Las voces detrás de los micrófonos

Las voces detrás de los micrófonos

Ernesto Aroche | Mely Arellano | Paco Coca

Girar el dial en la radio poblana es enfrentarse con cierta uniformidad de contenidos. Las estaciones juveniles ofrecen música pop de consumo inmediato, en las gruperas la situación no es muy diferente, en los espacios noticiosos el formato es inmutable, la selección informativa también.

¿Que es, entonces, lo que puede hacer la diferencia? Las voces detrás de los micrófonos.

Lado B salió a buscar esas voces y en el camino encontró que más allá de ese acartonamiento del que hablaron algunos de los personajes al ser cuestionados sobre la situación de la industria radiofónica actual, hay ahí un granero de historias y anécdotas que vale la pena recuperar.

Desde situaciones que nos recuerdan que lo mejor es no jugar con lo desconocido, como le pasó Gerardo Herrera cuando condujo la versión poblana de La Mano Peluda, o la ocasión en que a Alfredo Paredes le contaron al aire de un “extraño” ligue en un taxi.

Pasando por la forzada entrevista a un precandidato a la presidencia de la República o la entrevista a Lydia Cacho que jamás llegó a concretarse porque la mujer era entonces la piedra en el camino del hombre que alguna vez se soñó émulo de Benito Juárez.

En esta revisión buscamos abarcar todo el espectro radiofónico: hay conductores de espacios culturales, periodistas, hombres que pasaron de cantantes gruperos a locutores gruperos, conductores de revistas radiofónicas en donde la chispa personal es lo que sostiene el espacio que se transmite por Internet.

Sabemos que podremos ser acusados de sexistas pues en la selección no hay una sola mujer, pero se trata de una decisión deliberada, regresaremos a revisar a las mujeres de la radio en una próxima entrega.

En junio pasado el gobernador del estado, Rafael Moreno Valle, señalaba que Puebla  ya firmó el convenio de radio digital terrestre, que implica la modernización tecnológica de las radiodifusoras al transformar la señal analógica en bits:

“Se tienen que adoptar las tres C: Cobertura, Convergencia y Competitividad, añadiendo conectividad, capacitación y contenido. Al menos en Puebla, dijo, ya se están adoptando los modelos de las telecomunicaciones para fortalecer el desarrollo”.

Lo que todavía está a discusión es si esto traerá renovación también en los contenidos y en los formatos, si habrá propuestas más arriesgadas y un mayor interés en la producción que acompañe a la voz como en su momento hicieron las míticas estaciones Rock 101 o WFM, o de manera reciente Ibero 90.9, pero mientras esa situación se aclara conozca un poco más de los hombres a los que les abre las puertas de su casa para acompañarlo, mañana, tarde o noche, según sea el caso.

Nota: al final de cada una de los textos encontrarás un fragmento de la entrevista, pícale para escucharlo

Cuando Gerardo Herrera también respiró el miedo

El gato pachón.

“Yo tenía un equipo que me ayudaba y se quedaba 10 o 15 minutos después del programa a platicar, a revisar las llamadas. Ocupábamos un edificio en la Avenida Juárez, en el 4o piso. Había un ventanal en la cabina que daba al vacío, a un estacionamiento. Estábamos platicando cuando nos tocaron en el vidrio, pensamos que se oía en otro lado, fuimos a ver y no había nada. Cuando regresamos al cabina, otra vez tocaron el vidrio pero con mayor intensidad, como su hubiera alguien del otro lado. Todo mundo salió corriendo”.

Cuando Gerardo Herrera comenzó a ver y oír cosas que no quería ni ver ni oír supo que era tiempo de dejar La Mano Peluda. La versión poblana del famoso programa en donde se respira el miedo fue una iniciativa totalmente suya, desde la producción hasta la búsqueda del patrocinio. Cuando Radio Fórmula compró Radio Alegría no sabía que la transacción incluía a un joven con mucha iniciativa e ingenio, el éxito de su espacio sorprendió a todos, sobre todo porque logró mantenerlo durante cuatro años y medio.

Dice que llegó a la radio porque nadie le dio a escoger, pero difícilmente su destino podría haber sido otro. Su voz estaba destinada a escucharse en Puebla y todo México, además de otros países como Chile, Argentina y EU, pero a los 13 años, cuando visitó por primera vez una estación de radio, no lo sabía.

