Las semillas, exploradores solitarios

Las semillas, exploradores solitarios

Juan Romero Arredondo*

Semilla


Capitulo I. El Origen

 “… y ahí me encontraba, solo, sin la protección de mis padres. Aunque en realidad, solo, solo no estaba, ellos me habían proporcionado todo para sobrevivir: una cubierta protectora y una buena dotación de alimento. Sabia que iba a ser difícil pero no imposible, el éxito no dependía de mi únicamente, tenia que llegar a donde las condiciones fueran adecuadas, que no me comiera algún depredador o que algún grandulón no me dejara desarrollar, la suerte estaba echada, lucharía por lograr el objetivo: preservar a mi especie.”

De entre tantas cosas que me maravillan de las plantas están las semillas. Todavía me sigue sorprendiendo que a partir de esa estructura tan pequeña pueda desarrollarse un árbol de seis metros, o una hermosa flor o una sandía.

La definen como “ovulo maduro, generalmente fecundado cuya función es dar origen a un nuevo individuo”. Propiamente hablando las semillas son exclusivas de las gimnospermas (p. Ej el Ginkgo bilova y los pinos) y de las angiospermas (todas las plantas con flores).

Una semilla típica esta formada por tres partes:

1.- Una cubierta protectora llamada cubierta seminal o testa, cuya función es de protección, nutrición e impermeabilidad, además es importante para la diseminación y dispersión de la semilla.

2.-  El endospermo que es una dotación  o reserva de nutrimentos que le permite sobrevivir hasta que la planta empieza a producir su propio alimento a través de la fotosíntesis, y

3.- El embrión que es el que da origen a la planta, si aunque les sorprenda es a partir de esta estructura pequeñita, que se desarrolla toda una planta completa y mas sorpresa les dará al saber que todo el cuerpo de la planta, raíz, tallo, ramas, hojas, flores y frutos se desarrollan a partir de unas zonas llamadas meristemos, que se localizan en el embrión, es decir ¡de zonas mas pequeñas que el embrión!.

En adición a estas estructuras básicas, otros tejidos pueden presentarse ocasionalmente en la semilla. En algunos casos el endospermo puede fusionarse con la cubierta de la semilla y formar un tejido denominado aleurona (que produce enzimas) y en otros se forma un tejido de reserva llamado perispermo. En otras plantas, porciones del fruto pueden llegar a formar parte de las cubiertas de las semillas (p.ej. Gramíneas, durazno, almendro y nogal).

Flor

Por lo tanto existen diferentes tipos de semillas: Con alas como las de algunos pinos, con una cubierta líquida como las de la papaya, con un pequeño paracaídas como en el diente de león, con un endospermo grande como el haba y el frijol, con endospermo líquido como en el coco, o sin endospermo como en las orquídeas.

Para entender el origen de estas estructuras es necesario conocer  donde y como se forma la semilla. Para esto, tomaré como ejemplo a las angiospermas (la explicación del origen es más fácil de comprender en este grupo de plantas, ya que en las gimnospermas es un poco mas complicado).

Debo aclarar que a menos que se indique, lo aquí comentado son conceptos generales de las plantas, ya que no faltará quien pueda decir, con toda razón, “pero eso que dice no es para todas las plantas”, por eso la aclaración.

En esta contribución para Lado B hablaré de dónde se forma la semilla.

Las semillas se originan en la flor, y la flor esta conformada (de afuera hacia adentro) por cuatro diferentes tipos de órganos llamados verticalidad.

El primer verticilo es el cáliz, el cual lo forman unas hojitas llamadas sépalos, este verticilo es estéril y su función es de protección.

El segundo verticilo es la corola, formada por los pétalos, también es estéril y su función es facilitar la polinización.

El androceo (andros=hombre, oikos=casa), formado por los estambres, es el tercer verticilo, en él se forman y desarrollan los granos de polen que contienen los gametos masculinos de la planta y por lo tanto, constituyen una parte importante en la formación de la semilla.

Y, el cuarto verticilo, el gineceo (gyne=mujer, oikos=casa), formado por uno o varios carpelos, sin duda el más importante ya que es aquí donde se forman las semillas, es decir: sin gineceo no habría semillas (ya se, todos los hombres van a reclamar y decir: “¿y entonces el androceo que?”, pero para su información pueden formarse semillas sin la participación de los gametos masculinos… pero esa es otra historia).

Cada carpelo esta conformado por el estigma, que se encarga de recibir al grano de polen, el estilo, por donde crece el tubo polínico, y el ovario, donde se localizan los óvulos, que son la parte fértil y donde están los gametos femeninos. A su vez, el óvulo esta dividido en varias partes: El funículo, que conecta  al óvulo con la placenta, el o los tegumentos, que rodean al ovulo, la nucela y el saco embrionario, uff, esto cada vez se complica con tanto nombre raro, pero no es fabuloso, ¡estamos entrando a las entrañas de una flor!, casi acabamos.

Óvulo

Finalmente, el saco embrionario contiene ocho núcleos: tres se llaman antípodas, dos núcleos centrales, dos sinérgidas y ¡la oósfera o  célula huevo!, que es el gameto femenino.

De  manera que ya sabemos donde se forma la semilla, pero ahora preguntarán: ¿como se forma?…

…Continuará (bueno, si es que los amigos de Lado B, me vuelven a invitar).

Una sugerencia: Busquen una flor grande y vayan eliminando los verticilos (si los descubren y no quieren que los tachen de nerds, pueden tararear “me quiere, no me quiere”), y cuando lleguen al gineceo, con ayuda de una navaja (¡ojo! haganse acompañar por un adulto, je je je) realicen un corte a lo largo. ¿pueden ver los óvulos?, genial.

*Egresado de la Facultad de Estudios Superiores Zaragoza. Profesor del módulo de Morfofisiología vegetal del Laboratorio Investigación Formativa V del 5º semestre de la carrera de Biología. Áreas: Cultivo de tejidos vegetales, propagación vegetal. Grupos vegetales en estudio: Cactaceas, orquideas, carnívoras. Actualmente realiza investigaciones con Bursera linaloe (árbol del que se obtiene la madera para las cajitas de olinala), Tlahuanca (una guayaba silvestre) y Salvia hispanica (Chia). Intereses: Difusión de la ciencia, Educación a distancia, desarrollo de material didáctico.

1 COMMENT

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.