Un país sin vida comunitaria no puede aspirar a ser democrático
Por Lado B @ladobemx
16 de octubre, 2011
Comparte

Héctor Rodrigo*

@HectorRodrigo

Thomas Alva Edison, el innovador por excelencia que patentó más de mil inventos dijo un buen día que el éxito de un proyecto necesita de 1% de inspiración, y un 99% de transpiración.

Todos tenemos en mente las ideas, soluciones, las recetas que harían de nuestra comunidad un lugar más seguro, más limpio, más agradable para estar y convivir, todo eso representa el uno por ciento de la inspiración. Por desgracia, muchas veces esa inspiración se queda en protesta, en quejas, en lamentos y mentadas.

No es casualidad ver que hay tanto quejoso del sistema, pero tan pocas denuncias ante los juzgados. No me sorprende ver que México siga rompiendo todos los récords de corrupción cuando también tiene un récord negativo de participación. Una protesta necesita ser acompañada por 99 acciones.

¿Qué espera un enfermo de sus familiares o amigos? Seguro que no pide lamentos y piedad, lo que necesita es compañía, atención, cualquier acción que lo haga sentir mejor, no discursos deprimentes. México no necesita discursos deprimentes. Si alguien piensa regalarle algo a su familia, a su comunidad, a su ciudad, que no le quede duda: lo más valioso que puede dar una persona es su tiempo. Solamente dando tiempo, transpirando, es como podemos dar ese 99%, que sumado con el 1% de las ideas, requiere México de los mexicanos.

Deseo, quiero y pongo mis esperanzas en que la inspiración de mis paisanos crezca, pero que siempre vaya acompañada de acciones que demanden su sudor.

Mientras todos los grupos sociales, organizados o no, estén esperando que el gobierno haga algo o cambie algo, se están desperdiciando energías enormes e insustituibles de las personas que pasan y no vuelven. Se habla mucho de la ventaja generacional que tiene México hoy en día con una mayoría abrumadora de jóvenes. Generación que envejece todos los días con los mismos vicios de sus antepasados y con algunos nuevos.

El gobierno hará algo cuando la sociedad haga algo. El gobierno puede ser guía cuando haya exigencia real mediante el ejemplo de los ciudadanos que se organizan y ejecutan.

Quisiera ver a más empresarios que compartan una visión, que entendieran que sumados son más fuertes, podrían invertir más, darían más empleos, tendrían más ventas. Solo es cuestión de asimilar que cediendo un poco se gana más. Necesitamos más cooperativas y menos monopolios.

Ojalá viéramos a más grupos de vecinos que se reúnen para tener una colonia más segura, un lugar más limpio y sustentable para vivir. La confianza en este país debe iniciar con los que viven más cerca. Lo que hace falta es salir del estado de confort y de la inactividad, reunir a los vecinos y ponerse objetivos, actividades en común. Un país sin vida comunitaria no puede aspirar a ser democrático.

Cada uno podrá identificarse con algún ejemplo o inspirarse de tal forma que encuentre en dónde le toca transpirar para que su comunidad sea eso, una común unidad.

*Ciudadano poblano por nacimiento, crecimiento y convicción. Mi profesión es la vinculación.

Comparte
Lado B
Información, noticias, investigación y profundidad, acá no somos columnistas, somos periodistas. Contamos la otra parte de la historia. Contáctanos : info@ladobe.com.mx