Su trayectoria es amplia y abarca todas las áreas del mundo de la radio: la producción, la conducción y los controles. Desde hace seis años inició un programa con la intención de hacer periodismo ciudadano. Hoy, se siente satisfecho de lo que ha logrado en ABC Radio.

Cuando en alguna reunión alguien habla de La Mano Peluda “me quedo callado”, es un tema sobre el que le cuesta trabajo hablar. Después de aproximadamente 1200 programas se dio cuenta de que “existe un mundo espiritual” y la cercanía con él “va abriendo tu mente para ver más, como que te abre el canal y empiezas a ver y a oír cosas que no quieres ver ni oír. Eso a mí ya no me gustó”.

Recuerda anécdotas, las cuenta, sí, como sin muchos detalles y con cierto respeto. “Lo comentas a dos o tres personas y ya, si no te tiran a loco”, dice.

Gerardo está detás de los micrófonos desde 1993 y a su trayectoria se suman algunas campañas publicitarias nacionales y extranjeras, un año y medio como locutor grupero en la 10.10 de AM, cuando era Súper Fiera Stereo.

“Una vez –recuerda- me llamó Rubén García Castillo (la primera voz detrás de La Mano Peluda nacional) y me dijo compadrito, quiero que te quedes en mi lugar”. Finalmente el lugar fue ocupado por Juan Ramón Sáenz, pero la invitación por sí sola fue un reconocimiento que todavía presume.

[audio:http://ladobe.com.mx/wp-content/uploads/2011/08/audio-gerardo-h.mp3|titles=Gerardo Herrera.]

El 30 de noviembre de 1939 inicia transmisiones XEHR “Heraldo Angelopolitano”, luego de la autorización que recibiera el ingeniero Manuel Canales para instalar una radiodifusora comercial en la ciudad de Puebla, en la 45 Poniente 705, colonia Santa María. Inició su transmisión a las 17:00 horas en la frecuencia 1230 de Amplitud Modulada.

Fernando Maldonado, entre la radio y la TV

El gato pachón.

“A quien no volvería a entrevistar es a Felipe Calderón. Lo entrevisté cuando venía como precandidato, hace como seis años por estas fechas. Fíjate, tuvo una reunión a las 10 de la noche en un salón de fiestas perdido por Cuautlancingo con un grupo como de 15 panistas, nadie lo pelaba, además era su cumpleaños y estaba lloviendo. Lo quise entrevistar y el tipo no contestaba, puros monosílabos. Hasta que le dije: por cierto, feliz cumpleaños, entonces cambió. Se soltó, sólo de ese modo, pero en realidad lo que pensé fue: qué tipo tan pedante, cómo pretende ser candidato… y bueno nos lo chutamos como presidente”.

Y no lo ha vuelto a hacer, no hasta el momento. Y aunque todavía hay tiempo se ve difícil que Calderón se ponga de nuevo ante los micrófonos de Fernando Maldonado, conductor del noticiero radiofónico Tribuna de la Tarde, espacio que comparte con una de las voces institucionales de ese espacio: Gabriela Cruz.

La suya es una de las voces que más recientemente se adhirieron a ese espacio noticioso desde el que Enrique Montero Ponce construyó su grupo mediático.

“Soy hombre de radio, me inicié en un programa que hacía en la península de Yucatán, programa que se transmitía en el Sistema Quintanarroense de Información dirigido entonces por Virgilio Caballero”, confiesa el veracruzano que estudió en la Universidad Nacional Autónoma de México pero se hizo periodista recorriendo el sureste mexicano.

“La tele fue un accidente de la profesión porque literalmente un día no tuvieron a quien meter a cuadro”, explica, y ese accidente lo llevó a conducir el segmento noticioso nocturno de TV Azteca Puebla y se convirtió en la voz oficial de “Los Dichos”, es decir la columna de trascendidos periodísticos de esa empresa mediática.

En Parabólica, el espacio radiofónico que tuvo hasta casi el final del sexenio pasado en la 10.10 AM,  lo mismo se entrevistó a la fauna política local, que se habló de la problemática de la comunidad lésbico-gay, de la Santa Muerte y sus grandes santones, de la violencia contra los periodistas, o del grafiti como una expresión de arte urbano.

