Sobre Granados Chapa, la policía de Ardelio y el FICM
Por Lado B @ladobemx
17 de octubre, 2011
Comparte

Periodistas como Miguel Ángel Granados Chapa le hacen falta al país en estos momentos tan difíciles. Por eso duele su muerte. Una desparición que convoca a un luto en los medios de información pero también debe convocar a reflexionar sobre el papel que juegan los periodistas en la sociedad y el compromiso que asumimos frente a la sociedad.

Granados Chapa, ya se ha dicho mucho y aún más en las últimas horas, fue un periodista extraordinario con una pluma crítica. Influyó en los principales medios de información del país y con ello aportó no sólo al periodismo sino a la sociedad mexicana. El periodista fue tan atinado que tuvo incluso tiempo para despedirse de los lectores. Ojalá muchos periodistas aprendamos de su ejemplo para que su legado nunca muera.

***

El tema de las violaciones a los derechos humanos cometidos por Policía Estatales Preventivos sigue llamando la atención porque según lo que se ha visto hasta ahora comienza a convertirse en una forma sistemática de actuar por parte de la Secretaría de Seguridad Pública, y esto es consentido por el presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Estado, Adolfo López Badillo.

Defensores de los derechos humanos independientes han sido insistentes en recordar los antecedentes violatorios de garantías individuales del secretario de Seguridad Pública, Ardelio Vargas Fosado, y su actuar ya se está repitiendo en Puebla. Las denuncias de las víctimas suelen se desdeñadas por los medios de información, frente a ese panorama resulta imprescindible que la Comisión de Derechos Humanos del Estado actúe para intentar frenar la situación pero lamentablemente el presidente no parece tener la intención de entrar en conflicto con el gobierno y los visitadores no salen a atender los llamados de ayuda.

Tema relacionado es la utilización del arraigo por parte de la Procuraduría General de Justicia como una medida para intentar investigar a personas que no fueron detenidos por sus propios agentes. La Policía Estatal Preventiva tiene como obligación detener en flagrancia a quienes cometen delitos, pero las facultades de investigación corresponden sólo al Ministerio Público y la Policía Ministerial de ahí que resulte incomprensible la utilización del arraigo. La Corporación a cargo de Vargas Fosado se atribuye facultades y comete irregularidades y nadie en el gobierno o en la Comisión parecen querer frenarlo.

***

Hablar de cine tras la puntualizaciones previas parecierá una frivolidad por eso sólo diremos que durante toda la semana estaremos publicando notas, entrevistas y reportajes sobre el Festival Internacional de Cine de Morelia a través de la pluma de nuestro experto en cine y deportes, Paco Coca.

Comparte
Lado B
Información, noticias, investigación y profundidad, acá no somos columnistas, somos periodistas. Contamos la otra parte de la historia. Contáctanos : info@ladobe.com.mx