Jefe de policía de Querétaro agrede a su ex compañera; rechazan investigar

Jefe de policía de Querétaro agrede a su ex compañera; rechazan investigar

Tomada de: esmas.com

México, DF. Una agente de la policía federal de Querétaro, en el centro de México, ha sido agredida físicamente y amenazada por su ex compañero, jefe de la policía federal en el estado. Las autoridades se han negado a tomar medidas contra él. La agente corre peligro de sufrir nuevos ataques, al igual que las organizaciones de defensa de los derechos de las mujeres que la han ayudado.

Según la información recibida por Amnistía Internacional, Margarita González Carpio estaba en su casa de la ciudad de Querétaro el 24 de septiembre cuando su ex compañero, responsable de la Policía Federal en el estado de Querétaro, llegó con su guardaespaldas. El ex compañero entró en la casa con sus propias llaves y trató de obligar a Margarita González Carpio a mantener relaciones sexuales. Cuando ella se negó, él le propinó golpes, puñetazos y patadas hasta dejarla inconsciente.  También amenazó con matarla. El guardaespaldas intervino en un momento dado para detener temporalmente la agresión.

Al día siguiente, el ex compañero la dejó libre y se marchó, tras advertirle de que no presentara una denuncia contra él. Ella trató de denunciar lo sucedido ante la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), pero su denuncia se rechazó, pese a las evidentes señales físicas de la agresión. Los representantes de la Procuraduría General de la República (PGR) en Querétaro en principio se negaron a verla, pero más tarde le autorizaron un examen médico y luego la enviaron al hospital para recibir atención de urgencia. Durante el día, a la agente la estuvieron siguiendo unos hombres a los que no conocía, quienes le advirtieron de que no presentara denuncia. Dos agentes de la policía federal entraron en el hospital para presionarla, pero el personal médico los obligó a marcharse. Al día siguiente, la PGR se negó a abrir una investigación, al parecer a causa del cargo y los contactos del jefe de policía, pese a la existencia de tres certificados médicos que confirmaban las lesiones de Margarita González Carpio.

El 26 de septiembre, Margarita González Carpio se puso en contacto con la fiscalía especial para los delitos de violencia contra las mujeres (FEVIMTRA), perteneciente a la PGR y con sede en Ciudad de México. Más tarde la informaron de que FEVIMTRA no investigaría lo sucedido, ya que el jefe de policía no había cometido el delito estando de servicio.

El 27 de septiembre, Margarita González Carpio consiguió presentar su denuncia ante la PGJE de Querétaro. Se dejó constancia de sus lesiones, pero no se tomaron más medidas para investigar, para hacer rendir cuentas al responsable o para proteger a Margarita González Carpio.  Ante la negativa oficial a emprender acciones, organizaciones de defensa de los derechos de las mujeres le han prestado apoyo.

La violencia contra las mujeres sigue siendo generalizada en México. Mujeres de todas las esferas sociales son víctimas de homicidio, agresión, violencia sexual y amenazas. Los responsables rara vez rinden cuentas, especialmente cuando ocupan cargos de autoridad. Pese a las medidas legales que reconocen el derecho de las mujeres a vivir sin violencia, las autoridades federales y estatales eluden habitualmente su deber de hacer cumplir la ley para prevenir y castigar la violencia contra las mujeres.

Información de Cencos.

NO COMMENTS

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.