“Lo disfruté mucho, y sí, lo extraño. Ahora estoy como co-conductor en un noticiario con un esquema un tanto cuanto acartonado porque es un noticiario formal, pero no descarto volver a hacer una revista radiofónica que te permita abrir esos espacios a esas expresiones que están desatendidas en la radio en Puebla”.

[audio:http://ladobe.com.mx/wp-content/uploads/2011/08/maldonado.mp3|titles=maldonado]

El 5 de mayo de 1940 es fundada la XECD por Ricardo Vázquez y José Domínguez.

A finales de octubre de 1941 la XEHR fue adquirida por Roberto Cañedo Martínez, periodista y empresario veracruzano, considerado el pionero de la radiodifusión comercial en Puebla.

El movimiento perpetuo de Óscar López

El gato pachón.

Óscar López, también conocido como el “Gallo” conduce todas las mañanas el programa Movimiento Perpetuo -nombre tomado de un texto de Tito Monterroso- referencia obligada para todo aquel que quiera estar informado sobre la cultura y el arte en Puebla.

La revista cultural, que se transmite en Radio BUAP de lunes a viernes, de 9:30 a 10:30 de la mañana, lleva 12 años al aire.

¿Cómo iniciaste en el radio?

Antes de que concedieran el permiso para transmitir radio universitaria en Puebla –pasaron 40 años de peticiones al gobierno federal- el equipo original que integrábamos Nuria Castells, Enriqueta Silva, Diego Rosas y yo, los cuatro que estábamos en difusión cultural, ya estábamos haciendo radio, eran pequeñas producciones que transmitíamos con Enrique Montero Ponce y en otros medios. Cuando concedieron el permiso entré directo a la radio universitaria.

Movimiento Perpetuo

Ahí surge mi programa Movimiento Perpetuo, hago la propuesta de hacer una suerte de noticiario cultural, no es noticiario porque no tengo reporteros, por eso lo llamo revista.

La comunicación con los radioescuchas.

Hay un público adulto, muy adulto, que es el que me llama por teléfono y hay un público más joven que me escribe por Twitter y Facebook.

Cuando doy mal un dato, de inmediato me tuitean o ‘facebookean’, son un público activo, pero es un trato amigable, jamás he tenido altercados con alguien del auditorio.

La radio en Puebla

Entiendo que por su naturaleza la radio comercial tiene que vender y nosotros no. Oigo para ver cómo va la radio pero no me gusta mucho, yo prefiero escuchar propuestas nuevas y esto sólo lo hacen un par de estaciones en Tlaxcala de carácter cultural, Sicom por momentos y nosotros. La radio comercial es repetitiva en cuanto a música, oigo más noticiarios, eso sí.

Mejores y peores entrevistas

La única vez que tuve un problema con un entrevistado, ya no recuerdo su nombre, y si lo recordara no lo diría, venía a promover una conferencia sobre el embarazo no deseado y terminó públicamente con una posición de derecha y oponiéndose al aborto. Yo creo en un periodismo que toma partido y si bien no expreso públicamente mis opiniones al escoger un entrevistado estoy tomando partido. En ese sentido es el único al que le discutí públicamente que yo me oponía a su posición.

En realidad tengo muchísimas entrevistas sumamente gozosas, hacer hablar a Soriano que habla muy poquito, a José Luis Cuevas que habla de más, Horacio Franco es una persona muy agradable. Tengo una muy buena entrevista con Carlos Mosiváis, con doña Elena Poniatowska, con Helen Escobedo, que en paz descanse.

Lydia Cacho

Con Lydia Cacho no me dieron chance de hacer la entrevista. El problema fue de aquí, ella estaba puesta pero aquí hay clave, yo no hablo directamente, pido la entrevista y les doy el número, por eso no la pude hacer.

[audio:http://ladobe.com.mx/wp-content/uploads/2011/08/entrevista-LadoB11.mp3|titles=entrevista LadoB1]

En 1942 cambia a la frecuencia 1090 AM, y se muda a las instalaciones de Reforma 125 tercer piso. A partir de ese momento las llamadas telefónicas de los radioescuchas son transmitidas por primera vez al aire.

Se generan nuevos programas como “Esquina Radiofónica” el 31 de octubre de 1942, que contaba con los inicios de Enrique Montero Ponce.

Al aire con Manolo Frausto

El gato pachón.

