Sofía tenía seis semanas de embarazo cuando decidió interrumpirlo…

Sofía tenía seis semanas de embarazo cuando decidió interrumpirlo…

  • Lanzan un folleto informativo sobre las causales que permiten la excepción a la ley contra el aborto en Puebla
  • Avanza demanda de poblanas ante la Corte Interamericana
  • En Puebla, 21 mujeres han sido procesadas y 9 consignadas por ese delito
Tomada de: antenalibrefm.blogspot.com

Mely Arellano

@melyarel

Sofía* tiene 23 años, es madre soltera y estudiante. Tenía seis semanas de embarazo cuando decidió interrumpirlo. “Yo no tengo la posibilidad económica, fue una situación desesperada. La verdad no quería tenerlo, no podía tenerlo”. A través de un amigo contactó con la Red por los Derechos Sexuales y Reproductivos (Ddeser), donde le dieron informes sobre el procedimiento que sí es legal en el DF hasta antes de las 12 semanas.

La atención médica, cuenta, es profesional. Los procedimiento son realizados sólo por mujeres para la comodidad de las usuarias. De entrada dan orientación sobre los dos métodos que utilizan –pastillas o aspiración manual endouterina (AMEU)-, se ofrece ayuda sicológica y sugieren la adopción de un método anticonceptivo. “Me tranquilizó mucho hablar con la trabajadora social, fue muy clara, muy amable”.

El hecho de ser foránea no fue un problema, al contrario, hubo un trato comprensivo. “El día que fui éramos como 70 mujeres, algunas del Estado de México pero dicen que también van de Guadalajara y de otros estados donde (la interrupción del embarazo) está penalizado”. En promedio, la representación local de Ddeser recibe de 5 a 6 mujeres al mes que buscan información al respecto.

El trámite en realidad es muy sencillo, Sofía sólo tuvo que presentar una identificación y un comprobante de su domicilio en Puebla.

“Es nuestro cuerpo y nosotras podemos decidir sobre él. En México lamentablemente lo que falta es prevención, pues de pronto (el aborto) ya se usa como método anticonceptivo. Tampoco es una decisión que se tome a la ligera, es una situación fuerte, que debe ser tomada de manera madura. Como mujeres debemos ser conscientes de nuestro cuerpo”.

En los países en desarrollo y, con frecuencia, en los lugares donde el aborto es ilegal o muy restringido, el índice de muertes atribuibles al aborto es cientos de veces más alto que en los lugares donde el aborto es legal.

Cada año mueren aproximadamente 67 mil mujeres en todo el mundo, y muchas más sufren lesiones a consecuencia de los procedimientos de aborto inseguro.

Aproximadamente 20 millones de los abortos practicados en el mundo anualmente son clandestinos y, por lo general, inseguros.

Seis de cada cien muertes maternas que se registraron en Puebla entre el 2002 y el 2008 llevan el sello de abortos mal practicados o insalubres.

Excepciones

Tomada de: imaginacionalpoderr.blogspot.com

El hecho de praticarse un aborto legalmente cambia la percepción de las mujeres, dice Natalí Hernández, representante en Puebla de Ddeser, “porque se sienten seguras, se liberan de la culpa”.

Vianeth Rojas, de la misma organización, recuerda que en 1990, en Argentina, cuando se firmó la declaratoria de San Bernardo se estableció que la libertad de decisión de las mujeres sobre su cuerpo es un derecho humano esencial, y que el castigo penal sobre el aborto es sólo uno más de los elementos de una cultura machista y discriminatoria. Razón por lo cual se estableció el 28 de septiembre como el Día por la Despenalización del aborto en América Latina y El Caribe .

En ese marco, Ddeser anunció el lanzamiento de un folleto informativo para que las mujeres de Puebla conozcan las cuatro causales que permiten la interrupción legal del embarazo:

I. Cuando sea causado sólo por imprudencia de la mujer embarazada;

II. Cuando el embarazo sea producto de una violación;

III. Cuando de no provocarse el aborto, la mujer embarazada corra peligro de muerte, a juicio del médico que la asiste, oyendo éste el dictamen de otro médico, siempre que esto fuere posible y no sea peligrosa la demora; y

IV. Cuando el aborto se deba a causas eugenésicas graves, según dictamen que previamente rendirán dos peritos médicos.

En el estado hay 21 mujeres procesadas y 9 consignadas por interrupción del embarazo; en al menos 2 casos había causales para justificar el aborto, sin embargo el desconocimiento llevó a estas dos mujeres a reconocer un delito que no cometieron y a pagar una sanción.

Es importante, destaca Vianeth Rojas, que los Ministerios Públicos y los médicos tengan claras estas excepciones de la ley pues su ignorancia podría afectar a terceros.

El folleto que ya comenzaron a distribuir también será traducido al náhuatl para conocimiento de las mujeres en la Sierra Norte.

“Hay tantas mujeres que se mueren a causa de abortos clandestinos por una mala información y porque este tema sea tabú. Hay universidades que tienen una apertura muy grande y otras que desgraciadamente lo satanizan. Es importante que lo legalicen, finalmente tenemos el derecho a decidir en nuestro cuerpo”.

Sofía, poblana que acudió a una clínica del DF para interrumpir su embarazo

Ante la CIDH

Tomada de: mariposasmirabal.blogspot.com/

Desde diciembre de 2009, 31 poblanas se ampararon contra la reforma a la Constitución aprobada por el Congreso de Puebla en marzo de ese mismo año, que en la fracción cuarta del artículo 26 señala que el Estado está obligado a proteger la vida humana “desde la concepción hasta la muerte natural” (y que podría volverse «letra muerta» con el fallo de la SCJN).

Inicialmente se recurrió a un amparo ante un juzgado local, pero el asunto no prosperó; después se intentó iniciar una acción de inconstitucionalidad, pero ninguna de las autoridades facultadas dio su apoyo, como último recurso se acudió ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos, ante la que se presentó una demanda.

No sólo mujeres de Puebla lo hicieron, a ellas se sumaron de otros estados como Oaxaca y Guanajuato. De hecho, por ser una problemática generalizada también en países como Nicaragua, Argentina y Uruguay, el caso se está llevando en bloque. Y, aunque apenas este año se celebró una primera audiencia, las demandantes –entre las que se encuentran Vianeth y Natalí- confían en que, así tarde 10 años, al final del proceso se emita un fallo que obligue al Estado mexicano a respetar los derechos de las mujeres de toda la República.

Los diputados de la actual Legislatura están de acuerdo en que el tema debe abordarse, pero ninguno dice «esta boca es mía» (conozca su posición al respecto).

*Se usa un nombre falso a petición de la declarante.

1 COMMENT

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.