos sufriendo como reporteros en el auditorio somos los que queremos foto pero, como decía, no hay modo de hacerlo que no sea “de contrabando” o “de ladito” y de “rapidín” (sin albur).

Foto: EEF.

Las conferencias en la mañana, retrasadas media hora. Un speaker no llegó. Pero el momento de aquello que pretendía quitarnos el estrés sí: La señorita Paula y su mantra “govinde, govinde, govinde” no logró sino hacernos sudar rico con las pelotas (bueno, madejas, sin albur) de tela que volaban por doquier y habríamos de “enlazar” (enREDar, mientras nos dábamos trancazos con las bolas -otra vez, no albur) entre tooodos. Tras el sudado enredo, y hasta suéteres perdidos entre las telas, vino un abrazo mocho, así como el “de la paz” en misa… Mi vecino de asiento comenta acertadamente que es quizá por dinámicas como ésta que el festival no es tomado tan en serio por algunos.

¡En fin! El yoga me dio hambre y recordé que traía mis nutritivas palomitas de maíz… “¿Comida chatarra en #CDIdeas?”, alguien tuiteó por ahí. Ouch! Bueno, a caballo regalado…

Al dirigime al press room, tras el meal de mole y chicharrón para la prensa, pensé justamente en los costos, y recordé que Andrés Roemer pidió un día anterior no perderse nada del festival, pues el valor real del boleto era 20 mil pesos, no los 7 mil que cuesta el más caro.

Mientras Alonso Puig arranca la tarde con un sabroso acento español de audiolibro, hago berrinche porque sé que, al salir de mi costoso evento, tendré que caminar diez calles hasta mi auto :(

Foto: EEF.

Las matemáticas, laboratorio para el pensamiento creativo: Benjamin

“No hay nada mejor que un buen maestro, uno excelente, para aprender matemáticas” dijo convencido Arthur Benjamin, uno de los speakers de la Ciudad de las Ideas cuarta edición, en la única conferencia de prensa del día.

Benjamin fue uno de los más atractivos participantes del primer grupo, ya que su extraordinaria habilidad para hacer cálculos “mágicos”, incluso más rápido que una calculadora, asombró y divirtió a los asistentes, en un acto que nos hizo recordar la película Little Man Tate (Mentes que brillan) y su “Odissey of the mind”.

“Aún en los Estados Unidos tenemos que hacer más para atraer a los apasionados y talentosos en matemáticas, las enseñen a nuestros niños”, dijo el “matemágico”, pues, aseguró, muchos maestros transmiten el miedo a las matemáticas a los pequeños, por lo que instó a simplemente “no rendirse”, si como padre lucha con ello en casa. Hay que hacer las matemáticas “atractivas, interesantes” para los niños, dijo, sea por medio de internet o de un tutor externo, pues si nadie decide quedarse sin saber leer, nadie debería conformarse con una pobre habilidad con los números.

Ante la pregunta  -por qué, en una era de rapidez tecnológica, uno querría poseer sus habilidades-, Benjamin fue honesto: “¡Porque es divertido!”, agregando que el cálculo conlleva ventajas prácticas a la hora de tomar una decisión o de escuchar a un político, por ejemplo. “Lo que yo quiero compartir a mis alumnos es tanto habilidades matemáticas, como habilidades creativas de pensamiento”, comentó.

Sentirse cómodo con las matemáticas abre más puertas profesionales que cualquier otra disciplina, al menos en Estados Unidos, dijo quien, en un dato curioso, a principios de los ochenta escribió canciones y creó los efectos mágicos de un musical llamado Kije!

El siempre sonriente “mathemagician” detalló que lo que pide a sus alumnos siempre, es que resuelvan problemas en por lo menos dos formas distintas, “porque así es como sucede en la vida: hay muchas formas de resolver problemas. Las matemáticas son un laboratorio para el pensamiento creativo”.

Seguiremos informando sobre los lados B de #CDIdeas.

NO COMMENTS

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.