No se sabe si Manolo Frausto encontró a la radio o la radio lo encontró a él, pero es un hecho que fue amor a primera vista.

“Tiene ese encanto de que puedes elaborar las historias y llevarlas a la imaginación de las personas”, dice este enamorado del micrófono desde 1996, cuando inició en Vox 98.7 de FM como reportero de deportes.

En aquellos días seguramente no se imaginaba cotorreando seminaristas al aire, hablando del América con el arzobispo o sacándole la tarjeta roja a personajes políticos como Enrique Doger. Mucho menos compartir con sus radioescuchas las historias de un hombre que aseguraba tener contacto directo con el diablo, y ser testigo de la rabia de Jaime Maussan ante una descreída mujer de la audiencia que lo acusaba de mentiroso, mientras Manolo le juraba al especialista en OVNI’s: “Yo sí te creo, Jaime, sí existen”.

Su carrera en los medios se inauguró en Diario Cambio bajo la dirección de Fernando Alberto Crisanto, a quien considera su teacher, y compartiendo oficina con Alejandro Mondragón, Valentín Varillas y Mario Alberto Mejía.

En la radio el “rebote” es inmediato, dice. Esa inmediatez lo enganchó de inmediato. Se entiende la afinida: no hay más que ver a Manolo conduciendo Estamos al Aire para darse cuenta de que no sólo es hábil dominando tres pistas, sino que además se siente cómodo en ellas.

Fue hace nueve años en Ultra (92.5 FM) cuando empezó con programas tipo revista, los mismos años que lleva cosechando amistades forjadas a través de las ondas hertzianas: cuando un radioescucha lo invitó a comer mixiotes en la primera comunión de su hermanita, no dudó en acudir. Desde entonces son amigos.

Manolo es un tanto provocador, sacar a la gente de su ambiente y meterla en otra dinámica es su especialidad. Sólo así se explica que después de tener como invitado a Héctor Hugo Eugui, la gente sintiera al ex técnico del Puebla como su abuelito.

En la lista de personalidades a las que quisiera poner ante los micrófonos está tanto Andrés Bustamente como Carmen Aristégui y López Obrador. ¿De qué hablaría con ellos? Quién sabe. Eso es lo mejor de Manolo cuando está al aire.

[audio:http://ladobe.com.mx/wp-content/uploads/2011/08/AUDIO-MANOLO-FINAL.mp3|titles=Manolo Frausto]

En 1971 la XEHR se une a XHJE-FM “La Chica Musical”, afiliada a Grupo Radio Mil, acción que la convirtió en la primera estación poblana en Frecuencia Modulada, lo que dio pauta a la creación del Grupo HR.

La “complicidad nocturna” de Alfredo Paredes

El gato pachón.

Son más de las 10 de la noche, el teléfono en la cabina de Exa FM vuelve a sonar. Una. Dos. Tres veces.

-Exa, buenas noches –responde Alfredo Paredes, una voz de 29 años de edad, 1.70 de estatura y poco menos de 62 kilos de peso, ligera pues.

Alguien a quien llamaremos Eric cuenta con el micrófono abierto una historia de ligue “poco usual” –por llamarlo de alguna manera– que arranca en los asientos de un taxi. Tras los saludos de rigor y luego de dar la dirección, el chofer comenzó a soltar comentarios de esos que siempre se hacen: “que qué calor hace en los últimos días, pero que ya vienen las lluvias y si no se sueltan bien, nomás alborotan pero no refrescan”. Y de la banalidad pasó a la picaresca, y finalmente a lo abiertamente sexoso. No está claro si es deliberado, pero la forma en que narra Eric la historia hace pensar en todo momento que se trata de un ligue gay, aunque al final, se sabrá, poco tiene de homosexual. Tras aceptar la invitación del taxista para acompañarlo a su casa Eric terminará en un trío, sexual por supuesto, con la esposa y el chofer.

La historia es una de las que se llegan a escuchar en “Complicidad Nocturna”, programa que desde julio de 2008 Alfredo conduce en el 98.7 de FM y en el que combina complacencias musicales con charlas temáticas con los escuchas, charlas que, ya se vio, se sabe cómo inician pero no dónde terminarán.

