O sanamos como equipo o nos desmoronamos

O sanamos como equipo o nos desmoronamos

Héctor Rodrigo*

@HectorRodrigo

“Todo se resume hoy y aquí… o sanamos como equipo o nos desmoronamos. Pulgada a pulgada, jugada a jugada, hasta terminar. Estamos en el infierno ahora señores, créanme. Y podemos quedarnos aquí, que hagan mierda de nosotros.. O podemos pelear y resurgir de nuevo, hacia la luz, podemos salir de nuestro infierno. Una pulgada a la vez. Yo no puedo hacerlo por ustedes.

Cuando te vas volviendo viejo en la vida, las cosas te son quitadas… eso es parte de la vida. Pero, solo se aprende eso cuando comienzas a perderlas. Te das cuenta de que la vida es un juego de pulgadas, como lo es el fútbol. Porque en cualquiera de los juegos, en la vida o en el fútbol, el margen de error es tan pequeño, es decir, medio paso tarde o muy temprano, y no la haces… un segundo más rápido o más lento y no alcanzas la pelota. Las pulgadas que necesitamos están en todos lados a nuestro alrededor: están en cada descanso del juego, cada minuto, cada segundo…

En este equipo peleamos por esa pulgada. En este equipo nos hacemos pedazos por esas pulgadas. Porque sabemos que cuando sumamos esas pulgadas, son las que van a hacer la diferencia entre ganar y perder, entre vivir y morir. En cualquier batalla, es el hombre que esté dispuesto a morir el que va a ganar esa pulgada. Y sé que si tengo vida todavía, es porque sigo dispuesto a pelear y morir por esa pulgada. Porque eso es vivir.

Pero yo no puedo hacerlo por ustedes, tienes que mirar al que está a tu lado, mirarlo a los ojos, vean a esa persona que irá por esas pulgadas junto contigo, vas a ver al que se va a sacrificar por el equipo porque él sabe que cuando te llegue el momento tú harás lo mismo por él. Eso es un equipo señores.

 O sanamos aquí, ahora, como un equipo, o moriremos como individuos.”

Las palabras de  a su equipo en la película Any Given Sunday me parecen una radiografía de lo que es nuestra sociedad mexicana y lo que ésta necesita.

El problema de que no se respeten las leyes es porque solo se piensa en la superviviencia personal pero no en sumar pulgadas para la vida en comunidad. Tirar cualquier basura a la calle es solo deshacerme de un problema sin importarme que ahora el problema sea de otro. Conducir en estado de ebriedad, comprar piratería, meterse la fila… sin duda, como equipo, a los mexicanos nos cuesta mucho trabajo competir. Más allá de si el sistema y los árbitros son incompetentes, nosotros, los mexicanos tenemos una mala acostumbrada costumbre a no trabajar como equipo.

Si entendiéramos que cualquier mínimo sacrificio hecho al volante, esperar nuestro turno, dar prioridad al peatón (que el mundo es de las personas y no de los coches), que guardar las mentadas de madre, que todas esas pulgadas acumuladas darían como resultado una verdadera comunidad. La confianza no resulta donde reina la envidia. La paz no puede detonarse en un lugar donde a la menor provocación se responde con violencia.

Como dice Antana Mockus, ex alcalde de Bogotá, “la cultura ciudadana es pensar en el otro, nace de los pequeños gestos hacia el otro”. Sacrificarse por el equipo, ceder la razón algunas veces, trae consigo mejores resultados. Si no sanamos nuestras comunidades, seguiremos muriendo como individuos y como país.

*Ciudadano poblano por nacimiento, crecimiento y convicción. Mi profesión es la vinculación.

NO COMMENTS

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.