¿Contra natura?

¿Contra natura?

Eva Wilkes*

Estos gays «antinaturales», «depravados», «algo habrán hecho mal sus papás», «ha de haber un tratamiento…”. Si alguna vez has pensado esto me gustaría que conocieras cómo funciona la naturaleza antes de hacer un juicio sobre la homosexualidad.

Las especies se fueron desarrollando, de forma que siempre un cierto porcentaje de su población es homosexual o bisexual. Se estima que un cuarto de las parejas de cisnes negros es homosexual y que roban huevos o forman tríos temporales con hembras para conseguir huevos, expulsando a la hembra después de que los ponen. Un mayor número de cisnes crecidos en estas circunstancias sobreviven hasta adultos, a diferencia de los nacidos en parejas heterosexuales, debido a que dos machos tienen mayor posibilidad de defender un área mayor de terreno.

En otro caso, tanto del elefante africano como del asiático son conocidos sus lazos afectivos y cópulas homosexuales. Estos encuentros se asocian a menudo con actos afectivos, como besos, entrelazar las trompas y colocación de la trompa en la boca del otro. Las relaciones homosexuales son comunes y frecuentes en ambos sexos, así, los elefantes asiáticos en cautiverio realizan el 45% de sus relaciones sexuales con individuos de su mismo sexo.

La homosexualidad ha sido observada en mil 500 especies desde primates hasta parásitos intestinales, y está bien documentado para unas 500 especies. En muchos casos es de gran utilidad para la sobrevivencia de la especie, un sistema muy sabio.

Es más, no existen especies para las que no se haya encontrado comportamientos homosexuales, con excepción de las especies que nunca tienen sexo, como los erizos marinos y los áfidos según las News-medical.net

«Against Nature»

En el Museo de Historia Natural de la Universidad de Oslo, en Noruega hay una exhibición, la primera en dedicarse exclusivamente a la homosexualidad en animales. La exhibición incluye imágenes, animales y modelos de animales de los que se ha descrito comportamiento homosexual, y a los visitantes les hace precisamente la pregunta “Against Nature?“ (¿Contra natura?) después de demostrar ampliamente que es en la naturaleza donde podemos encontrar manifestaciones homosexuales y bisexuales de manera profusa.

La investigación más grande sobre la sexualidad en Estados Unidos (1994) reveló que una tasa estable de 7% de la población entre los 15 y 60 años es homosexual. Hombres y mujeres. Esta cifra estable también debilita que sea una desviación psicológica provocada por mamás castrantes o que se deba a violaciones en la niñez. Lo cual ni tiene una lógica clara en los hombres, porque ellos buscan otra vez el sexo del agresor pero las mujeres lo huyen, lo cual derrumba este mito.

La próxima vez cuando escuchen a alguien decir que el comportamiento homosexual es “antinatural” ahora ya saben que decir.

* Educadora sexual y directora de El Secreto del Amor.

Columnas Anteriores

[display-posts category=»el-jardin-de-eva» posts_per_page=»-1″ include_date=»true» order=»ASC» orderby=»date»]

NO COMMENTS

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.