La que no podía…ganar

La que no podía…ganar

Emmanuel Tovalina

Este artículo como su nombre lo dice está dedicado a todos aquellos amantes de las telenovelas que nunca pensaron que serían parte de una historia tan verdadera como nuestro futbol mexicano y porque no…hasta internacional.

Resulta extraño que después de una “tormenta” de futbol como la que vivimos los días pasados haya algo tal vez no tan bueno, y es que ya no sabemos qué es mejor, si la calidad o la cantidad, es difícil creer que con tantos y tantos minutos de juego que nos dejaron con la boca abierta, pero no de asombro sino de sueño, exista algo tal vez rescatable de una muy pero muyyyyyyyyy aburrida jornada doble como esas que sólo aquí en México se dan.

Uno pudiera pensar como espectador, aficionado, seguidor o llámese como usted lo desee, que con tantos y tantos “hombres honorables” que dirigen nuestro futbol todavía no nos alcance para tener un calendario digno de un torneo que se dice “profesional”, cuando a todas luces dista mucho de serlo, al menos en cuanto a organización se refiere.

Pareciera que para muchos equipos la oportunidad de embolsarse 6 puntos a su bolsa  no fue más que una mala semana que esperan pase pronto o al menos que mediante un “comercialito” barato de televisión haga que sus seguidores lo olviden.

Increíble que equipos como Toluca, América (sin jugar afortunadamente ), Puebla ( sin camote y pintados de naranja ) y unos cuantos poderosos más, no puedan acercarse a algo que en teoría es sumamente fácil: GANAR.

De telenovela y con todo y actores nuestros dirigentes, jugadores y porque no…hasta comentaristas que con tintes noveleros disfrazan una verdad que quiere salir pero que como siempre…ahí se queda, no necesitamos ver  a nuestros equipos dos o tres veces por semana, no necesitamos que a nuestras selecciones se les exprima de competencias o “partiditos “ que sólo le dejan algo positivo a los que cobran las entradas.

No necesitamos que la TV en nuestro país se paralice por tantos y tantos partidos de futbol, no necesitamos que Aguilas y Chivas jueguen al David contra Goliat al enfrentarse al Barcelona, lo único que necesitamos es que dentro y fuera de la cancha aprendamos a lograr algo que no se compra con nada, que no se cuelga con medallas o trofeos y que sobre todo no quede en el olvido…TRIUNFAR.

La que no podía…ganar, es dedicado a todos aquellas instituciones que a pesar de todos sus mediocres esfuerzos de seis meses (y párele de contar) no consiguen absolutamente nada, aquellas instituciones que de la mano de la “Tv grande y chiquita” sólo dejan la grandeza de antaño para canjearla por la mediocridad de ahora; lo único que necesitamos son aquellas verdaderas instituciones que crean no sólo en los billetes, no sólo en los jóvenes y no sólo en triunfos, necesitamos simplemente aquellas instituciones que crean en lo más importante y que desgraciadamente queda en el olvido…MÉXICO.

3 COMMENTS

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.