“Llegué a los micrófonos un poco por accidente, vine a Exa a buscar a un profesor para pedirle que me diera oportunidad de grabar unos spots, cosas de marketing y así. Como a las dos semanas me llamó para unas pruebas y como al mes y medio me dio la bienvenida a Exa. Le dije, no, no quiero, quiero lo que te había comentado de los spots. Él me pidió que probara, y ya tengo acá tres años. Sí me gustaba la radio, pero me veía más como productor y esas cosas, del otro lado del micrófono”.

Sin embargo se quedó frente a él y ya lleva más de tres años llenando de lunes a viernes las noches poblanas con una mezcla de pop y charla.

[audio:http://ladobe.com.mx/wp-content/uploads/2011/08/AlfredoParedes.mp3|titles=AlfredoParedes]

En 1980 se le unen las estaciones XHRC-FM “Estéreo Amistad” y XHVP-FM “Estéreo Sol” en Atlixco.

En 1986 la HR adquiere dos estaciones más: XHR-FM “Radio Moderna” y XHVC-FM “Estéreo Rock”, las cuales se convertirían en “La Romántica” y “La Tropical Caliente”, respectivamente.

“Gabo” Aceves, de cantante a locutor

El gato pachón.

Gabriel “Gabo” Aceves, de cantante del grupo “Los Abelardos” a locutor de la Tropical Caliente, una de las voces más reconocidas de la escena grupera radiofónica en Puebla.

¿Cómo te iniciaste en la radio?

Empecé a los seis años de edad. Más o menos a los cuatro años grabé mi primer comercial, ora sí que ve sumando. En la secundaria, prepa, empiezo a colaborar con estaciones de Puebla y Distrito Federal.

¿Qué diferencia hay entre estar en un escenario y estar detrás de un micrófono en una cabina?

Son diferentes cosas, la única coincidencia es que tienes el contacto con la gente. Estar en una cabina es el contacto más continuo, en un escenario la gente te puede ver. En el momento en que cantas tienes un show preparado y te ven pero no se pueden acercar.

En la cabina tú estás con ellos y los apapachas y te apapachan.

¿Cómo es tu relación con los radioescuchas, ha cambiado con las redes sociales?

Claro, podríamos decir que la radio es fría porque tenemos el contacto con la gente vía telefónica, con las redes sociales se vuelve más cálido, la gente sabe más de ti (…) se vuelven parte de ti, es más personalizado.

Una anécdota…

Antes de la Tropical yo estaba en otra estación y mucha gente me siguió, de repente te dicen muchos piropos al aire, algunos de ellos muy fuertes, eso en radio. En la calle la gente te chulea, estás comiendo con la familia y se acercan por el autógrafo o la foto.

En vivo hemos tenido muchas anécdotas muy bonitas, hay un chavo que se llama Andrés, el tiene microcefalia y una vez presentándome en el zócalo de Puebla y su madre llegó cargándolo, es un niño de once años y llegó gritando “Gabo, Gabo”, y sorpresa, me saluda y que lo regaño, “tremendo mulón que te venga cargando tu mamá, no puede ser, la próxima vez quiero que llegues caminando”. Su mamá lo acusó conmigo de que no quería ir a las terapias, ahí influimos un poquito en el sentido de decirle “tienes que ir a las terapias”. Para no hacerte el cuento largo, como a los cuatro meses lo vuelvo a ver, iba yo caminando por el centro con la familia y me grita “Gabo, Gabo” y no llegó caminando, llegó corriendo.

¿Qué opinas de la radio en Puebla?

Hay mucha competencia y eso provoca que haya mucho compromiso de tu parte con el público para que no nada más abras el micrófono para mandar saludos, sino para que realmente propongas algo.

Creo que la radio en Puebla debe tener contenido, aquí en la Tropical nosotros somos nuestra propia competencia, los demás están haciendo su chamba y la están haciendo bien.

Podemos hablar de que la radio en Puebla está a la par de un Distrito Federal, de un Monterrey y por qué no, de un Estados Unidos donde muchos paisanos que están en la Unión Americana nos escuchan por internet.

[audio:http://ladobe.com.mx/wp-content/uploads/2011/08/entrevista-Gabo-Aceves.mp3|titles=entrevista Gabo Aceves]

Para 1987 la HR pasó a formar parte del Proyecto Nacional de la Asociación de Concesionarios Independientes de la Radio (ACIR).

NO COMMENTS

Leave a Reply