La otra historia de Estados Unidos por Howard Zinn

La otra historia de Estados Unidos por Howard Zinn

Alejandro Badillo

“La historia la escriben los vencedores”, reza el lugar común y esto se hace evidente en la enseñanza de la historia en las escuelas en la que los héroes son impolutos y triunfan siempre las grandes causas y los grandes hombres. Por esta manipulación de la memoria colectiva son necesarias obras como La otra historia de Estados Unidos, libro emblemático de Howard Zinn (1922-2010) quien fue profesor emérito de la Universidad de Boston, en el que aborda los hechos de Estados Unidos que las elites prefieren ignorar y que, por ende, no aparecen en los medios de comunicación, ni son temas para las películas de Hollywood.

Siglo XXI Editores, Cuarta reimpresión, 2010

En un amplio espectro que abarca desde la colonización de América hasta la presidencia de Bill Clinton, Zinn inicia con una anotación de Cristóbal Colón en la que narra su encuentro con los Arawak de las Antillas. El navegante, ante la obsequiosidad de los nativos, apunta que sería sumamente fácil someterlos y convertirlos en sirvientes. A partir de ahí empieza la historia europea en América: si en países como México hubo un sincretismo cultural que abarcó ámbitos tan importantes como el religioso, en Estados Unidos se implementó sin cambios el sistema político y económico del imperio inglés y, por tanto, los mismos desequilibrios. En este punto el historiador desmitifica la fundación del país recordando que no fueron incluidos los derechos de los indígenas norteamericanos y, además, se privilegiaron a las familias adineradas pues muchos de los fundadores—George Washington, Thomas Jefferson y compañía— eran parte de ellas y se ocuparon en mantener intactas sus riquezas.

Howard Zinn recorre la historia de Estados Unidos enfocándose en los primeros migrantes, en la mano de obra esclava que construyó los caminos, las vías férreas y los edificios de la futura potencia mundial. Uno de los aportes del libro es indagar en la historia de las mujeres en Estados Unidos cuyo trabajo, sobre todo en el ramo textil, ayudó al país a inundar los mercados extranjeros con sus productos. Sin embargo, a pesar de su contribución, la mujer fue discriminada en todos los sectores sociales. Obreras o esposas adineradas fueron una y otra vez relegadas de las decisiones políticas.

Ante un escenario de explotación sin control, La otra historia de los Estados Unidos, recuerda y resalta las luchas de las minorías étnicas y de las mayorías empobrecidas; no cae en el panfleto o en la denuncia simplona porque sustenta la mayoría de sus afirmaciones con datos duros: encuestas, citas periodísticas y entrevistas. Zinn evita la retórica vacía y, con mirada minuciosa, pasa revista a huelgas, manifestaciones, encarcelamientos y asesinatos. Todos ellos tienen un elemento en común: el momento en que la gente decidió que era suficiente y se rebeló ante un gobierno que no los representaba y que no atendía sus necesidades fundamentales. En la parte correspondiente a las guerras mundiales, la guerra de Corea, de Vietnam y la invasión a Irak se evidencian las razones económicas y de control político que motivaron la incursión de Estados Unidos. La “economía de guerra” se convirtió en un oportuno paliativo para el creciente desempleo en el país aunque, como lo indica Zinn, las clases pobres continuaron sin participar en el “sueño americano”. Ante la impunidad en el poder de presidentes como Richard Nixon, Jimmy Carter y George Bush padre, entre otros, hubo objetores de conciencia que se negaron a participar en guerras que no les correspondían y que sólo servían para asegurar las fortunas de unos cuantos.

En El palacio de los sueños, novela del escritor albanés Ismail Kadaré, se retrata a un régimen autoritario en el que un elaborado sistema burocrático se encarga de controlar los sueños de los ciudadanos. Además, día a día se cambia la historia para favorecer a la clase en el poder y mantener en la ignorancia a la gente. La otra historia de Estados Unidos ilumina las zonas oscuras de un país que ha modelado occidente. También enseña que revindicar la memoria es fundamental para tener una opinión pública crítica, que no sea presa fácil de la propaganda y que motive con su intervención los cambios necesarios para una sociedad más justa.


 

Columnas Anteriores

[display-posts category=»el-increible-devorador-de-libros» posts_per_page=»-1″ include_date=»true» order=»ASC» orderby=»date»]

SIMILAR ARTICLES

NO COMMENTS

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.